Público
Público

Colombia Noveno día de protestas en Colombia entre llamamientos al diálogo

En la ciudad de Cali, una de las más afectadas por la violencia y la represión, asistentes a las protestas y vecinos han denunciado que policías han atacado a tiros a los manifestantes desde un camión. 

Manifestantes durante las protestas contra el Gobierno en Colombia del pasado 5 de mayo.
Manifestantes durante las protestas contra el Gobierno en Colombia. JUAN BARRETO / AFP

La ola de protestas contra el Gobierno en Colombia vive su novena jornada consecutiva, en la que se han vuelto a repetir los enfrentamientos y la violencia policial en distintos puntos del país.

En la ciudad de Cali, ubicada en el departamento de Valle del Cauca y una de las más afectadas por la violencia y la represión, asistentes a las protestas y vecinos han denunciado que policías han atacado a tiros a los manifestantes desde un camión.

A través de videos que circulan en redes sociales, ciudadanos han denunciado que fueron atacados con arma de fuego por policías vestidos de civil que se movilizaban en un camión, en el oeste de Cali, informa El Espectador, que añade que la Policía ha confirmado que quienes se movilizaban en el vehículo sí pertenecían al cuerpo.

"Con testigos presenciales y verificación digital de videos hemos corroborado el uso de tanquetas con lanzadores de proyectiles múltiples dirigidos a manifestantes", ha denunciado a través de Twitter José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

En Bogotá se han presentado bloqueos, plantones y distintas concentraciones a lo largo de la jornada, en la que también se han reportado disturbios entre asistentes y miembros de Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y Policía. La ciudad también ha acogido actos con velas, carteles y cánticos como forma de protesta y en memoria de los fallecidos desde que hace una semana se iniciasen las marchas, 24 según la Defensoría y más de 30 según organizaciones sociales.

Entre las concentraciones de este jueves, se ha recordado especialmente al joven Lucas Villa, quien habría recibido disparos en una protesta pacífica en Pereira y era considerado un líder de las marchas. "La Policía ya está tomando toda la información que le corresponde de modo que los autores del hecho puedan ser judicializados", ha señalado al respecto el ministro de Defensa, Diego Molano al respecto.

Más de 370 personas han desaparecido en Colombia desde hace una semana, según se ha alertado en la mesa de trabajo sobre desaparición forzada, que integran 26 organizaciones de Derechos Humanos y víctimas, quienes han radicado en la Defensoría del Pueblo un informe con los datos.

Apelación al diálogo

El Gobierno de Colombia ha reiterado su intención de reunirse con el Comité del Paro Nacional para dialogar sobre sus reivindicaciones y frenar la ola de protestas. El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, ha asegurado que el Gobierno quiere adelantar su encuentro con los convocantes del paro, inicialmente planteado para el 10 de mayo, para hablar de los temas "que ellos han venido planteando" y "construir una agenda de diálogo".

El Alto Comisionado para la Paz de Colombia, Miguel Ceballos, también presente en la reunión, ha confirmado la postura de Duque de reunirse con los representantes del comité, a los que ya ha invitado en Casa de Nariño "para avanzar en los temas fundamentales".

Por su parte, el Comité Nacional de Paro ha concluido, tras un reunión, acceder al diálogo, si bien han insistido en la negociación del Pliego de Emergencia y han indicado que el paro se mantendrá al menos hasta que se celebre el encuentro, que podría tener lugar este mismo viernes, informa Radio Caracol.

La ONU se pronuncia

Después de una larga semana de enfrentamientos por toda Colombia, la Misión de la ONU en el país ha redactando un comunicado oficial en el que condena el uso de la violencia y pide que "se garantice el derecho a la libertad de reunión pacífica y a la protesta".

Del mismo modo se ha pronunciado el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior, Peter Stano, que expresó la necesidad de que se respete el derecho legítimo de la población a manifestarse libremente.

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, también expresó el pasado 4 de mayo su preocupación por la situación en Colombia y apeló "a la calma, al cese de la violencia y al diálogo" para resolver los problemas que afloran en la sociedad.

Más noticias de Internacional