Público
Público

Frexit: La ultraderecha francesa pide su propio referéndum para abandonar la Unión Europea

La cabeza visible del partido francés de extrema derecha Frente Nacional califica el sí británico a la salida de la UE como una "victoria de la libertad" y aprovecha para reclamar un referéndum similar en Francia: el Frexit El vicepresidente de la formación, Florian Philippot, considera que "ahora hay que escuchar a los pueblos".

La representante del partido de extrema derecha francés Frente Nacional, Marine Le Pen, celebra el sí al Brexit en Reino Unido. @f_philippot

AGENCIAS

MADRID.- Tras el respaldo del Reino Unido al Brexit, y por lo tanto la salida de la Unión Europea, diferentes personalidades políticas internacionales se han pronunciado al respecto. La líder del partido de extrema derecha Frente Nacional, la euroescéptica Marine Le Pen, ha celebrado la victoria de la opción del Brexit en Reino Unido, resultado que ha definido como "la victoria de la libertad". "El pueblo británico ha dado a los pueblos de Europa una aplastante lección de democracia", añade.

Desde su formación ha exigido que se celebre una votación sobre la permanencia o no de Francia en el bloque comunitario: del Brexit al Frexit. En su cuenta de la red social Twitter, Marine Le Pen se ha apresurado a afirmar que tal y como pide "desde hace años, ahora es necesario el mismo referéndum en Francia y en los países de la Unión Europea". 

El vicepresidente del Frente Nacional, Florian Philippot, coincidiendo con Le Pen, ha considerado en declaraciones a la emisora "France Info" que "estamos viviendo un momento absolutamente histórico en el pleno sentido de la palabra. Ahora hay que escuchar a los pueblos, no se puede seguir avanzando contra ellos, a pesar de los pueblos".

"Creo que habrá avances en los diferentes países de la UE y que esta UE está muerta", ha concluido Philippot, que interpretó el resultado del referéndum en el Reino Unido como la muestra de "una vuelta a la realidad que viene de los pueblos", que pone en evidencia que piensan "muy mal" de "esta aventura europea caótica, que iba cada vez más contra ellos".

Fuera de Francia, en la línea de Le Pen se expresado el presidente honorífico del partido republicano norirlandés Sinn Féin, Declan Kearney, quien ha manifestado que la victoria del Brexit en el conjunto del Reino Unido debe impulsar la convocatoria de un referéndum sobre la unidad de Irlanda. "El Gobierno británico ha perdido cualquier mandato que tuviera para representar los intereses económicos o políticos de los norirlandeses", dijo el dirigente de la formación, antiguo brazo político del Ejército Republicano Irlandés (IRA).

El voto favorable a que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) "impulsará ahora nuestra demanda, la demanda que hemos sostenido durante largo tiempo, de una consulta sobre las fronteras", afirmó.

En Irlanda del Norte, la opción de continuar en el bloque comunitario se impuso con el 55,78% de los votos (440.707 papeletas), frente al 44,22% favorable a romper los lazos con Bruselas (349.442). Ese resultado contrasta con el del conjunto del Reino Unido, donde el "brexit" se ha impuesto con cerca del 52 % de los votos, a falta de conocer las últimas áreas electorales que quedan por escrutar.

Sammy Wilson, diputado del Partido Democrático Unionista (DUP) en Irlanda del Norte, ha celebrado en cambio la victoria de los partidarios de la ruptura y ha señalado que el resultado del Brexit superó las expectativas en la región británica. "Estoy contento de que los norirlandeses no se dejaran intimidar por los argumentos sin sentido que el primer ministro (David Cameron) y otros ex primeros ministros lanzaron", afirma.

Dijeron que "el proceso de paz iba se iba a colapsar, iba a llegar la Tercera Guerra Mundial, la economía se va a hundir y habría que poner torres de defensa en la frontera, alambre de espino, ametralladoras y Dios sabe qué más", dijo el unionista. Wilson sostuvo que "el futuro de Irlanda del Norte será tan brillante como lo va a ser el del Reino Unido" fuera de la Unión Europea (UE).

"El Reino Unido señala a Europa el camino"

El líder holandés del partido de extrema derecha y antimusulmán PVV, Geert Wilders, también ha pedido un referendo sobre la permanencia de Holanda en la Unión Europea. "El jueves 23 de junio de 2016 pasará a la historia como el Día Británico de la Independencia. La elite eurófila ha sido vencida. El Reino Unido señala a Europa el camino del futuro y hacia la liberación. Es hora de un nuevo comienzo, en el que nos apoyemos sobre nuestra propia fuerza y soberanía. También en Holanda", apunta hoy Wilders en su página web.

La población holandesa, añade, "merece también un referendo. Por consiguiente, el Partido para la Libertad pide una consulta sobre el "nexit" una salida de Holanda de la UE". Wilders cree que los holandeses tendrían que tener la oportunidad de dar su opinión sobre la pertenencia a la Unión "tan pronto como sea posible".

"Queremos estar a cargo de nuestro propio país, de nuestro dinero, de nuestras fronteras y de nuestra política de inmigración. Si me convierto en primer ministro, también habrá un referendo en Holanda sobre abandonar la UE. Dejen al pueblo holandés decidir", señala.

Mientras Le Pen, Kearney y Wilders celebraban el sí británico a abandonar la UE, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ha afirmado que "lamenta mucho" el resultado del referendo británico, pero aseguró que estaban preparados también para una victoria del brexit y garantizó que esto "no es una crisis de la Unión Europea".

Schulz ha dicho también que el proceso para la salida de del Reino Unido de la UE tiene que ser iniciado "inmediatamente", tras lo que comenzarán las negociaciones sobre el procedimiento de salida del país del club comunitario, que lo convertirán "en un tercer país en relación con el mayor mercado único del mundo".

Para el ministro alemán de Asuntos Exteriores los resultados son "realmente desilusionantes"

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, también ha lamentado los resultados del referéndum en el Reino Unido. En un mensaje colgado en la página del Ministerio en la red social Twitter, Steinmeier calificó los resultados de "realmente desilusionantes".

Coincidiendo con el ministro de Exteriores alemán, el presidente del grupo del Partido Popular Europeo en la Eurocámara, Manfred Weber, ha dicho que "lamenta pero respeta" el resultado de la votación británica y ha recalcado que la decisión "causa un gran daño" a ambas partes. "Respetamos y lamentamos la decisión de los electores británicos. Causa un gran daño a ambas partes", señaló el político alemán.

Weber ha recalcado que las futuras negociaciones para la salida del Reino Unido de la UE tienen que finalizar en un máximo de dos años y que "no puede haber un trato especial" o a favor del país en este proceso complicado y sin precedentes. "Salida significa salida", subraya.

Más noticias de Internacional