Público
Público

Merkel invita a Tsipras a Berlín en un intento de rebajar la tensión

La reunión se producirá el próximo lunes, cuatro días después de la cumbre de la UE en Bruselas. Allí, el primer ministro heleno espera alcanzar acuerdos para desbloquear un tramo del rescate.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6

Angela Merkel hoy antes de recibir al presidente ucraniano Poroshenko. REUTERS

La canciller alemana, Angela Merkel, recibirá al primer ministro griego Alexis Tsipras el próximo lunes en Berlín, en momentos difíciles para las relaciones entre los dos países debido a la crisis de la deuda y la reclamación griega sobre reparaciones por la II Guerra Mundial.

"La canciller Angela Merkel ha invitado al primer ministro griego Alexis Tsipras a Berlín para el próximo lunes, él ha aceptado la invitación", dijo el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, a través de su cuenta de Twitter. La invitación, según un comunicado, se produjo hoy durante una conversación telefónica entre los dos mandatarios.

La reunión se producirá apenas cuatro días después de la cumbre de la UE en Bruselas esta semana, en un momento en el que Grecia tiene dificultades para persuadir a sus acreedores de la UE y el FMI para renegociar los términos de un rescate multimillonario y asegurarse la necesaria ayuda financiera para Atenas. El primer ministro heleno espera alcanzar un acuerdo político en Bruselas para desbloquear un tramo del rescate a Grecia.

Merkel y Tsipras sólo se han visto hasta ahora en una ocasión, durante la cumbre europea del 12 de febrero y, antes de su primer encuentro bilateral, volverán a verse en Bruselas el próximo jueves.

Tsipras insiste en que Alemania pague reparaciones por los daños causados durante la II Guerra Mundial y devuelva un crédito al que el Banco de Grecia fue obligado por los ocupantes nazis

Además de las diferencias que existen sobre el manejo de la crisis de la deuda, Tsipras insiste en que Alemania pague a Grecia reparaciones por los daños causados durante la II Guerra Mundial y devuelva un crédito al que el Banco de Grecia fue obligado por los ocupantes nazis. El Gobierno alemán considera los dos temas saldados a más tardar con el tratado 2+4, que hizo posible la reunificación de Alemania, pese a que Grecia no fue firmante.

Por otra parte, Alemania ha sido bastante crítica con las propuestas griegas para enfrentar el tema de la deuda que considera insuficientes.

Al margen de las diferencias de fondo, las relaciones se han visto enturbiadas por cuestiones de forma como un vídeo recientemente rescatado que muestra al ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, haciendo un gesto obsceno con el dedo corazón de la mano en el momento de referirse a Alemania. El vídeo en cuestión es anterior a la llegada del actual Gobierno griego al poder y Varufakis ha dicho además que se trata de una falsificación.

En todo caso, los roces que se han producido durante las negociaciones en el Eurogrupo han enturbiado el ambiente. Según una encuesta del instituto demoscópico YouGov, un 59% de los alemanes preferirían que Grecia dejara la eurozona.