Público
Público

Millones de chinos atrapados por la nieve

Un temporal amenaza con provocar una crisis energética y colapsar los millones de desplazamientos debidos a las vacaciones del Año Nuevo Lunar

ANDREA RODES, corresponsal

El temporal de frío y nieve que azota el sur de China amenaza con provocar una crisis energética y colapsar los desplazamientos de millones de personas, que inician esta semana las vacaciones del Año Nuevo Lunar. El Gobierno espera para estas fechas más de 2.000 millones de desplazamientos, dando lugar al mayor movimiento migratorio temporal del mundo.

El incremento de la demanda de energía causada por las extremas condiciones meteorológicas ha provocado una escasez alarmante de carbón -principal recurso energético del país- en las plantas eléctricas de las zonas afectadas. El Gobierno ordenó el lunes la disposición de trenes adicionales para asegurar el suministro.

El viernes pasado, los puertos principales del país recibieron la orden de detener las exportaciones de carbón. China es el primer consumidor mundial de este recurso y sigue siendo exportador neto, aunque las exportaciones bajaron de 21.1 millones de toneladas en 2006 a 2 millones en 2007. Japón y Corea del Sur son los principales importadores de carbón chino.

Los apagones y el colapso de los transportes han dejado a millones de personas sin calefacción y sin aprovisionamiento de alimentos frescos. También han afectado a los miles de viajeros que esta semana regresaban a su pueblo natal y empezaban las vacaciones. El primer ministro Wen Jiabao mostró ayer su preocupación por la drástica disminución de las reservas de carbón y las dificultades para el suministro de alimentos. Ambas cosas, unidas a la pérdida de cultivos por el temporal, podrían disparar la inflación y crear malestar social durante las vacaciones.

Más noticias de Internacional