Público
Público

Acoso sexual en el Ejército Las denuncias por acoso en las Fuerzas Armadas se duplicaron entre 2016 y 2017

Izquierda Unida alerta del bajo porcentaje de procedimientos que acaba en condena, tanto penal como disciplinaria.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El Ejército desfila en el Día de las Fuerzas Armadas. / EP

El número de denuncias por acoso en las Fuerzas Armadas se ha duplicado desde 2016, cuando este comportamiento comenzó a ser considerado un delito específico o una falta disciplinaria muy grave, al pasar de las 20 denuncias registradas en 2016 a las 42 que se presentaron el año pasado.

Así lo ha señalado hoy Izquierda Unida en un comunicado, en el que se remite a la información facilitada por el Gobierno al diputado y portavoz de Defensa de Izquierda Unida, Miguel Ángel Bustamante, a raíz de la solicitud de informes y documentación en el Congreso de los Diputados.

Según IU, los casos contabilizados suponen el triple de la media de acosos en los tres ejércitos contabilizada entre los años 2004 y 2015, un periodo en el que existen cifras generales pero no desagregadas por años.

El informe del Ejecutivo remitido a IU señala que es a partir de 2016 cuando se pueden facilitar datos de acoso desagregados en sus distintas modalidades y que, a partir de entonces, se pasó de 20 denuncias, de las que 16 son del ámbito penal y 4 del disciplinario, a 42 en 2017; de ellos 16 penales y 26 en el ámbito disciplinario.

En el texto que el Ejecutivo remite a IU se puntualiza que el acoso sexual, por razón de sexo y profesional no se recogía en la legislación militar como un delito o falta disciplinaria específicamente, sino que se encuadraba dentro de otros delitos o faltas disciplinarias genéricos como el abuso de autoridad o la extralimitación en el ejercicio del mando.

Esto cambió con la promulgación de la ley de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas y la Ley Orgánica 14/2015 del Código Penal Militar que recogen de forma específica los delitos y faltas disciplinarias muy graves de acoso en sus diferentes modalidades (sexual, por razón de sexo y profesional).

En cuanto a la situación de los distintos procedimientos abiertos se especifica que, en 2016, de las 16 denuncias de ámbito penal hay 7 procedimientos finalizados (1 sobreseído, 1 archivado, 3 remitidos a la autoridad disciplinaria y 2 absueltos) y 9 están en trámite. Las 4 denuncias en el ámbito disciplinario también de 2016 están finalizadas con 3 archivos y 1 sanción por falta grave.

Respecto a 2017, de las 16 denuncias penales hay 1 procedimiento finalizado (sobreseído) y 15 en trámite, mientras que de las 26 denuncias en el ámbito disciplinario en ese mismo año hay 11 procedimientos finalizados (9 archivos y 2 sanciones disciplinarias) y 15 están en trámite.

Bustamante se ha mostrado preocupado por el bajo porcentaje de procedimientos que acaba con una decisión condenatoria, tanto penal como disciplinaria. "No sólo nos preocupan los datos porcentuales, sino el hecho de que esta situación de mayoría de archivos y sobreseimientos retraiga aún más a las víctimas para dar el difícil paso de denunciar cualquier situación de acoso en un ámbito tan cerrado y tan poco propicio para ello como es el castrense", ha alertado.