Público
Público

Pekín China aprueba oficialmente la polémica Ley de Seguridad Nacional para someter a Hong Kong

Desafiando a la comunidad internacional, Pekín, saca adelante la normativa que castiga el ‘separatismo’, la ‘subversión’ y la ‘organización de actividades terroristas’.

El presidente de China, Xi Jinping, durante la votación. / EFE
El presidente de China, Xi Jinping, durante la votación. / EFE

PÚBLICO

El Legislativo chino ha aprobado este jueves la polémica Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong, que ha provocado una nueva oleada de protestas en la ciudad semiautónoma en los últimos días. El apoyo de los delegados que componen la Asamblea Nacional Popular (ANP) fue casi unanime: 2.878 votos a favor, uno en contra y seis abstenciones.

El borrador fue aprobado durante la sesión de clausura de la reunión anual de la ANP. Ahora, la resolución llegará al Comité Permanente, que tendrá que darle forma para poder aplicarla en las próximas semanas.

La norma castigará los delitos de subversión, sedición, terrorismo y las injerencias extranjeras; los críticos del régimen, legisladores internacionales y los manifestantes de Hong Kong temen, sin embargo, que la nueva ley suponga el fin de la autonomía de la que goza la ciudad respecto a la China Continental.

Washington no reconoce su autonomía

Todo sin pasar por el Parlamento local. Y después de que Estados Unidos haya planteado ya un cambio en su política hacia la antigua colonia británica: Washington ya no reconoce su autonomía, lo que podría provocar un cambio en el trato económico y comercial preferencial que dispensa a Hong Kong.

La nueva ley permite a Pekín emplear en Hong Kong las medidas de seguridad ya aplicadas en el resto de China

El pasado miércoles, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, publicó en su cuenta de la red social Twitter: "Hoy informé al Congreso de que Hong Kong ya no es autónomo respecto a China, dados los hechos sobre el terreno. EEUU permanece junto al pueblo de Hong Kong".

La propuesta de ley llega tras casi un año de protestas prodemocráticas en la ciudad que previsiblemente continuarán tras la aprobación, ya que tanto abogados como organizaciones de la sociedad civil consideran que el procedimiento violaría los cauces legales para la modificación de normativas de la Ley Básica de Hong Kong.

El miedo de los habitantes

La polémica ley prevé establecer en Hong Kong oficinas de la seguridad pública china, algo que horroriza a los hongkoneses, a partir de ahora la Policía podrá retener legalmente a los sospechosos hasta seis meses para interrogarlos sin pasar por un tribunal.

Con todo ello sus críticos temen que el centro financiero internacional, uno de los enclaves más dinámicos de Asia, comenzará a asemejarse cada vez más a cualquiera de las grandes ciudades de la China continental.

Oposición de la Unión Europea

La nueva ley también se ha encontrado con la oposición de la Unión Europea. Bruselas ha solicitado que se respete la autonomía de Hong Kong, "concedemos una gran importancia al alto grado de autonomía de Hong Kong", así lo ha afirmado este martes el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, "en línea con la Ley Fundamental y los compromisos internacionales".

"No somos ingenuos sobre el comportamiento de China", concluyó Michel durante una conferencia con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Más noticias de Internacional