Público
Público

El Vaticano receta "tratamiento espiritual" a un exobispo pederasta

El exobispo de Brujas, Roger Vangheluwe, fue destituido por el papa tras ser acusado de pederastia, delito que prescribió

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Vaticano ha castigado al exobispo de Brujas Roger Vangheluwe, destituido por el papa tras ser acusado de pederastia, con un retiro forzoso a Francia y un tratamiento espiritual y psicológico tras saber que no tendrá que responder de su delito ante la Justicia porque los hechos han prescrito.

Vangheluwe se encuentra ya en un monasterio de la región del Loira (Francia), después de pasar el fin de semana acogido en la embajada de la Santa Sede en Bruselas a la espera de su salida del país, según informan este lunes los diarios flamencos Het Laatste Nieuws y De Morgen. La Congregación para la doctrina de la fe del Vaticano ha exigido también al exobispo, acusado de abusar durante años de varios menores, entre ellos al parecer su sobrino, que siga un tratamiento espiritual y psicológico, según estos rotativos.

Vangheluwe, de 74 años, fue cesado por el papa Benedicto XVI en abril del año pasado después de que reconociera los abusos a un menor de su entorno al que, según algunos medios belgas, pagó para que no denunciara lo ocurrido hasta que el delito hubiera prescrito. Desde entonces se encontraba retirado en una remota abadía en Flandes.

El caso Vangheluwe fue uno de los investigados por la Comisión Adriaenssens, a petición de la Conferencia Episcopal. El psiquiatra infantil Peter Adriaenssens, que dirigió las pesquisas, dimitió de su cargo de presidente de la comisión tras denunciar las 'presiones' y la ley del silencio que ha imperado durante décadas en el seno de la institución.

Su informe hizo públicos más de 450 casos de abusos por miembros del clero en los internados de la iglesia entre 1960 y 1985 y reveló que hubo 13 suicidios de víctimas.