Público
Público

Menos de 250.000 españoles declaran militar en partidos políticos

Hacienda registra en dos años un aumento de 70.000 deducciones en el IRPF por afiliación, aunque las cantidades que manifiestan haber pagado como cuotas los militantes suponen menos de la mitad de las que se atribuyen las organizaciones.

Las cuentas de los partidos políticos sobre su militancia no casan con las declaraciones tributarias de sus militantes. /EFE
Las cuentas de los partidos políticos sobre su militancia no casan con las declaraciones tributarias de sus militantes. /EFE

Las cuentas de los partidos políticos sobre el número de militantes y sobre las aportaciones de estos a la causa no cuadran con las declaraciones tributarias de estos últimos: los 23,55 millones de euros que 244.577 afiliados manifestaron haber pagado en 2018 para deducirse el 20% de esas cuotas en el IRPF de ese año suponen menos de la tercera parte de los ingresos de ese origen que aseguran recibir las formaciones.

La cifra de las deducciones (4.711.622 euros) figura en la última Estadística de los Declarantes del IRPF, correspondiente al ejercicio de 2018 y difundida por la Agencia Tributaria esta semana, nada más finalizar la campaña de 2019 el 30 de junio.

Esos casi 250.000 militantes reflejan un notable aumento de las solicitudes de deducción, que en dos años crecieron en un 41% (de 173.443 a 244.577), aunque en ese periodo las cantidades deducidas solo aumentaron solo un 22% al pasar de 3,85 a 4,71 millones de euros. La Agencia Tributaria solo ofrece datos desglosados de este aspecto de la declaración del IRPF desde la campaña de 2016.

Esa cifra, por otra parte, no cuadra con ninguna de las tres referencias que existen para cotejarla, todas ellas, por otro lado, desfasadas.

Por una parte, los propios partidos aseguran en las certificaciones que deben enviar a Hacienda que en 2017 contaban con 287.975 afiliados que aportaron 47,2 millones de euros, informó El Mundo, mientras que los datos de la Agencia Tributaria reflejan 205.777 deducciones por 4,248 millones, lo que supone que las cuotas declaradas suman 21,2 millones, menos de la mitad de lo que señalan los partidos.

“No se ven movimientos de afiliación”

“Hay que tomar con cautela esos datos, porque en muchas ocasiones las cuotas de partidos y sindicatos, o las aportaciones a entidades de utilidad pública no se incluyen en la declaración del IRPF, ya sea por desconocimiento de la existencia de esa deducción, por elección o por considerar que la militancia es un asunto personal o también por despiste, ya que Hacienda no las incluye en el borrador”, explica la Cristina Monge, politóloga de la Universidad de Zaragoza.

Monge considera que, en todo caso, el aumento de los afiliados de partidos que declaran su militancia para pedir la deducción, que afecta al 20% de las cuotas pagadas con un límite de 600 euros, puede deberse más a la difusión de esa ventaja fiscal que a otra cosa. “No se ven movimientos de afiliación en ninguna dirección”, señala.

La segunda cifra de referencia se encuentra en los informes de fiscalización del Tribunal de Cuentas, órgano que, por otro lado, lleva más de dos años, desde febrero de 2018, sin publicar informes sobre la contabilidad de los partidos políticos. El último de ellos fue el referente a los ejercicios de 2014 y 2015, con lo que tiene pendiente el chequeo de otras cuatro anualidades.

En ese último documento, los partidos políticos españoles declaraban unos ingresos por cuotas de militantes de algo más de 23 millones de euros, una cifra que se habría duplicado en dos años de acuerdo con las certificaciones libradas a la Agencia Tributaria. La mitad de esa cifra correspondía al PSOE (9,2) y al PP (3,7).

La imposible de las cifras de los partidos

La tercera fuente se encuentra en los datos de militancia de los propios partidos, un apartado en el que la heterogeneidad impide llegar a conclusiones: la del PP cayó de 860.000 oficiales a 66.706 con derecho a voto en las últimas primarias, mienbtras Podemos supera el medio millón de inscritos (527.093) pero no más de 12.000 participan activamente en la vida interna del partido y/o aportan fondos.

Sin incluir esas dos formaciones, ni tampoco a las de ámbito autonómico, provincial o local, solo los 187.815 del PSOE, el PSC y sus juventudes que participaron en el último proceso congresual, los 27.402 que se atribuye Ciudadanos, los 56.000 de Vox y los más de 20.000 de IU superan la cifra declarada a Hacienda.

La militancia en formaciones políticas en España es, en cualquier caso, mucho menor que la que aglutinan los sindicatos, que en 2018 sumaban, también según los datos del IRPF, 1,9 millones de afiliados que aportaban 257,9 millones de euros, y de menor entidad también que el apoyo y las donaciones que consiguen las entidades de interés público, principalmente ONGs. Hasta 3,49 millones de contribuyentes acumularon ese ejercicio deducciones por valor de 528,9 millones de euros por sus aportaciones a este tipo de entidades.

Los sindicatos encadenan tres años de crecimiento de afiliados desde los 1,78 millones de 2015, tres ejercicios en los que los fondos recogidos vía cuotas han crecido en algo más de 27 millones de euros. Las principales organizaciones siguen siendo UGT y CCOO, que se encuentran en el entorno de los 900.000 afiliados, el CSIF, que cerró mayo con 205.000 (9.000 más que un año antes), y la CGT.

Más noticias de Política y Sociedad