Público
Público

La seguridad del hotel que sufrió el atentado alertó tarde a la Policía

El ministro de Interior tunecino admite fallos en la coordinación; y su homóloga británica reconoce que están teniendo dificultades en la identificación de los cadáveres.

Vista de dos vehículos de seguridad frente al hotel mallorquín "Imperial Marhaba" de la cadena Riu tras el ataque terrorista en Susa, Túnez. EFE

AGENCIAS

MADRID/LONDRES.- El ministro del Interior de Túnez, Mohamed Nayem Gharsalli, ha lamentado que el dispositivo de seguridad del hotel donde se produjo el atentado del viernes que costó la vida a 39 personas no alertó a su debido tiempo a la Policía para repeler el ataque de Estado Islámico.

La eliminación de los terroristas, apuntó Gharsalli, podría haberse efectuado con rapidez si hubiera existido coordinación suficiente entre la seguridad del establecimiento y las fuerzas de seguridad del Estado.

Se trata, en palabras del ministro recogidas por la emisora Mossaique, de una "disfunción común", insistiendo en que, a pesar de que fue informado personalmente y vía telefónica del asalto por los propietarios del hotel, los servicios de seguridad de complejo turístico no alertaron a la Policía durante los primeros minutos del ataque.

Por su parte, la ministra británica de Interior, Theresa May, admitió hoy en declaraciones a la BBC las dificultades para identificar a las víctimas mortales del atentado del viernes en Túnez porque muchas de ellas no llevaban pertenencias en el momento del ataque.

Reino Unido está encontrando dificultades en las identificaciones porque muchas víctimas no llevaban pertenencias durante el ataque

El ministerio de Asuntos Exteriores ha confirmado de momento las muerte de 15 británicos, pero ha aclarado que se espera que la cifra final de víctimas mortales del Reino Unido sea mucho más alta. Según las autoridades tunecinas, el número total de víctimas asciende a 38.

"Por las circunstancias del ataque, la gente no tendría documentos, ni tendría necesariamente teléfono", señaló May, y agregó que "hay que reconocer que esta es la más importante pérdida de vidas en un ataque terrorista desde el 7-J (los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres)".

Además, la responsable de Interior aclaró que no hay prueba alguna que indique que el responsable del atentado, identificado como Seifeddinee Rezgui, haya elegido la zona de Susa porque es un destino muy frecuentado por los turistas británicos.

No obstante, resaltó que la amenaza terrorista contra el Reino Unido es cada vez más "diversa" y no hay que descartar posibles ataques espontáneos por parte de terroristas que actúan en solitario. La ministra recordó, además, que varios complot terroristas contra el Reino Unido han sido frustrados en los últimos 10 años.

Mientras tanto, los principales operadores de turismo continúan hoy con la repatriación de miles de ciudadanos británicos que han decidido abandonar Túnez tras el ataque.

Más noticias de Internacional