Público
Público

El Tribunal Supremo de Brasil investigará a Bolsonaro por difundir noticias falsas y antidemocráticas

El mandatario de ultraderecha ha lanzado una campaña de difamación contra el sistema de voto electrónico y asegura sin pruebas que se está preparando un fraude de cara a las elecciones de 2022, en las que pretende presentarse a la reelección.

Jair Bolsonaro
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, durante un acto celebrado el pasado 27 de julio en el Palacio de Planalto, en Brasilia. Joédson Alves / EFE

Las campañas de fake news del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, han llegado a los tribunales. El magistrado Alexandre de Moraes, de la Corte Suprema de Brasil, incluyó este miércoles al mandatario brasileño entre los investigados en un proceso sobre difusión de noticias falsas que atentan contra la democracia.

La propia corte informó sobre la decisión del magistrado, que atendió así a una solicitud planteada por el Tribunal Superior Electoral (TSE) debido  a la campaña de descrédito que el ultraderechista Bolsonaro ha desatado contra las urnas electrónicas usadas en los comicios que se celebran en Brasil desde hace más de dos décadas.

La investigación en la que ha sido incluido Bolsonaro comenzó en 2019, limitada entonces a la difusión de noticias falsas a través de internet, pero hace dos meses pasó a centrarse en la posible existencia de los que han sido calificados como grupos "digitales antidemocráticos", en su mayoría de ultraderecha. 

Moraes sostiene que la conducta del presidente brasileño podría ser constitutiva de los delitos de calumnia, difamación o denuncia calumniosa, entre otros. Según destacan medios locales, el magistrado ordenó a la Policía Federal de Brasil recabar el testimonio de los involucrados en la difusión de esas noticias falsas, entre ellos el ministro de Justicia, Anderson Torres

Acusaciones de fraude

El pasado lunes, el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil anunció la apertura de una investigación administrativa contra Bolsonaro por su campaña de difamación contra el sistema electrónico de votación. En esa línea, el TSE pidió precisamente al al Tribunal Supremo que incluyese al mandatario en el proceso de investigación sobre la diseminación de noticias falsas.

En el marco de esa campaña de difusión de informaciones falsas, Bolsonaro asegura, sin prueba alguna, que se estaría preparando un fraude de cara a las elecciones de 2022, en las que pretende presentarse a la reelección. El presidente ha situado en ese supuesto complot al TSE, e incluso sostiene que si se mantiene el voto electrónico en las próximas elecciones, Brasil acabará como Venezuela. 

Más noticias de Internacional