Público
Público

Ruby: "nunca tuve relaciones sexuales con Berlusconi"

La chica marroquí por la que se acusa a Berlusconi de prostitución de menores niega todo en un canal de Il Cavaliere

D.P.

Ruby, la chica marroquí que presuntamente tuvo relaciones sexuales con el primer ministro italiano, según se desprende del informe de la fiscalía de Milán, lo negó todo ayer en una entrevista. 

La chica asistió al programa Kalispera de Canale 5, uno de los canales de la Mediaset de Berlusconi, donde contó el drama de su infancia y negó todas las conversaciones que aparecen en el documento que emplean los fiscales para acusar a Il Cavaliere de prostitución de menores y abuso de poder.

El programa comenzó con la chica, hoy ya mayor de edad, explicando que "el primer drama de mi vida fue con nueve años, cuando fui violada por dos tíos [...] Mi madre no quiso decir nada. Me aconsejó que estuviera callada porque si no estaba callada mi padre me mataba y tendríamos que volver a Marruecos".

Ruby contó que la primera vez que ha hablado de este tema fue hace un mes. "tuve el coraje de contárselo a mi novio, la primera persona con la que hablo en mi vida. Todo esto me hizo contar mentiras para ocultar mi vida".

Y con el trauma infantil empieza a construirse una vida de mentiras: "Con 12 años me fui de casa, mi madre me ayudó. Hice mi primera idiotez. Mi italiano era peor que ahora, llegué a un bar y cogí un bolso en el que había una cámara fotográfica y dos teléfonos. Esto lo enterré en un descampado pero me quedé con 50 euros y el código fiscal de la chica. Y me presenté en un hotel".

La salida de casa de Ruby se precipita cuando "empecé a hacer catequesis [...] cuando mi padre se enteró de que quería estudiar religión me echó por encima una sartén de aceite hirviendo".

Y poco a poco, Ruby fue ascendiendo: "Llegué a los 17 años a Milán con el objetivo de entrar en el mundo del espectáculo porque da dinero fácil".

La chica aseguró que "no he ejercido nunca la prostitución. Lo he intentado, pero hay un dicho de mi madre del que nunca me olvido: "puta se nace". La primera vez estaba delante de un cliente y cuando me tocó me puse a gritar. Le dije que era mi primera vez y me dio 1.000 euros sin tocarme".

Luego vino la relación con el primer ministro: "Conocí a Berlusconi el 14 de febrero de 2010. Acababa de dejarlo con mi novio y una amiga me ofreció ir a una fiesta en Milán porque había una cena. Llegamos a un edificio impresionante. Mi amiga me dijo, estamos en casa del Presidente. Mi amiga me lo presentó diciéndole que estaba en dificultad. Él me escuchó, quiso saber mi historia [...] pero le dije que era egipcia, no le dije que era la nieta de Mubarak".

Berlusconi le dijo a los carabinieri que la chica era la nieta del presidente egipcio, Hosni Mubarak, para conseguir que la dejaran en libertad y ese fue el principio del escándalo Ruby. Un escándalo que según la chica no existe porque "No tuve relaciones sexuales con Berlusconi".

Pero las transcripciones de los pinchazos telefónicos de la fiscalía recogen claramente como ella le cuenta a la madre de un amigo, a un amigo y a su padre que tenía una relación con él y que el primer ministro le había prometido cinco millones de euros a cambio de hacerse pasar por loca y estar callada.

"No dije nunca eso. Puedo exagerar a veces, pero no esto. No entiendo nada de lo que viene escrito. No quiero atacar a los fiscales pero agrdir a una chica de este modo...". Ruby sí aseguró que el contable de Berlusconi, Giuseppe Spinelli le dio "un sobre con 7.000 euros".

Independientemente de lo duro que haya sido su pasado, con esta entrevista Ruby ya ha conseguido su sueño, entrar en el mundo del espectáculo. Y de alguna manera, ha propiciado que se desvíe la atención al mundo del corazón.

La chica comenzará a dar exclusivas a los semanarios de Il Cavaliere y seguramente no tarde en aparecer en algún programa. Como Berlusconi le prometió, según el informe de los fiscales, la habrá hecho "de oro". Pero el juicio aún está por celebrarse.

Más noticias de Internacional