Público
Público

El alcalde de Ordizia contradice a Urkullu y dice que no pueden garantizarse las elecciones del domingo

Adur Ezenarro, máximo responsable municipal y representante de EH Bildu, advierte que se registrarán problemas a la hora de constituir las mesas electorales a raíz del brote existente en esa localidad. Sin embargo, el lehendakari descarta cualquier cambio y defiende que se podrán realizar las votaciones. 

Ordizia PCR
Habitantes de Ordizia esperan su turno para realizarse pruebas PCR. EFE/Javier Etxezarreta

La incertidumbre sigue creciendo en Ordizia. La localidad guipuzcoana afectada por un brote de coronavirus aguarda con inquietud las confirmaciones de las pruebas realizadas entre sus vecinas y vecinos, al tiempo que aumentan las dudas sobre cómo se celebrarán las elecciones autonómicas previstas para este domingo. El lehendakari dice una cosa, pero el alcalde afirma justo lo contrario.

"Cada vez estoy más seguro de que no se están dando las condiciones, y cada día que pasa me estoy preocupando más". Quien así se expresa es Adur Ezenarro, el responsable municipal más solicitado por los medios vascos desde que se conoció el brote de Ordizia, surgido a las puertas de las elecciones autonómicas.

En declaraciones a Público, el alcalde de este municipio contó que está en contacto con la Junta Electoral y con responsables del Gobierno Vasco para hablar, precisamente, de la cita electoral del domingo. "Tenemos varios problemas. Desde los centros de enseñanza ya nos están mostrando su reticencia a que utilicemos sus instalaciones", avanzó. 

Ezenarro sacó este tema en la reunión de la comisión de seguimiento conformada por el Gobierno Vasco para evaluar las medidas a tomar en Ordizia. En el encuentro celebrado el lunes por la tarde en el Hospital de Zumarraga, desde el Gobierno Vasco le indicaron al alcalde que "no están previstas medidas adicionales". "No lo entendemos", lamentó el alcalde.

Según los cálculos que se realizan en el ayuntamiento, a día de hoy existen "300 personas que no pueden salir de sus casas", una cifra que, según el alcalde, "va en aumento". En tal sentido, afirmó que esas personas "no tienen garantizado su derecho al sufragio".

"También estamos analizando qué impacto va a tener esa cifra en la conformación de las mesas", señaló Ezenarro a este periódico. Precisamente, destacó que a día de hoy el ayuntamiento "no puede garantizar que esas mesas se conformen". "No estoy tan seguro como el lehendakari de que en Ordizia haya condiciones para realizar las elecciones", remarcó. 

A primera hora de la mañana, Urkullu había asegurado en una entrevista en Cadena Ser que el Gobierno Vasco descarta por completo un aplazamiento de las elecciones en esa zona de Gipuzkoa. "Están absolutamente garantizadas las condiciones para votar con seguridad", afirmó. 

Posteriormente, en su rueda de prensa habitual para aportar datos sobre la evolución de la pandemia, la consejera de Salud del Ejecutivo autonómico coincidió en descartar cualquier cambio. "No va a repercutir", afirmó Nekane Murga, quien al mismo tiempo remarcó que se suspende cualquier "evento popular" en Ordizia. 

Mascarilla obligatoria

En medio de un baile de cifras que incluso llegó al debate electoral del martes en ETB, el Gobierno Vasco notificó este miércoles que el foco tiene ya 48 contagiados. En esa línea, Murga reconoció que en las próximas horas esa cifra irá en aumento.

Según sus datos, "en torno al 50%" de los contagiados viven en Ordizia, mientras que el resto son personas residentes en otros municipios. De momento, el Gobierno Vasco ha decretado el uso obligatorio de la mascarilla en esta localidad de Gipuzkoa, mientras que los bares no podrán superar el 50% de aforo y deberán cerrar, como tarde, a las 23.30.

 

Más noticias de Política y Sociedad