Público
Público

Líbano Nuevo incendio en el puerto de Beirut un mes después de la gran explosión

El fuego se ha originado en el mismo lugar donde se produjo la explosión que asoló la ciudad y dejó casi 200 muertos.

Los bomberos tratan de apagar las llamas del nuevo incendio en el puerto de Beirut. - EFE
Los bomberos tratan de apagar las llamas del nuevo incendio en el puerto de Beirut. - EFE

EFE

Un nuevo incendio se ha desatado este jueves en el puerto de Beirut por motivos desconocidos un mes después de que otro fuego provocara una gigantesca explosión en el mismo lugar que asoló gran parte de la capital y dejó más de 190 muertos.

"Se produjo un incendio en un almacén de aceites y neumáticos de coches en el mercado libre de impuestos del puerto de Beirut", afirmó el Ejército libanés en su cuenta de Twitter. Una gran humareda negra que se eleva sobre el puerto es visible desde toda la ciudad y los bomberos y equipos de la Defensa Civil libanesa están en el lugar extinguiendo el fuego.

Una fuente militar, que pidió no ser identificada, aseguró que se trata de "dos fuegos, separados uno del otro" y, según los primeros indicios, "no son por causas naturales", apuntó sin dar más detalles. Asimismo, indicó que un fuego se ha desatado en el interior de un almacén con neumáticos, mientras que el otro se ha originado en uno que contenía ropa.

El secretario general de la Cruz Roja libanesa, George Kettaneh, ha informado de que sus equipos han tenido que atender a una persona en el lugar, pero que el herido no está grave. El fiscal general del país, Ghassan Oueidat, ha ordenado una investigación "inmediata" para esclarecer las causas del "repentino incendio".

Se trata del segundo incendio que se registra en el puerto en dos días, después de que el 8 de septiembre los bomberos apagaran un fuego originado entre los escombros mezclados con restos de basura, madera y neumáticos, según un comunicado del Ejército.

Los escombros se encuentran en el puerto desde la explosión del 4 de agosto, cuando un incendio en un almacén provocó la deflagración de un cargamento de nitrato de amonio, lo que generó una ola expansiva que dejó 191 muertos, más de 6.500 heridos y unas 300.000 personas sin hogar.

Más noticias de Internacional