Público
Público

Orgullo ¿Están retrocediendo los derechos LGTBI en el mundo?

A pesar de que en la última década se han producido avances importantes en los derechos de las personas LGTBI, activistas de este movimiento advierten de que en muchos países y regiones se están ralentizando e incluso retroceden.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2

Bandera del Orgullo Gay. EUROPA PRESS/PIXABAY

La derechisación de la política, el auge de grupos reaccionarios, el debilitamiento de la voluntad política de los gobernantes para defender los derechos humanos y el cierre de espacios a la sociedad civil, están poniendo en riesgo muchos de los avances conseguidos hasta ahora y frenan los que aún estaban por conseguir.

Así lo atestiguan activistas de los derechos LGTBI, que desde ayer se han reunido en Madrid en una macro conferencia sobre los derechos de este colectivo y que forma parte de la celebración del Orgullo, que este año se ha convertido en el centro de las reivindicaciones a nivel mundial al ser la capital del World Pride.

Ponen el acento, además, en que algunos de los logros más sonados, como es el matrimonio entre personas del mismo sexo, no son igual de relevantes para todo el colectivo. Así, la sopa de letras que forman el acrónimo LGTBIQ esconde realidades muy diferentes que precisan de derechos y protección específicas en las que se ha avanzado poco.

Este es el caso de la T y la I, es decir, de las personas transexuales y de las intersexuales, cuyos derechos se restringen, en grandes regiones del mundo, al derecho a la vida.

"la lucha de las personas trans es en muchos casos por el derecho a vivir"

“Es prioritario que pongamos la agenda de las personas trans como una de las prioridades. Si bien es cierto que el matrimonio igualitario es clave y prioritario para nuestra comunidad, en el contexto de las comunidades trans, su lucha en estos momentos es por el derecho a vivir", afirma Amaranta Gómez Regalado, Indígena muxhe, activista y antropóloga social mexicana.

"En Mexico, en el mes de octubre de 2016 y en tan sólo dos semanas ,ocurrieron 13 asesinatos. Desde 2008 a la fecha fueron asesinados 52 trans en Argentina. En el Salvador en lo que va de año llevamos 32 transexuales asesinados y el promedio de edad de vida de una persona trans en América Latina es de 32 años”, añade Gómez.

A nivel mundial, se calcula que más de 2.000 personas han sido asesinadas por su condición de transexuales desde el año 2008. “y esos son sólo los casos que se han denunciado”, adviete Fotis Filippou, director de campañas para Europa de Amnistía Internacional. 

“Las personas trans se enfrentan a muchas más dificultades. La posibilidad de obtener documentos que reflejen su identidad sexual verdadera, es algo que algunos países simplemente no permiten. Otros sólo lo permiten pero después de que se haya recurrido a requisitos invasivos, como diagnósticos psiquiátricos, procedimientos médicos como operaciones, esterilizaciones… Básicamente las personas trans están obligadas a decidir a qué derechos humanos están dispuestos a renunciar para ser capaces de disfrutar otros”, añade Filippou.

En España a día de hoy no existe una ley integral de las personas transexuales. Distintas comunidades autónomas han tomado la iniciativa y han aprobado leyes sobre el asunto, pero no existe aún una ley nacional.

Esta ley es clave "para que se reconozcan los derechos de este colectivo, sobre todo en los ámbitos sanitarios, educativos y laborales, fundamentada en los principios de despatologización y de la libre autodeterminación del género”, afirman desde la Plataforma por los derechos Trans

"Sobre individuos intersexuales (aquellos cuyas características sexuales no encajan con el binomio masculino-femenino), recientemente hemos hecho estudios en Alemania y Dinamarca y hemos visto como intersex niños, nacidos con variaciones de sus características sexuales están en riesgo de operaciones invasivas e innecesarias simplemente para encajar en las normas hombre/mujer que los traumatizan y que causan mucho sufrimiento en sus vidas y que son violaciones de los derechos humanos", afirma Filippou.


Sin derechos humanos no hay derechos LGTBI


El riesgo a nivel mundial, según los activistas LGTBI, es el retroceso de los derechos humanos en el mundo.

“El movimiento LGTBIQ no está exento de los cambios geopolíticos que ocurren en el mundo. Las relaciones de poder se reacomodan cada vez más hacia las derechas políticas de grupos contra nuestros derechos, los integrismos religiosos y los grupos sociales que por desinformación asumen posturas de odio y de rechazo”, comenta Gómez.

La utilización del debate sobre los refugiados para inflamar la xenofobia o las medidas de seguridad y la invasión de la vida privada en aras de la lucha antiterrorista, provocan retrocesos en los derechos LGTBI

"También es importante ver otros riesgos, que no son específicos de los grupos LGTBI, pero que están suponiendo un retroceso en los logros alcanzados en la última década. Este es el caso de la utilización del debate de los refugiados para inflamar la xenofobia, o las medidas de seguridad y la invasión de la vida privada en aras de la lucha contra el terrorismo. Estos son temas serios que amenazan a las organizaciones de Derechos Humanos y directamente también a los movimientos LGTBI", afirma Joyce Hamilton, co-presidenta de ILGA Europa.

"A pesar de los avances en algunos países, también estamos viendo como el progreso se está frenando y está en riesgo. Particularmente en países que solían ser tradicionalmente los adalides e los derechos LGTBI, como Holanda o España, donde vemos que, aunque hay algunos avances a niveles locales, a nivel nacional estos han disminuido", añade Hamilton.

Preocupa también la derechización que se está produciendo en varios lugares del mundo y que podrían revertir logros importantes para este colectivo. En Europa, Polonia o los recortes a las libertades en Rusia son un ejemplo. También el retroceso en derechos humanos y derechos LGTB que han tenido lugar en Chechenia, Rumanía, Lituania y Georgia.

Otro caso destacado es el del Reino Unido. Activistas LGTBI temen que la necesidad de Teresa May de acercarse a partidos ultraconservadores para poder gobernar, pueda empujar al Gobierno británico a dar marcha atrás sobre los derechos ya conquistados, como es el matrimonio igualitario.

Los activistas hacen un llamamiento a los líderes de políticos de todo el mundo para que defiendan los logros y abran puertas para conseguir otros nuevos.

“No nos dejemos engañar por las palabras de los líderes de políticos vanagloriándose de progresos en un área. Porque progreso en un área no nos benefician a todos. Necesitamos más progreso y más protección. Necesitamos el apoyo decidido de políticos e instituciones para desarrollar espacios políticos para la sociedad civil, porque cada vez que se socavan los valores democráticos tiene efectos demoledores para la comunidad LGTB”, concluye Hamilton.