Público
Público

La ONU confirma que el régimen de Asad bombardeó Tremseh

Los observadores en Siria fueron testigos de los bombardeos del régimen  en la localidad de Hama, donde murieron 200 personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Naciones Unidas ha confirmado que la localidad de Tremseh (en la provincia siria de Hama), donde murieron más de 200 personas el jueves según denunciaron varios grupos opositores al régimen de Bashar al Asad, fue atacada desde el aire con helicópteros del Ejército.

Además, esa operación, según explicó la misión de la ONU en Siria (Unsmis) en un informe de dos páginas, no ha sido más que una 'extensión' de una serie de incursiones que las Fuerzas Aéreas están llevando a cabo desde hace varios días en Hama.

'Las Fuerzas Armadas Aéreas Sirias [SAAF] siguen atacando a gran escala a la población en las áreas urbanas del norte de la ciudad de Hama', dijo la Unsmis. 'La operación está clasificada como una extensión de las operaciones que la SAAF está desarrollando desde Khan Sheikhoun a Souran en los últimos días', añadió en el informe.

No se ha podido confirmar de manera independiente si el número de muertos difundido por los Comités Locales es preciso pero una de las pruebas que aporta la ONU y que corroborarían las denuncias de los opositores es que oficiales de la SAAF impidieron a los observadores militares acceder hasta Tremseh, deteniéndolos a seis kilómetros de la ciudad porque había 'operaciones en curso'.

Los observadores se desplazaron entonces hasta varias localidades que rodean Tremseh y pudieron percibir en un tiempo de ocho horas más de 100 explosiones, ráfagas de disparos esporádicas, fuego de artillería pesada así como columnas de humo blanco y negro.

Por si fuera poco, los observadores aseguran haber avistado helicópteros Mi-8 y Mi-24 sobrevolando la zona. Este último además habría disparado varias ráfagas de misiles aire tierra.

'La patrulla recibió varias llamadas de residentes de la zona asegurando que habían muerto 50 personas y otras 150 habían resultado heridas', explica el informe, que concluye que 'todos los esfuerzos para contactar con el comandante de las operaciones fueron en vano'.

El enviado especial a Siria por Naciones Unidas y la Liga Árabe, Koffi Annan, calificó de 'intolerable' la actitud de régimen en un comunicado. Annan dijo sentirse 'horrorizado por las noticias que llegan desde Tremseh [...] Es una violación del compromiso del Gobierno para frenar el uso de armamento pesado en áreas urbanas [...] Condeno estas atrocidades de la manera más fuerte posible. Este es otro recordatorio de la pesadilla y los horrores a los que están siendo sometidos los civiles sirios'.

El Wall Street Journal asegura que Asad está movilizando su arsenal de armas químicasAnnan se reunirá el próximo lunes con las autoridades rusas en Moscú para tratar de conseguir que aprueben la propuesta de la mayoría del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que será propuesto el próximo día 18 en Nueva York. Según ha trascendido, ese texto incluiría duras sanciones al régimen y no descartaría la intervención militar si Asad no deja de bombardear a los civiles.  

'Cualquier medida que se pueda tomar sin el consentimiento del gobierno [de Asad] está fuera de toda discusión', dijo el viceministro de Exteriores Gennady Gatilov a la agencia Interfax. Rusia, no obstante, condenó los ataques y pidió que se abriera una investigación.

El día estuvo repleto de información con respecto a Siria. Por ua parte, Francia confirmó que ha decidido empezar a dotar de equipos de comunicación a los rebeldes.

Por otra, el Wall Street Journal, citando a 'funcionarios'  de EEUU, aseguró que el régimen habría comenzado a movilizar las armas químicas que posee, aunque no pudieron confirmar el motivo. Barajan dos opciones, o que el régimen quiera poner las armas lejos del alcance de los rebeldes, o que esté tratando de esconderlas.