Público
Público

Racismo en EEUU El vídeo de la muerte de Floyd protagoniza el comienzo del juicio al expolicía

La familia de George Floyd se arrodilló frente simbólicamente durante 8 minutos y 46 segundos frente a la corte de Mineápolis, donde comienza el juicio contra Derek Chauvin.

El abogado de la familia Floyd Ben Crump, el reverendo Al Sharpton y la familia Floyd se arrodillan durante 8 minutos y 46 segundos antes del juicio por la muerte de George Floyd.
El abogado de la familia Floyd Ben Crump, el reverendo Al Sharpton y la familia Floyd se arrodillan durante 8 minutos y 46 segundos antes del juicio por la muerte de George Floyd. Nicholas Pfosi / REUTERS

El juicio contra el expolicía blanco acusado de asesinar al negro George Floyd comenzó este lunes con la visualización del escalofriante vídeo de su muerte, que enmudeció a los asistentes y que será la prueba principal de la acusación en este proceso.

Nada más empezar el juicio, uno de los fiscales, Jerry W. Blackwell, se dirigió a los 12 miembros del jurado y anunció que su objetivo era demostrar que el ya exagente Derek Chauvin es "todo menos inocente" y que debe ser condenado por el asesinato el 25 de mayo de 2020 de Floyd, cuya muerte provocó protestas en todo el país. Con ese fin, mostró uno de los vídeos del fallecimiento de Floyd, que fue grabado por un transeúnte.

En imágenes se veía al afroamericano tendido en el suelo y esposado, mientras gritaba de dolor, llamaba a su madre y repetía una y otra vez: "¡No puedo respirar!" y "No puedo más". También se apreciaba cómo Chauvin apretaba su rodilla contra el cuello de Floyd y permanecía impasible a los gritos de los viandantes, que le increpaban, le pedían que soltara a la víctima y que comprobara que seguía teniendo pulso. Chauvin hizo caso omiso y permaneció con la rodilla en el cuello de Floyd hasta que llegó una ambulancia, momento en el que la víctima ya estaba inconsciente.

La sala permaneció en silencio mientras se mostraba el vídeo

Mientras el vídeo se mostraba en la pantalla, la sala permaneció en silencio. Chauvin, sentado junto a su abogado, alzó su cabeza en varias ocasiones para mirar la grabación y volvió a bajarla para mantener la vista fija en un cuaderno amarillo en el que fue tomando notas. El expolicía, que fue despedido por el caso de Floyd, acudió a la corte vestido con un traje gris, una camisa azul claro y una corbata azul oscura, además de una mascarilla azul celeste.

Terminado el visionado, Blackwell dejó claro que la meta de la acusación es que el jurado tome una decisión basada en las imágenes y no en los argumentos que pueda presentar la defensa. "Pueden creer lo que están viendo sus ojos. Esto es homicidio. Esto es asesinato", afirmó.

Por su parte, el abogado de la defensa, Eric Nelson, intentó desviar la atención del jurado del vídeo y profundizó en ciertos detalles del caso, como que Floyd --dijo-- estaba ebrio y actuó con hostilidad hacia la policía. "No hay en esta corte una causa política o social", afirmó Nelson, intentando desvincular el caso de Floyd del debate en EE.UU. sobre la violencia policial contra los afroamericanos. Chauvin y otros agentes intentaron detener a Floyd después de que éste intentara usar un billete falso de 20 dólares en un supermercado.

La familia se arrodilla simbolicaménte frente al juzgado

La familia del afroamericano, incluidos sus hermanos, se arrodillaron frente a la corte de Mineápolis (Minesota, EEUU) donde comienzan los argumentos orales en el juicio contra el expolicía blanco Derek Chauvin, acusado de asesinarlo. La familia y sus abogados se arrodillaron frente al juzgado durante 8 minutos y 46 segundos, el tiempo que Chauvin apretó su rodilla contra el cuello de Floyd mientras el afroamericano, tendido en el suelo y esposado llamaba a su madre y repetía: "¡No puedo respirar!". De manera simbólica, la familia se arrodilló frente al juzgado exactamente a las 8.46 hora local.

El hermano de George Floyd, Terrence, reconoció que ha visto "muchísimas veces" las imágenes de la muerte de su hermano, que fue grabada en video por cámaras de seguridad y móviles de transeúntes, lo que ocasionó el año pasado la indignación de buena parte de EE.UU. y protestas en todo el país. "He visto el vídeo muchísimas veces. ¿Sabéis por qué? Porque así puedo volver a escuchar su voz otra vez. (...) Todo el mundo está atento a esto", afirmó Terrence. "Este es un momento histórico, y todo el mundo está pendiente", insistió.

Asimismo, el abogado de la familia Floyd, Ben Crump, consideró que el juicio es un "referéndum sobre cuán lejos se ha llegado en este país por la libertad y justicia para todos". Floyd murió el 25 de mayo de 2020 después de que Chauvin y otros agentes quisieran detenerle bajo la sospecha de haber intentado usar un billete falso de 20 dólares en un supermercado.

Fuera del recinto judicial, se concentraron hoy algunos manifestantes que coreaban lemas, como "¡Justicia para George Floyd!" y "¡No puedo respirar!", rememorando una de las últimas frases que dijo antes de perder el conocimiento. 

El expolicía está acusado de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años; y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad. Sin embargo, como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12,5 años de prisión por los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero.

Más noticias de Internacional