Público
Público

La oposición arrebata al partido de Erdogan las principales ciudades turcas

Los observadores internacionales en las elecciones locales en Turquía subrayan que los comicios no han contado con el "ambiente libre y justo" que se necesita para que sean consideradas unas elecciones genuinamente democráticas.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

Recuento de los votos en las elecciones municipales de Turquía, en un colegio electoral en Estambul. REUTERS/Huseyin Aldemir

Fuerte revés para el presidente turco Recp Tayyip Erdogan en las elecciones locales. Su partido, el islamista Justicia y Desarrollo (AKP), ha sido derrotado en las principales ciudades del país frente al opositor Partido Popular Republicano (CHP), lo que muestra el descontento de los electores, sobre todo por la mala marcha económica del país.

Según los resultados oficiales de las elecciones locales celebradas este domingo en Turquía, el socialdemócrata CHP se hace con la Alcaldía de Ankara, la capital del país, con un el 50% de los votos.

El principal partido opositor también se habría impuesto en la tercera ciudad del país, Esmirna, donde habría logrado un 58% de votos.

Gente pasea delante de carteles electorales del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y del candidato de su partido Justicia y Desarrollo (AKP), Binali Yildirim, para la alcaldía de Estambul. EFE/ Erdem Sahin

La situación está más reñida en Estambul, la ciudad más poblada del país donde el partido socialdemócrata habría ganado por una muy ligera ventaja. El islamista Justicia y Desarrollo (AKP) ya ha anunciado que que impugnará los resultados preliminares de las elecciones municipales en Estambul.

El candidato del partido de Eerdogan, Binali Yildirim, ex primer ministro y mano derecha de Erdogan), reconoció que su rival, el socialdemócrata Ekrem Imamoglu, es el ganador, pero subrayó que la diferencia es de aproximadamente 25.000 votos a favor de Imamoglu, mientras que el número de votos inválidos alcanza los 319.500. Según el AKP, la revisión de estas papeletas puede cambiar el resultado.

El candidato a la alcaldía de Estambul del Partido Republicano del Pueblo (CHP), Ekrem Imamoglu, es abrazado por uno de sus sus seguidores en una comparecencia tras las elecciones locales en Turquía. REUTERS/Huseyin Aldemir

Erdogan, que anoche reconoció que su partido había perdido la Alcaldía de la capital, Ankara, aseguró que incluso en el caso de que su candidato sea derrotado en Estambul, el AKP había ganado en "numerosos distritos" de la metrópolis.

Erdogan fue alcalde de Estambul entre 1994 y 1998, aunque con una formación previa al AKP. Desde entonces, partidos islamistas predecesores del AKP, y luego esta formación, han gobernado interrumpidamente la principal ciudad turca.

Los partidos tienen tres días para impugnar los resultados preliminares y todos se han comprometido a reconocer el veredicto de la Comisión Electoral. 

El presidente turco ha reconocido que su partido ha perdido en algunas ciudades y se ha comprometido a trabajar en los próximos años por la economía (Turquía cayó en recesión a finales del año pasado) de cara a las próximas elecciones, las legislativas previstas para 2023. 

Sin embargo, al sumar en total el 45,7 % de los apoyos en todo el país, el AKP es el vencedor en número total de votos en las municipales. El respaldo al AKP se mantiene en el mismo nivel que alcanzó en las elecciones locales de 2014, un porcentaje que ha ido variando muy poco desde que llegó al poder en 2002.

Un hombre pasa junto a un retrato del fundador del Estado turco, Mustafa Kemal Ataturk, en un colegio electoral en Estambul, en la jornada de elecciones locales. REUTERS/Kemal Aslan

Observadores enviados por el Consejo de Europa a las elecciones locales en Turquía han asegurado este lunes que los comicios no han contado con el "ambiente libre y justo" que se necesita para que sean consideradas unas elecciones genuinamente democráticas en línea con los valores europeos.

"Me temo que no estamos plenamente convencidos de que Turquía actualmente tenga el ambiente electoral justo y libre que se necesita para unas elecciones genuinamente democráticas en línea con los valores y principios europeos", ha dicho el jefe de la misión de observación del Congreso de Autoridades Locales y Regionales del Consejo de Europa, Andrew Dawson. Dawson ha mencionado en concreto que en Turquía se debe garantizar que la población puede expresar sus opiniones sin temor a represalias por parte del Gobierno pero también ha destacado que la cita con las urnas este domingo ha supuesto un signo positivo de "resistencia democrática".

Dawson ha asegurado que "podría haber motivos para la preocupación" si hay retrasos en la publicación de los resultados definitivos de los comicios pero ha explicado que todavía es muy pronto para pronunciarse en ese sentido.

En 2018, tras el anuncio de Erdogan de la convocatoria de elecciones parlamentarias y presidenciales para el 24 de junio, el Comité de Observación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa mostró su preocupación por la limpieza de los comicios y propuso que se aplazaran. El entonces primer ministro reclamó al organismo que se centrara en "sus propios negocios".