Público
Público

Protestas racismo Trump encarga la protección de las estatuas a los U.S Marshalls y al Ejército

El pasado lunes un grupo de manifestantes intentó derribar la estatua ecuestre de Andrew Jackson, séptimo presidente de EEUU, y Donald Trump aseguró que tomaría medidas al respecto, amenazando con cargos legales "a todo aquel que destruya o vandalice la propiedad federal de los Estados Unidos". 

Estatua de Andrew Jackson en Washington el pasado martes. / REUTERS - Tom Brenner
Estatua de Andrew Jackson en Washington el pasado martes. / REUTERS - Tom Brenner

PÚBLICO

El presidente de EEUU, Donald Trump, amenazó con hasta 10 años de prisión para aquellos que cometan actos vandálicos contra monumentos y estatuas históricas. Mientras se ultiman los detalles de la orden ejecutiva, The Washington Post ha informado de que los U.S Marshalls y el Ejército han recibido la orden de proteger las estatuas de "aquellos que vandalizan y destruyen como parte de protestas contra la violencia policial". 

La orden ha llegado tras el intento de tumbar la estatua ecuestre del séptimo presidente de EEUU, Andrew Jackson, que se encuentra justo en frente de la Casa Blanca. Trump calificó de "anarquistas y otras cosas" a los manifestantes el pasado martes. Las revueltas y manifestaciones contra figuras históricas comenzó hace unas semanas a causa del asesinato de George Floyd, que desató el descontento por el racismo institucional y la violencia policial a la población racializada del país. 

El presidente aseguró que autorizaría al Gobierno Federal para arrestar a cualquiera que vandalice o destruya cualquier monumento, estatua u otra propiedad federal en EE.UU. con hasta 10 años de prisión, a través de la Ley de Preservación de Memoriales de Veteranos o cualquier otra legislación que pueda ser pertinente". 

Añadía que la orden ejecutiva, que firmaría a lo largo de la semana, tendrá efecto retroactivo, es decir, que todos aquellos que hayan cometido este tipo de acciones con anterioridad también recibirán un castigo. 

La estatua de Andrew Jackson, situada en el parque de Lafayette, justo delante de la fachada de la Casa Blanca. /REUTERS - Jim Bourg

A petición del Gobierno federal, el Pentágono ha movilizado hasta 400 soldados de la Guardia Nacional con el mismo fin: proteger los monumentos de Washington, aunque han asegurado que no irán armados. 

Los U.S Marshalls son un cuerpo de Policía federal, dependientes del Ministerio de Justicia, que se encargan de labores relacionadas con la justicia federal, es decir, protección de testigos, extradiciones, etc. 

Andrew Jackson

Jackson fue general en el Ejército estadounidense y, según The Washington Post, "era conocido por su duro trato con los nativos americanos cuando era presidente". Firmó una orden de Limpieza de Indios, que supuso la muerte de más de mil indígenas nativo-americanos y la migración de otros tantos supervivientes. 

La vandalización de las estatuas de algunos de los personajes que encabezan el lado más oscuro de la historia americana se han vuelto un símbolo del hartazgo de la población ante el persistente racismo institucional

Sin embargo, estas revueltas se están volviendo cada vez más violentas por parte de los manifestantes, que ya han sido repelidos en más de una ocasión por grupos armados del Ejército. 

Más noticias de Internacional