Público
Público

La OTAN también habla de "sabotaje" del Nord Stream y la UE advierte de que dará una respuesta "fuerte"

El Kremlin califica de "tontas y absurdas" las acusaciones europeas de que Rusia podría estar detrás de las fugas.

Imagen de una fuga de gas en el mar Báltico desde un avión del Ejército danés, a 27 de septiembre de 2022.
Imagen de una fuga de gas en el mar Báltico desde un avión del Ejército danés, a 27 de septiembre de 2022. EFE

Occidente insiste en la idea de sabotaje tras las fugas detectadas en los gasoductos del Nord Stream 1 y 2 en Alemania, Dinamarca y Suecia. En línea con las respuesta de la Unión Europea y Estados Unidos, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, también ha apuntado a un acto deliberado.

En una conversación con el ministro de Defensa danés, Morten Bodskov, el jefe político de la OTAN ha discutido los incidentes registrados en el mar Báltico, que ha tachado de "sabotaje" contra Dinamarca, aunque ha evitado atribuirlo a un tercer país. "Hemos abordado la protección de la infraestructura crítica en los países de la OTAN", ha indicado en un mensaje en redes sociales.

Por su parte, la UE ha asegurado que reaccionará con una "respuesta fuerte y unida". En un comunicado publicado en nombre de los Veintisiete, el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, ha dicho que "toda la información disponible indica que estas fugas son el resultado de un acto deliberado" y ha afirmado que el bloque comunitario actuará ante cualquier "interrupción deliberada de la infraestructura energética europea".

Borrell ha asegurado que "estos incidentes no son una coincidencia" y ha defendido que "la seguridad y las preocupaciones medioambientales son de máxima prioridad". El alto representante, sin embargo, ha evitado tildar los actos de sabotaje, como si hicieron anoche la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

En tanto, el Kremlin ha calificado de "tontas y absurdas" las acusaciones europeas de que Rusia podría estar detrás de las fugas. "Esto era bastante predecible, era predeciblemente tonto y absurdo adelantar esas versiones", ha dicho el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov en su rueda de prensa telefónica diaria. Peskov ha asegurado además que el Gobierno ruso insistirá en participar en las investigaciones del incidente.

El portavoz ha subrayado que los daños en los gasoductos son un gran problema para Rusia. "Los dos hilos del Nord Stream 2 están llenos de gas, los sistemas están listos para bombear y este gas es muy caro", ha dicho al respecto. Ha recordado que Rusia había decidido utilizar la mitad del gas de ese gasoducto para cubrir necesidades propias tras ser bloqueado por Alemania incluso antes de la intervención bélica rusa en Ucrania. "Es un gas muy caro y ahora se pierde en el aire", ha insistido.

Desde Alemania consideran que las fugas han dejado inutilizados para siempre el gasoducto ruso, según informa el diario Der Tagesspiegel, que cita fuentes gubernamentales germanas. De acuerdo con las valoraciones en curso, los daños no podrán repararse rápidamente y las aguas marinas se filtrarán en las tuberías, lo que provocará una corrosión irreversible, apunta ese medio.

El Ejecutivo danés ha advertido de que la investigación de las tres fugas puede demorarse varias semanas hasta que sea seguro llevar a cabo una inspección de la zona. Las tres fugas ocurrieron en aguas internacionales: dos en la zona económica exclusiva danesa y uno en la sueca. Según ha informado también este miércoles la Guardia Costera sueca, el flujo de gas en la zona continúa con la misma fuerza que el martes, al contrario de lo que afirma la Dirección General de Energía danesa.

Ambos gasoductos estaban fuera de servicio. El Nord Stream 1, que había entrado en funcionamiento en 2011, interrumpió los suministros hace semanas tras alegar Rusia una fuga de aceite en la única estación compresora rusa que aún operaba. El Nord Stream 2, cuya construcción empezó en 2011, nunca entró funcionamiento, ya que Alemania suspendió el proceso de autorización a raíz del reconocimiento por Moscú de las autoproclamadas repúblicas separatistas del Donbás.

Más noticias de Internacional