Público
Público

Primarias en EEUU Bernie Sanders lidera las encuestas ante las primarias demócratas de Iowa

En los 30 días que van desde el caucus de Iowa, que empieza hoy, y el supermartes del 4 de marzo el Partido Demócrata dará un paso decisivo en la elección de su candidato para las elecciones presidenciales de noviembre

Bernie Sanders en un acto electora. REUTERS
Bernie Sanders en un acto electora. REUTERS

Manuel Ruiz Rico

El Partido Demócrata atravesará una fase decisiva en los próximos 30 días para seleccionar a su candidato de cara a las elecciones presidenciales de noviembre. Son los días que van desde el caucus de Iowa (que comienza hoy) hasta el supermartes, el 3 de marzo. Bernie Sanders entra en Iowa con una remontada inesperada. El senador por Vermont lidera por primera vez varias encuestas publicadas sobre esta primera cita electoral. Sanders se encarama así al puesto de favorito ante el desplome sufrido en los sondeos para el caucus de ese Estado por el exvicepresidente de Obama, Joe Biden, y la senadora Elizabeth Warren.

En cuanto al panorama general del país, Biden y Warren han solido estar de manera muy sólida en la primera y tercera posición, respectivamente, en las encuestas de los últimos meses sobre quién será el candidato final para liderar la candidatura demócrata. Pero también aquí Sanders está en auge.

El pasado 22 de enero la CNN publicó la primera encuesta en la que el senador aparece a la cabeza (puesto que siempre ha ocupado Biden) en esta carrera por las primarias. Según el sondeo, Sanders ganaría con un 27% de los apoyos, seguido de Biden con un 24 por ciento. Warren y el alcalde de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg, compartirían la tercera plaza diez puntos por detrás de Biden.

Pero esta última encuesta habla de la línea de llegada y antes está la primera etapa, que se disputa hoy en Iowa. Precisamente, un aspecto que no hay que pasar por alto en las diversas encuestas publicadas hasta ahora sobre el caucus en este Estado es el ascenso de Buttigieg, quien podría recoger los votos de una supuesta caída de Biden (centrista como el alcalde y exmilitar) y en parte de Warren (esto sería más llamativo porque Warren es del ala izquierdista del partido).

Según el sondeo de la Universidad de Iowa publicado el pasado miércoles, Sanders ganará hoy en Iowa con un 24% de los apoyos, mientras que Warren lograría un 19%. Por detrás, pisándole los talones, vendrían Buttigieg (18 por ciento) y Biden (15%). Algunos sondeos colocan incluso a Buttigieg segundo.

Bernie Sanders en un acto de campaña. REUTERS

El 'establishment' demócrata, contra Sanders

Ante el ascenso de Sanders cada vez más imparable (su campaña sigue siendo la líder indiscutible en recaudación mes a mes), la maquinaria del establishment demócrata se ha puesto a trabajar. El 21 de enero, Hillary Clinton desplegó toda la artillería dialéctica que tuvo a mano para atacar al senador por Vermont. En una entrevista con el Hollywood Reporter, Clinton aseguró que en el Partido Demócrata "Sanders no gusta a nadie".

"Estuvo en el Congreso durante años. Nadie quiere trabajar con él, no hizo nada. Es un político de carrera", añadió, al tiempo que hizo veladas acusaciones de machismo por los presuntos ataques de sus seguidores a Warren.

'The New York Times' publicó un editorial en el que anunciaba su apoyo a Elizabeth Warren y Amy Klobuchar

Dos días antes de esa entrevista, el 19 de enero, The New York Times publicó un editorial en el que anunciaba su apoyo a dos candidatos demócratas. Ninguno de ellos era Sanders sino Elizabeth Warren y la senadora por Minnesota Amy Klobuchar, quien está muy atrás en los sondeos.

El mismo Joe Biden atacó a Sanders duramente la semana pasada en dos ocasiones. A principios de semana ridiculizó por irrealizables y por costosas las propuestas estrella del senador por Vermont (entre ellas, la de implantar un sistema sanitario público, universal y gratuito en Estados Unidos así como la erradicación de la deuda estudiantil y el Green New Deal sobre la adaptación del sistema económico, energético y de consumo para hacerlo sostenible).

A final de semana, Biden fue a más y sostuvo que Sanders "no es demócrata", jugando con el hecho de que Sanders no está inscrito oficialmente como miembro del Partido Demócrata norteamericano, en el que se encuentra como independiente. Pero el mensaje quedó claro.

Sin embargo, si Sanders tiene alguna cualidad para atraer voto es precisamente un reconocimiento amplio entre los norteamericanos por su coherencia y la credibilidad y necesidad de sus propuestas en los actuales Estados Unidos, en los que, por citar un ejemplo, la deuda estudiantil roza ya los 1,7 billones de dólares (unas tres veces el presupuesto de España del año pasado). Así que la agresividad verbal de estos ataques es más una manifestación de que la candidatura de Sanders va disparada hacia arriba.

El sistema de caucus y primarias estatales

Las primarias norteamericanas se deciden mediante la organización de caucus y primarias en cada Estado, según cada caso. El primero de los caucus (que son una especie de elección de candidato cuasiasamblearia) es el de Iowa. Tras él, vienen las primarias en New Hampshire (11 de febrero). En ambas citas Bernie Sanders lidera las encuestas.

Al ser la primera cita, el ganador de Iowa se pone la vitola de vencedor de las primarias. Si repite éxito en New Hampshire uno empieza a mostrarse públicamente como el candidato a batir. Por eso Iowa, que es un Estado muy poco poblado y en absoluto representativo del país, es tan importante.

En el caucus de Iowa de 2016, Sanders perdió contra Hillary Clinton por el resultado más estrecho de la historia: 49,8% frente a 49,6%. El caso es que, antes de 2016, Obama, Kerry y Al Gore también ganaron en Iowa y acabaron siendo los candidatos demócratas a las elecciones.

En 1992 Bill Clinton cosechó un muy mal resultado en ese Estado, pero hizo una remontada espectacular pocos días después en New Hampshire y llegó igualmente al supermartes con esa vitola de la remontada unida a la de joven —tenía 45 años—. Acabó ganando las primarias del partido, primero, y después las elecciones.

"Sanders debería ganar también en New Hampshire"

El politólogo de la Universidad de Iowa, Steffen Schmidt, considera que Sanders es el claro favorito para los dos primeras citas, Iowa y New Hampshire. Sin embargo, en Nevada y Carolina del Sur, las tornas parecen cambiar, según los sondeos, donde Biden es favorito.

Nevada celebra su caucus el 22 de febrero y Carolina del Sur realiza primarias el 29 de ese mes. Junto con Iowa y New Hampshire, son las cuatro citas electorales que preceden al supermartes, día en el que 15 Estados elegirán a su candidato.

"Sanders ha subido al primer puesto en las encuestas y esta vez intentará ganar en Iowa, donde en 2016 no lo logró porque ese Estado tenía en Hillary a su clara favorita. Sanders debería ganar también en New Hampshire. Sin embargo, las dos siguientes citas en Nevada y Carolina del Sur parece, por los sondeos que tenemos ahora, que irán para Joe Biden", asegura Schmidt.

Sobre si la caída de Biden y Warren en Iowa y New Hampshire podría auspiciar la candidatura de Buttigieg, Schmidt no se muestra muy optimista respecto al alcalde de South Bend: "Todo es posible en unas primarias y el alcalde podría jugar su baza de ser un candidato moderado de compromiso", explica el politólogo de Iowa. "Sin embargo", añade, "no creo que ocurra esto porque muchos de los apoyos de Warren son muy sólidos en su apuesta por una mujer. Biden también tiene un apoyo sólido entre sus seguidores. Aunque la gran cuestión es si lograrán convocar a esos seguidores en el caucus para que refrenden su apoyo", explica.

Así que tal y como están los sondeos en estos momentos, se llegará al supermartes con Sanders habiendo ganado en Iowa y New Hampshire y Biden con victorias en Nevada y Carolina del Sur. Ambos están llamados a ser los grandes protagonistas de la cita del 4 de marzo, cuando 15 Estados, entre ellos, algunos tan poblados e importantes como California o Texas, celebran primarias o caucus.

En total, en la jornada del supermartes (de ahí su importancia) se escogen 1.357 delegados del total de 3.979 que serán los encargados de designar al candidato del Partido Demócrata en la convención final que tendrá lugar entre el 13 y el 16 de junio en Milwaukee.

Por este motivo, después del supermartes aquellos candidatos que hayan cosechado un mal resultado acabarán abandonando la carrera por la candidatura, con lo que es probable que a partir de ese día la batalla electoral en el Partido Demócrata sea ya cosa de dos nombres.

Y es más: aunque tras el supermartes aún quedan Estados en disputa, si uno de los candidatos sale de esa fecha con holgura tendrá un pie y medio puesto en la victoria final de Milwakee. Iowa pone hoy en el cronómetro electoral la cuenta hacia atrás.

Más noticias de Internacional