Público
Público

Varoufakis, en Berlín: "Europa no puede decir que unas elecciones no cambian nada"

El ministro griego defiende el plan del Gobierno heleno ante su homólogo alemán, que evidencia las discrepancias con Atenas 

Publicidad
Media: 5
Votos: 6

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, junto a su homólogo alemán, Wolgang Schäuble, en la rueda de prensa que ambos han celebrado en Berlín. - REUTERS

"Ni siquiera estamos de acuerdo en estar en desacuerdo". Primera intervención pública en Berlín y primer corte a su homólogo alemán. El ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, ha defendido ante Wolgang Schäuble que las propuestas del nuevo Gobierno de Alexis Tsipras merecen "una oportunidad" y que es necesario debatir una solución "de una vez por todas" para solucionar la crisis del país heleno.

La primera alocución de Varoufakis en la rueda de prensa que ambos ministros han celebrado en Alemania respondía a una frase anterior de Schäuble: "Hemos acordado no estar de acuerdo". Era la primera de las contradiciones que han brillado en el encuentro ante los medios.

Varoufakis insiste en que Grecia no quiere descartar
el programa de rescate por completo, pero sí cambiar
sus prioridades y filosofías

El titular de Finanzas de Alemania defendió en su intervención que, a pesar de que "respeta la voluntad de los electores griegos", Grecia debe seguir negociando con la Troika. El griego respondió e insistió en que "Europa no puede decir que unas elecciones no cambian nada" y en que su país no quiere descartar el programa de rescate completamente, pero sí cambiar sus prioridades y su filosofía, que considera erróneos.

Varoufakis, que he llegado a la capital alemana dentro de su gira europea que le ha llevado a Roma, París, Fráncfort y Londres, indicó que dos tercios del programa de rescates son reformas que su gobierno querría implementar, pero que el plan "carece de reformas significativas" para atacar el fraude fiscal y la corrupción y cuenta con una filosofía equivocada.

El ministro griego defendió que la propuesta de su Gobierno es lograr un programa puente hasta mayo. "Exigimos una oportunidad para mostrar nuestras propuestas", aseguró después de destacar que sus socios no han dado poco, "sino demasiado dinero" a Grecia pero para un fin equivocado: "servir una deuda insostenible".

"Ninguna otra nación puede comprender la situación en Grecia mejor que Alemania", declaró Varoufakis, que recordó el ascenso del nazismo en su país, donde Amanecer Dorado en el tercer partido más votado, y señaló la importancia de evitar "una depresión como las de los años 30 que divida a Europa".

"Hey griegos, perdón por nuestro Gobierno". Un manifestante sujeta un cartel durante una protesta frente al Ministerio de Finanzas alemán. - EFE

Por su parte, Schäuble admitió que no estaba de acuerdo en todo con Varoufakis y que durante su encuentro privado no pudo ocultar su escepticismo acerca de que algunas medidas del Ejecutivo griego vayan en la dirección correcta. Schäuble además resaltó que, pese al triunfo electoral de Tsipras, la política de ayuda a Grecia también tiene que respetar la voluntad de los electores de otros países europeos.

Preguntado sobre si tenía algo en contra de que un gobierno, como el de Alexis Tsipras, quiera cumplir las promesas electorales que hizo, respondió que "no tiene nada de malo, pero cuando esas promesas son a costa de otros no son realistas".

Schäuble: "Hay que decir que los motivos del duro camino están en Grecia y no en Europa ni en Alemania"

Schäuble admitió que, después de la crisis financiera, Grecia era el país que había tenido que recorrer el camino más difícil pero agregó que las causas de esas dificultades no estaban en Europa ni en Alemania sino en Grecia. "Hay que decir que los motivos del duro camino están en Grecia y no en Europa ni en Alemania", resaltó.

Un punto en el que Schäuble ofreció pleno apoyo a Varoufakis fue en el propósito de mejorar la recaudación fiscal y en crear impuestos que hagan que los ciudadanos más ricos en Grecia hagan su aporte a la superación de la crisis. "Entendemos que los acomodados en Grecia tienen que pagar su parte, que se necesita una buena administración fiscal y una lucha contra la corrupción", dijo.

"He reiterado mi oferta de dar toda la ayuda posible para crear una administración fiscal efectiva. Ya había hecho lo mismo con gobiernos anteriores pero lamentablemente no hemos llegado a poner ello en práctica", agregó.