Público
Público

Interrupción del embarazo El Senado argentino rechaza la legalización del aborto

A pesar de la concentración de cientos de miles de personas frente a la Cámara, 38 senadores han votado en contra, frente a 31 a favor del derecho al aborto legal, seguro y gratuito a las mujeres argentinas

Publicidad
Media: 2.29
Votos: 7

Una mujer partidaria de despenalizar el aborto se retira de la Plaza del Congreso en la madrugada después de que el Senado argentino haya rechazado la aprobación del proyecto de ley sobre la despenalización de la interrupción del embarazo. EFE/David Fernández

El frío, la intensa lluvia y las vallas que rodeaban la plaza del Congreso no les impidió asistir para reivindicar los derechos de las mujeres. Miles de personas se reunían frente al Congreso de la Nación de Argentina para luchar por el aborto legal, seguro y gratuito durante el debate en el Senado este miércoles 8 de agosto.

Tras un intenso debate de más de quince horas, la Cámara Alta rechazó el Proyecto de Ley, con 38 votos en contra, 31 a favor y dos abstenciones. Se produjo la ausencia de uno de los parlamentarios. Un silencio enorme inundó la vigilia, seguido del reclamo de todos los asistentes al Estado: las decenas de muertes de mujeres por abortos clandestinos.

Eran las 10.30 horas de la mañana (hora argentina) cuando comenzaba el histórico debate en el Senado de Argentina. Los argumentos de los 72 senadores que componen la Cámara Alta eran muy dispares. A las 2.40 horas de la madrugada se conocía el resultado de la votación, que requería del voto de 35 parlamentarios a favor para su aprobación. La incertidumbre por los votantes indecisos se mantuvo hasta el último momento.

Se habían anotado para intervenir en el debate 64 senadores, por lo que se ha extendido hasta la madrugada de este jueves.

Decenas de miles de personas a favor del aborto se concentran en la Plaza del Congreso de Buenos Aires mientras el Senado argentino debate el proyecto de ley sobre la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo. REUTERS/Martin Acosta

“Debemos elegir si vivimos en otra Argentina o si ocultamos la realidad debajo de una alfombra”, ha señalado esta mañana el senador nacional de la provincia de Entre Ríos Pedro Guastavino. El Senado ha decidido ocultar la realidad de casi 50 muertes al año por abortos clandestinos, en un país en el que se producen alrededor de 500.000 abortos anuales.

El acceso a los medicamentos, la educación sexual en las escuelas, la ampliación a 14 semanas en lugar de 12 para interrumpir el embarazo y la separación entre Iglesia y Estado son sólo algunos de los reclamos de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito a través del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

Sólo el 20% de los jóvenes recibe educación sexual

La base del problema, según señalan las impulsoras de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, es la ausencia de educación sexual para decidir. Sólo el 20% de los jóvenes en Argentina ha recibido educación sexual. La legislación permite que cada institución imparta educación sexual según sus propias creencias, por lo que la mayoría de los colegios religiosos no abordan esta educación.

“Aquí se está discutiendo cómo se protege a las mujeres en el sistema de salud, y hay que garantizarles unos derechos básicos”, ha demandado la senadora nacional de La Pampa Norma Durango. Durango ha recordado la eterna lucha de la ilustre Eva Perón en el feminismo por el derecho al voto de la mujer. “Debemos aplicar la misma lucha para el derecho a decidir sobre el aborto”, ha destacado.

Los senadores que defendían el proyecto habían previsto un “plan de emergencia” en caso de que se rechazara la iniciativa, que consistía en incidir en la despenalización del aborto, pero se declinó por no obtener los apoyos necesarios antes de la votación.

"No será ley este año, pero se seguirá luchando"

La expresidenta de la Nación y actual senadora nacional de Buenos Aires Cristina Fernández de Kirchner ha votado a favor de la Ley IVE, a pesar de expresar su opinión en contra de esta práctica. "Entendí, cuando todavía era presidenta, que teníamos que incorporar a las características como partido ser nacional, democrático, popular y feminista", ha añadido la senadora.

"Nuestro rol es, ante una sociedad que demanda sus derechos, hacer un esfuerzo muy grande para dar una respuesta. No será ley este año, pero sí se seguirá luchando por conseguir esa respuesta", ha concluido.

La senadora y expresidenta argentina Cristina Fernandez de Kirchner, durante el debate en la Cámara Alta del proyecto de ley sobre la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo, en Buenos Aires. REUTERS/Martin Acosta

El siguiente paso es volver a presentarlo en 2019. Se trataría de la duodécima vez que se presenta el Proyecto de Ley IVE en el Congreso, pero esta era la primera vez que llegaba a debatirse. La norma debería volver a pasar por los mismos organismos y repetir el mismo proceso que ya había superado hasta este jueves.

"Las leyes deben cambiar las veces que sea necesario para adaptarse a las necesidades de la sociedad", ha destacado el senador nacional de Río Negro Miguel Ángel Pichetto. "El no va a ganar esta noche, pero el futuro no les pertenece", ha indicado a los miembros del Senado.

Después más casi quince horas de debate y una lluvia que no cesaba, el movimiento feminista de Argentina comenzó a desalojar la Plaza del Congreso tras conocer el resultado. Este año no ha sido posible en el Senado, pero en 2019 volverán a intentarlo, en su eterna lucha por que sea ley el derecho a decidir.