Público
Público

Theresa May Theresa May se va, ¿y ahora qué? 

La todavía Primera Ministra británica abandona Downing Street dejando el brexit pendiente e inaugura la carrera por sucederla. Los planes de los candidatos en torno a la salida de la UE, serán la clave.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La primera ministra británica, Theresa May

Llegó en 2016 tras la renuncia de David Cameron con una misión clara: liderar la salida de Reino Unido de la Unión Europea, aunque durante el referéndum ella hubiera hecho campaña por permanecer.

Desde el primer momento Theresa May creyó que su obligación era cumplir con el deseo que los británicos habían expresado en las urnas y brexit será siempre la palabra que acompañe a su nombres en los libros de historia. Un término que, paradójicamente, ha acabado sobreviviéndola. Porque May se va pero el brexit se queda para que el próximo que venga se haga cargo de él.

El nuevo líder del Partido Conservador y nuevo Primer Ministro lo tiene ya sobre la mesa esperándole. Por eso una de las grandes preguntas hoy es:

¿Qué pasa ahora con el brexit?

La fecha marcada en rojo en el calendario del brexit sigue siendo el 31 de Octubre, cuando se cumple la última extensión que los líderes de la UE le concedieron a Theresa May. Si Reino Unido abandonará la UE antes, si lo hará ese día o si tendrá que pedir una extensión -igual que los términos en los que se puede producir cualquiera de esos escenarios- es todavía una incógnita para todos. Porque ni siquiera sabemos aún quién será la persona que sustituya a May al frente del proceso.

Después de tres votaciones fallidas en el parlamento parece difícil que nadie vaya a querer retomar el tema

Sí parece claro que el acuerdo de May está muerto para Londres porque, aunque entre los nombres que se barajan para sucederla hay quienes lo han respaldado en la Cámara de los Comunes, después de tres votaciones fallidas en el parlamento parece difícil que nadie vaya a querer retomar el tema en el mismo punto en el que lo dejó ella.

Tras la declaración de renuncia de Theresa May, el fantasma de un brexit sin acuerdo ha vuelto a recorrer los pasillos de las instituciones europeas, que le insistieron por activa y por pasiva que las negociaciones no se iban a reabrir. Un portavoz del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, habría insistido este viernes que su posición sobre el cierre de las negociaciones no cambiará, según el diario The Guardian.

La primera ministra británica, Theresa May, se emociona mientras hace una declaración para anunciar que dimitirá el próximo 7 de junio. EFE

Así que si el acuerdo de May ya no es una opción y los líderes de la UE se mantienen en sus trece, el brexit sin acuerdo, un segundo referéndum o la revocación del artículo 50 vuelven a ser las únicas alternativas.

El acuerdo de May ya no es una opción y los líderes de la UE se mantienen en sus trece

Queda la duda de si Bruselas, aunque no sea partidaria de empezar otra vez la negociación desde el principio, estaría dispuesta a volver a poner sobre la mesa otras propuestas como aplicar a Reino Unido una versión del Acuerdo que la UE mantiene con Canadá por el que, aunque se mantienen los controles aduaneros, se suprime el 98% de los aranceles que pesan sobre algunos productos. Boris Johnson, el favorito ahora mismo para suceder a Theresa May se ha mostrado partidario de una versión mejorada de este plan que él mismo llegó a presentar como el Plan Super Canadá-aunque no contó con el apoyo de los brexiters más duros-. Pero antes de apostar por Johnson como el salvador, que quede claro que también fue uno de los rostros y cabezas de la campaña llena de mentiras del Leave y que no ha descartado el brexit duro.

Así que de momento lo único claro sobre el brexit es que se abre un paréntesis en torno a él hasta que el nuevo Primer Ministro deje sus maletas en Downing Street. ¿Habrá tiempo suficiente para solucionar el asunto antes de Halloween? ¿Tendrá Reino Unido que pedir una nueva prórroga? ¿Se la concedería la UE? Todos son incógnitas.

¿Puede ayudar esto a un segundo referéndum?

Si valoramos una probabilidad entre un millón, sí -pero sólo porque en esta vida no se puede descartar nada-. No olvidemos que todo este vendaval que se ha desatado en los últimos días y que ha acabado con Theresa May haciendo la declaración que nunca hubiera querido, se desencadenó porque llegó a plantear una remota posibilidad de el parlamento se pronunciara sobre un segundo referéndum. Sólo hubiera ocurrido en caso de que los Comunes hubieran respaldado su acuerdo pero está demostrado que las palabras segundo y referéndum juntas son capaces de provocar en algunos conservadores el mismo efecto que el ajo en los vampiros.

¿Qué ocurre en el Partido Conservador y en Downing Street?

Aunque aún no ha sonado el pistoletazo de salida, la carrera para suceder a Theresa May ya está en marcha. La todavía Primera Ministra ha anunciado que seguirá siendo la líder del partido hasta el próximo 7 de junio porque la semana que viene es el receso parlamentario de primavera y la siguiente es la visita de Estado de Donald Trump. Así que May se queda para recibir al Presidente estadounidense y lo acompañará durante los actos conmemorativos del 75 aniversario del Desembarco de Normandía esa misma semana.

El viernes 7 de junio May se echará a un lado para que a partir del lunes 10 sus compañeros comiencen la carrera para sucederla

Pero el viernes 7 de junio May se echará a un lado para que a partir del lunes 10 sus compañeros comiencen la carrera para sucederla. Se calcula que podría haber más de una decena de candidatos y de momento además de Boris Johnson ya se han postulado Esther McVey y Rory Stewart. A juzgar por los comentarios en redes sociales, ninguno de estos dos últimos provoca un gran entusiasmo en los británicos, mientras que la plataforma YouGov asegura que uno de cada cuatro cree que Boris lo haría bien.

El partido espera que el resultado se conozca a mediados de julio para que todos puedan irse de vacaciones con un nuevo inquilino en Downing Street pero no se descarta que, si el proceso se alarga, no haya nuevo Primer Ministro hasta septiembre dado que, una vez elegido, el líder de los conservadores tendrá que lograr también el respaldo mayoritario de la Cámara; hasta que no lo tenga May seguiría en funciones.

¿Podría haber eleciones generales?

Eso es lo que se ha apresurado a pedir el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, tras la declaración de Theresa May. Pero sólo por dos razones: 1) porque es lo que se espera de todo líder de la oposición en una situación así y 2) porque las encuestas dicen que las ganarían los laboristas. Pero, como ocurrió hace tres años, todo apunta a que el nuevo líder de los conservadores será quien directamente guarde su pijama en Downing Street. Así que, como establece la normativa del Parlamento Británico, no celebrarían elecciones generales hasta el 5 de mayo de 2022.