Público
Público

Chalecos amarillos Macron, en silencio tras unas protestas que han dejado más de mil detenidos en Francia

El portavoz del Gobierno anunció que el presidente comparecerá esta semana  y traerá "importantes anuncios".

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

Caricatura de Macron como mayordomo del dinero.- REUTERS

El clima de protestas en Francia ha dejado este fin de semana más de mil personas detenidas y cerca de un centenar de heridos. Con ellos los chalecos amarillos han conseguido que, tras varias semanas en las calles, Francia se sitúe en el centro de los focos mediáticos internacionales. 

Sin embargo, la presión social no consigue sacar al presidente Macron del mutismo en el que se halla, pues en los últimos días los franceses sólo consiguen acercarse a sus pensamientos a través de las voces de algunos de los miembros de su equipo más cercanos. Ni si quiera la elevada cifra de detenciones de este sábado en París ha llevado a comparecer al presidente francés, que ve desde el palacio del elíseo como su popular desciende cada día más.

Fue el jefe del Ejecutivo galo quién anunció a la ciudadanía que el aumento de la tasa de carburantes quedaría anulado de manera temporal. Tampoco compareció ante la prensa en la noche del sábado, después de que comprobara que sus cesiones en el impuesto a los combustibles no sirvió para derribar el inconformismo del pueblo francés. 

El silencio parece haberse apoderado de Macron, que ve como dirigentes internacionales como Trump o Erdogan se burlan del deterioro de la popularidad de el presidente francés. Una especie de afasia que le ha llevado a optar por la vía represiva. Tanto es así, que la Policía efectúo detenciones preventivas en la mañana del sábado, justificando su acción en la necesidad de frenar a algunos grupúsculos propensos a la violencia. De nada sirvió, pues París se convirtió en un escenario de reyerta urbana dónde manifestantes y antidisturbios intercambiaban adoquines y gases lacrimógenos.

Un adoquín levantado en los Campos Elíseos de París.- EFE/Ian Langsdon

"Habrá importantes anuncios"

Pero la etapa de silencio parece que llegará a su fin esta semana. El presidente francés, Emmanuel Macron, volverá a mostrarse ante los medios en la próxima semana, tras más de una semana sin pronunciarse ante los medios de comunicación. Y es que, aunque se desconoce que medidas anunciará, todos los medios esperan que el presidente haga declaraciones sobre los disturbios de este fin de semana en Francia. 

"Habrá importantes anuncios", informó el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux, en la cadena de televisión LCI. Esa es la única certeza, pues Griveaux no dio detalle alguno de las medidas que podría explicar ni cuando las anunciará.

Los socios de Macron dijeron el viernes que el presidente se dirigirá a la nación a principios de la próxima semana. Macron ya descartó subir los impuestos al carburante como había previsto, pero esto no puso fin a las protestas de los "chalecos amarillos", que exigen impuestos más bajos, salarios mínimos más altos y mejores pensiones.

Macron convoca mañana a sindicatos y patronal

Sin embargo, el silencio no es sinónimo de inmovilismo. Tanto es así, que este lunes ha convocado un reunión con sindicatos y patronal para presentarles las medidas con las que espera solventar la crisis de los chalecos amarillos, la más grave que ha vivido desde que llegó al poder. 

Según la emisora France Info, a la cita, fijada para las 10.00 hora local (09.00 GMT), también está previsto que acudan los presidentes de la Asamblea Nacional y del Senado, así como responsables de asociaciones de municipios y regiones. Todo apunta que la comparecencia de Macron —anunciada por el portavoz del Gobierno—podría darse después de esta reunión. Sería entonces cuando el presidente anunciaría los mencionados "anuncios importantes".