Público
Público

Migración ​Trump define a la caravana de migrantes como una emergencia nacional y alerta al Ejército de EEUU 

"Desafortunadamente, parece que la Policía y el Ejército de México son incapaces de detener la caravana que se dirige a la frontera sur de Estados Unidos", escribió Trump en Twitter, y anunció que empezará a reducir la ayuda a Honduras, Guatemala y El Salvador.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Migrantes centroamericanos caminan por una carretera cerca de la frontera con Guatemala mientras continúan su viaje tratando de llegar a los Estados Unidos. / REUTERS - UESLEI MARCELINO

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este lunes que ha alertado al ejército de su país y a las autoridades federales fronterizas de que la caravana de migrantes procedente de Honduras es una emergencia nacional, sin dar más detalles.

La caravana de migrantes hondureños que se dirige a la frontera con Estados Unidos llegó el pasado domingo a la ciudad mexicana de Tapachula mientras las autoridades de migración les instan a regularizar su estatus legal. Trump, por su parte, anunció que empezará a reducir la ayuda a Honduras, Guatemala y El Salvador.

Ante el avance de la caravana, el presidente estadounidense ha mostrado su rechazo y ha usado, como es habitual, Twitter para informar. "Desafortunadamente, parece que la Policía y el Ejército de México son incapaces de detener la caravana que se dirige a la frontera sur de Estados Unidos", escribió Trump en la red social. "He alertado a la Patrulla Fronteriza y al Ejército de que esto es una Emergencia Nacional", agregó.

El objetivo de la caravana es alcanzar la frontera de México con Estados Unidos, lo que supone un recorrido de 2.000 kilómetros hacia la zona noreste o de casi 4.000 kilómetros si se opta por la ruta del noroeste que lleva a Tijuana.

El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores confirmó que el total de migrantes llegados a su frontera sur del país ha sido de alrededor de 4.500. La policía mexicana junto al equipo antidisturbios vigiló la llegada de la caravana, pero no impidió el viaje de los migrantes.