Público
Público

Snowden pedirá asilo en Rusia al no poder viajar a América Latina

El extécnico de la CIA ha expresado su gratitud hacia la región y ha afirmado que aquellos países "se han ganado el respeto del mundo".

EFE

El exanalista de la CIA Edward Snowden, perseguido por Estados Unidos, expresó hoy su deseo de pedir asilo político en Rusia para quedarse en este país hasta que pueda viajar a América Latina, donde varios países le han ofrecido ese estatus.

"Sí, ha pedido asilo en Rusia. Quiere quedarse aquí (en Rusia) hasta que pueda volar a América Latina", reveló la vicedirectora de la ONG Human Rights Watch (HRW), Tatiana Lókshina, a la agencia Interfax, desde la reunión que mantiene, junto a otros activistas, con el fugitivo en la terminal de tránsito del aeropuerto Sheremétievo de Moscú.

Lókshina precisó que Snowden -atrapado en Moscú al no tener documentos de viaje y bajo la amenaza de ser detenido en cualquier parte del mundo por la campaña de persecución instigada por Washington tras revelar una masiva red de espionaje- pidió ayuda a los activistas para obtener asilo político en Rusia. La representante de HRW acudió con otros doce activistas de derechos humanos y destacados abogados a la cita que convocó este viernes el propio Snowden en la terminal de tránsito del aeropuerto moscovita.

El Kremlin todavía no tiene confirmación oficial de que el joven estadounidense haya pedido asilo Snowden "podría quedarse hipotéticamente en Rusia si (...) renuncia totalmente a cualquier actividad que perjudique los intereses de nuestros socios estadounidenses y a las relaciones de Rusia con Estados Unidos", fue la reacción ante el anuncio de Dmitri Peskov, portavoz del presidente ruso, Vladímir Putin. Peskov agregó, no obstante, que el Kremlin todavía no tiene confirmación oficial de que el joven estadounidense haya pedido asilo.

"Obviamente, no podía permanecer por más tiempo en esta situación y tenía que actuar", declaró minutos antes de la reunión Olga Kóstina, periodista y activista de los derechos humanos, miembro de la Cámara Pública de Rusia.

Por otro lado, Snowden se comprometió este viernes a no dañar los intereses de Estados Unidos, una condición impuesta por Rusia para concederle asilo político. El extécnico de la CIA "ha anunciado que conoce la condición y que le ha resultado fácil aceptarla. No tiene intención de causar daño a EEUU porque es un patriota de su propio país", dijo el diputado ruso Viacheslav Níkonov, tras la reunión del fugitivo estadounidense en el aeropuerto moscovita de Sheremétievo con activistas de derechos humanos.

Níkonov matizó que Snowden considera que sus filtraciones sobre la trama de espionaje masivo de las comunicaciones por parte de EEUU fueron un acto patriótico y no perjudican a los intereses de su país, que pretende que sea extraditado para responder ante la justicia estadounidense.

Snowden no precisó si su intención es solicitar "asilo político temporal o permanente" A su vez, explicó que Snowden no precisó si su intención es solicitar "asilo político temporal o permanente", después de que otra activista adelantara que quiere quedarse en Rusia temporalmente, "hasta que pueda volar a América Latina". "No precisó que (el asilo) sea temporal. A la pregunta de si Rusia es una elección seria, dijo no tener otra elección, ya que se encuentra en territorio ruso, carece de pasaporte y para obtener algún tipo de estatus legal se ve obligado a dirigirse a las autoridades rusas", recalcó Níkonov. Además, "pidió a todos los congregados que intercedan ante el Gobierno de Rusia sobre la concesión de asilo político", agregó.

El presidente de la Duma o cámara de diputados rusa, Serguéi Narishkin, se pronunció a favor de conceder asilo a Snowden, ya que no descartó que en caso de ser extraditado a EEUU el joven sea condenado a la pena de muerte. "Rusia debe conceder asilo político a Snowden, aunque sea temporal. Yo considero que Edward Snowden es un defensor de los derechos humanos que aboga por los derechos de millones y millones de personas en todo el mundo", dijo Narishkin.

Mientras, el Defensor del Pueblo, Vladímir Lúkin, se manifestó partidario de que sea el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) o la Cruz Roja quienes se encarguen de Snowden. "Quiere ser libre. No es un criminal. Se merece el estatus de refugiado. Será mejor si ese estatus se lo concede una organización internacional. Sería mejor para todos", declaró Lúkin, en alusión a un posible empeoramiento de las relaciones entre Rusia y EEUU.

"No me gustaría que la suerte de una persona dependa de las relaciones entre dos países, pero al mismo tiempo no me gustaría que del libre albedrío de una persona dependan las relaciones entre dos Estados", añadió. Snowden también se propone escribir una carta dirigida al presidente de EEUU, Barack Obama, en la que denunciará la violación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por parte de las autoridades estadounidenses, según el destacado abogado ruso Anatoli Kucherena, quien también estuvo presente en la reunión.

Edward Snowden aseguró este viernes que los países de Latinoamérica que le han ofrecido asilo político, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, "se han ganado el respeto del mundo" y subrayó su deseo de viajar a ellos en cuanto pueda.

"Ahora mi estatuto de asilado es formal, y ningún Estado tiene derecho a interferir en mi derecho a gozar de ese asilo" El joven estadounidense expresó su agradecimiento a esas naciones en una intervención ante los representantes de organizaciones de derechos humanos internacionales con los que se reunió. Según Wikileaks, que publica su discurso textual, Snowden señaló, respecto a Venezuela, que con "la concesión de asilo por parte del presidente Nicolás Maduro, ahora mi estatuto de asilado es formal, y ningún Estado tiene derecho a limitar o interferir en mi derecho a gozar de ese asilo".

El joven dijo a sus interlocutores que hace un mes "tenía una familia, una casa en el paraíso y vivía con gran confort", antes de denunciar la trama masiva de espionaje de los servicios secretos de EEUU. El fugitivo justificó su actuación porque -dijo- esos actos violan la ley y la Constitución de EEUU y considera que "lo inmoral no se puede hacer moral mediante el empleo de leyes secretas". Aseguró que "hice lo que creía justo, no buscaba enriquecerme" ni "vender secretos de EEUU" y que no pactó "con ningún gobierno extranjero para garantizar mi seguridad". Tras reconocer que la decisión de sacar a la luz el espionaje le salió cara, manifestó que "era lo que tenía que hacer y no lo lamento".

Snowden denunció la persecución de que es objeto y el hecho de que EEUU haya "amenazado con sanciones a los países que defienden mis derechos". Y agregó que EEUU "dio el paso sin precedentes de ordenar a sus aliados militares que hicieran aterrizar el avión de un presidente latinoamericano para buscar a un refugiado político", en referencia al boliviano Evo Morales.

"Hice lo que creía justo, no buscaba enriquecerme" ni "vender secretos de EEUU" "Esta escalada peligrosa representa una amenaza no sólo para la dignidad de Latinoamérica, sino para los derechos básicos compartidos por cada persona, cada nación, de vivir libres de la persecución y de buscar y gozar de asilo", añadió Snowden. De Rusia, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, que le ofrecieron asilo, aseguró que "tienen mi gratitud y respeto por ser las primeras en situarse contra las violaciones de los derechos humanos llevadas a cabo por los poderosos en lugar de por los no poderosos". Estos países -dijo "se han ganado el respeto del mundo. Tengo intención de viajar a cada uno de ellos para expresar mi agradecimiento personalmente a sus pueblos y a sus líderes".

Snowden anunció que acepta formalmente "todas las ofertas de asilo que me han dado y otras que me puedan ofrecer en el futuro" y pidió ayuda a las organizaciones de derechos humanos para lograr viajar a Latinoamérica. También anunció que pide asilo a Rusia hasta que se le permita viajar allí. En la reunión, la representante de Human Rights Watch, una de las asistentes, denunció que cuando iba hacia el aeropuerto la llamó el embajador de EEUU en Moscú para pedirle que comunicara a Snowden que había violado la ley. 

Más noticias de Internacional