Público
Público

Brexit Merkel da un mes a Boris Johnson para buscar opciones a la salida del Reino Unido

Las diferencias giran ante todo en torno a la salvaguarda para Irlanda, que obligaría a Londres a seguir formando parte de la unión aduanera mientras no se definiesen las futuras relaciones con la Unión Europea tras el brexit. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 2

La canciller alemana, Angela Merkel, recibe al primer ministro británico, Boris Johnson, en Berlín. EFE/EPA/Filip Singer

La canciller alemana, Angela Merkel, retó el miércoles a Reino Unido para que encuentre alternativas a la salvaguarda fronteriza irlandesa en un plazo de 30 días, en una jornada en la que el presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió que no habrá una renegociación del acuerdo del Brexit.

Más de tres años después de que Reino Unido decidió en un referéndum salir de la Unión Europea, todavía no está claro en qué términos, o incluso si se concretará que la segunda economía más grande del bloque abandone el club al que se unió en 1973.

El primer ministro británico, Boris Johnson, un partidario del Brexit que llegó al poder hace un mesa, apuesta por que la agitación generada por la amenaza de un Brexit “sin acuerdo” convencerá a Merkel y Macron de que la UE debe sellar un pacto de última hora para satisfacer sus demandas.

Las diferencias giran ante todo en torno a la salvaguarda para Irlanda, que obligaría al Reino Unido a seguir formando parte de la unión aduanera mientras no se definiesen las futuras relaciones con la Unión Europea tras el brexit. "La salvaguarda es la expresión de un problema no resuelto. En el momento en que se resuelva el problema ésta no será necesaria", dijo Merkel en una comparecencia conjunta ante la prensa durante la visita de Johnson a Berlín.

El primer ministro británico, Boris Johnson, y la canciller alemana, Angela Merkel, en la rueda de prensa conjunta tras su reunión en Berlín. EFE/EPA/CLEMENS BILAN

"Se trata de definir la futuras relaciones entre la UE y el Reino Unido y entre Irlanda e Irlanda del Norte. Es algo que podemos tardar dos años en resolver. Pero también podríamos encontrar una en los próximos 30 días, ¿por qué no?", agregó.

Merkel recordó también que las negociaciones con el Reino Unido corren por cuenta de la Comisión Europea y subrayó que el tema clave, el de las relaciones entre Irlanda e Irlanda del Norte, es algo para lo que la parte británica tiene que presentar propuestas. "No creo que sea una tarea central de la canciller alemana hacer propuestas para las relaciones entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Sobre ese tema tenemos que oír las propuestas británicas", dijo la canciller. Merkel reiteró que celebraría un brexit con acuerdo, pero a la vez subrayó que Alemania y la UE tienen que estar preparadas para la eventualidad de una salida abrupta.

El primer ministro británico, Boris Johnson, y la canciller alemana, Angela Merkel, a su llegada a la rueda de prensa conjunta tras su reunión en Berlín. EFE/EPA/CLEMENS BILAN

Johnson, por su parte, subrayó que el Reino Unido quiere una salida negociada, pero agregó que el acuerdo no puede mantenerse tal como está y subrayó que la salvaguarda no es aceptable. "La salvaguarda tiene que desaparecer, si eso es posible, entonces tendremos avances", dijo el primer ministro británico.

Pese a las posiciones encontradas, Johnson se mostró optimista en que al final se llegue a una solución y recordó que muchas veces las negociaciones en Europa parecen sin salida y al final se encuentra un compromiso. "He seguido muchas negociaciones europeas en mi vida. Muchas veces todo apunta a una situación sin salida y al final, en el último tramo, aparece una solución. Es como en las carreras de caballos", aseguró.

Johnson confirmó que Merkel le había dado 30 días para encontrar alternativas y dijo que había un amplio margen para alcanzar un acuerdo. Ambos líderes tuvieron una cena constructiva en la que tomaron atún, ciervo y tarta de chocolate, según una fuente británica.

Johnson se reunirá con Macron en París el jueves.

Pero solo una hora después de las declaraciones de Merkel, Macron dijo que las demandas de Johnson para renegociar el acuerdo de divorcio, incluida la eliminación del mecanismo de protección para la frontera irlandesa, no eran viables tal como estaban presentadas actualmente.

Cuando se le preguntó acerca de la distancia que existe entre las posiciones de Londres y los otros 27 miembros de la UE, Johnson dijo: “Si abordamos esto con suficiente paciencia y optimismo, podemos lograrlo. En general, es al final cuando los caballos cambian de posición y aparece el acuerdo ganador”.