Público
Público

Aguirre, en su libro: "El PP está en crisis y negarlo es un disparate"

La portavoz de los conservadores en el Ayuntamiento de Madrid arremete contra Rajoy, aboga por pactar con PSOE y Ciudadanos y pide "renovación"  y acabar con el 'dedazo' en el partido en 'Yo no me callo'

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, durante la presentación hoy de su nuevo libro 'Yo no me callo', toda una declaración de intenciones desde el título, una obra en cuyo avance ha lamentado la "indefinición" ideológica de Mariano Rajoy y la falta de renovación interna del PP. EFE/Juan Carlos Hidalgo

PÚBLICO/AGENCIAS

MADRID.- Arremetiendo contra Mariano Rajoy, a quien culpa de la indefinición ideológica del PP y la falta de renovación del partido que les han hecho perder votantes, y reconociendo errores cometidos en cuanto a la corrupción y la crisis económica. "El PP está en crisis y negarlo es un disparate", llega a reconocer Esperanza Aguirre en el libro que ha presentado este martes y en el que, como el propio título indica, no se calla nada. 

En Yo no me callo la expresidenta del PP de Madrid nombra un discurso ideológico lanzado por el presidente del Gobierno en funciones en Elche la primavera de 2008. "Definió al PP como 'un partido popular, moderado, abierto e integrador y no un partido de doctrinarios'", relata para añadir que "esta definición no explica gran cosa". No obstante, cita otra frase de Rajoy: "'Si alguien se quiere ir al partido liberal o al partido conservador, que se vaya'", para añadir que esa "invitación u orden" no fue seguida por nadie, lo que le lleva a preguntarse qué es el PP si no es liberal ni conservador. "Esta pregunta, para mí, está abierta desde entonces", señala y apunta que como "la respuesta no está clara, esa indefinición es otra de las causas del abandono de los votantes".

"Aquellas palabras de Rajoy fueron para mí como si alguien me quitara el suelo de debajo de los pies", asegura Aguirre, quien relata que a partir del Congreso de Sevilla de 1990, con la llegada de José María Aznar a la Presidencia del PP y el impulso de FAES, "se articularon programas alrededor de dos ejes ideológicos: la libertad y la idea de España como Nación de Ciudadanos libres e iguales".

Así, recuerda que en el citado congreso de refundación del PP en 1990 se llevó a cabo una "ingente tarea" de elaboración de propuestas y programas, que fue continuada por la fundación FAES con documentos programáticos en áreas que abarcaban desde la defensa, la justicia, educación, sanidad, interior, política internacional y fiscal, entre otros. Una labor que, en opinión de Aguirre, "no ha tenido la continuación necesaria".

"El PP lleva desde los 90 sin revisar sus ejes ideológicos, y sin renovar a fondo sus programas y estructuras internas"

Como consecuencia, "la prueba más evidente" de que el PP lleva desde los 90 sin revisar sus ejes ideológicos, y sin renovar a fondo sus programas y estructuras internas, es que "hoy es muy difícil que los ciudadanos sepan con claridad" lo que proponen los populares en temas que van desde la defensa nacional hasta la educación, las pensiones, los impuestos o la energía.

Tras señalar que el partido no se ha renovado "ni en programas, ni en dirigentes ni en imagen ni en discurso", añade que desde 2012 e incluso desde 2014, cuando la recuperación económica empezó, "a lo jóvenes no les ha llegado" y sigue habiendo un 50% de paro juvenil. De ahí que el discurso "puramente económico" propagado en 2015 y durante la campaña "no ha calado entre los jóvenes", añade Aguirre.

Contra el recurso del miedo y el mensaje económico

En la publicación, la actual portavoz popular en el Ayuntamiento de Madrid critica la "incapacidad" del PP para atraer a los jóvenes y generar ilusión, y advierte contra el "recurso al miedo" en los mensajes electorales, una tentación en la que la propia Aguirre reconoce haber caído en las elecciones municipales, al haber arremetido contra Podemos en lugar de explicar a los madrileños qué pretendía hacer como alcaldesa de la capital. "Nunca se han formado mayorías sólidas con mensajes como: ¡Cuidado que lo que viene es mucho peor!".

"La corrupción en España está muy relacionada con los sistemas de nombramiento de los cargos políticos"

Aguirre insiste en lo que considera el signo más evidente de decadencia política e ideológica: el "intentar constantemente adelantar a la izquierda por la izquierda, el miedo a los titulares de prensa, el miedo a ser de derechas" y, en definitiva, "ese centrismo acomplejado que intenta competir con los populistas en eso, en populismo".

Asimismo, considera un error haber centrado el mensaje de los conservadores en la recuperación económica. "Nuestros votantes quieren participar en algo más trascendente que que suba dos décimas la cifra de crecimiento. Eso no motiva. Dedicar el año 2015 a la gestión económica ha sido un error", espeta. 

"El PP está en crisis", asume. "Negarlo es un disparate", vuelve a la lanzar un dardo a Rajoy. "El PP está en crisis. Creo que las causas importantísimas son la crisis económica y la corrupción, pero no las únicas. Si no tomamos medidas no podremos volver a atraer a todos esos liberales y conservadores que creo que son mayoría en España", insiste en la idea de la indefinición ideológica actual de la formación conservadora.

Y no le tiembla el pulso al hablar también de renovación en el partido y abogar por poner fin al dedazo que impera en la formación. Así, se muestra "a favor de un congreso abierto en el que cada militante tenga un voto". "La corrupción en España está muy relacionada con los sistemas de nombramiento de los cargos políticos", argumenta.

"El pacto PSOE-C's no me parece mal. Habrá que quitar cosas, como que se revierta la reforma laboral, y otras que hay que poner. Y eso es lo que hay que discutir"

De otro lado, Aguirre analiza la actualidad política para instar a los suyos a sentarse a negociar con PSOE y Ciudadanos. "El pacto PSOE-Ciudadanos no me parece mal. Habrá que quitar cosas, como que se revierta la reforma laboral, y otras que hay que poner. Y eso es lo que hay que discutir", opina. "Lo que quiero que pase es que los tres partidos  constitucionalistas, que se están negando unos a otros, se pongan de acuerdo", agrega.

Y, aunque no se muestra partidaria del discurso del miedo, vuelve a utilizarlo al expresar que "la entrada de Podemos en el Gobierno es un peligro para la democracia". No obstante, también considera que "repetir elecciones es una pérdida de tiempo". "Los electores no se han confundido. Nos han dicho que nos tenemos que poner de acuerdo. Y si hay un líder que concite a todos los demás, mejor, y si no, es constitucional que el Rey se lo encargue a una persona que sea capaz de atraer a quien pueda reunir el mayor número de apoyos", escribió casi premonitoriamente

Las pullas de Aguirre

"La indefinición ideológica en un partido es peligrosa"

"El PP está en crisis, negarlo es un disparate"

"Mi reacción ante la corrupción ha sido inmediata cuando me han tocado de cerca. En otros casos en el partido no ha sido tan contundente"

"Ayer me di cuenta de que al libro le faltaba una dedicatoria. Se lo dedicaría a todos los españoles que se sienten liberales y conservadores. Al ministro de Exteriores por tanto no se lo dedico, porque es socialdemócrata"

"Los votos de 2011 fueron ‘prestados’. No nos votaron porque simpatizasen con el PP, sino porque querían que arreglásemos los desastres de Zapatero"

"No creo en los medios de comunicación de titularidad y gestión públicas."

"Los votantes solo se recuperarán si el partido se define ideológicamente"

"Los gurús del PP consideraban que aupar a Podemos era positivo para quitar votos al PSOE. Yo siempre creí que estaban equivocados"

"El presidente del partido tiene que ser la persona elegida por todos y cada uno de los militantes del partido"

Más noticias