Público
Público

Análisis Migraciones: cuando la realidad supera a cualquier campaña electoral

La inmigración entra en la campaña de las andaluzas. Mientras la izquierda se lamenta por el fracaso y por las muertes en el Estrecho, la derecha agita el espantajo del mal extranjero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una patera con decenas de migrantes antes de desembarcar en la playa Del Canuelo tras cruzar el Estrecho de Gibraltar navegando desde la costa de Marruecos, en Tarifa. / Reuters

Hay un viejo aforismo, que se repiten una y otra vez los hombres y las mujeres, que dice así: la realidad supera a la ficción. Si asumimos que una campaña electoral -en la que los partidos y sus dirigentes y cuadros se dedican durante dos semanas a comunicar por tierra, mar y aire su propia versión de las cosas- tiene algo de ficción, la realidad que emerge con toda crudeza, casi a diario, en la costa andaluza, supera a todas luces cualquier discurso.

Las muertes se suceden en el Estrecho de Gibraltar desde hace décadas. Según la ONG Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A), son miles las personas ahogadas en el intento de llegar a Europa por esta vía en los últimos 30 años, desde que el 1 de noviembre de 1988 el periodista Ildefonso Sena fotografió en la playa de Los Lances de Tarifa el cadáver sobre la arena que hoy se considera el primero documentado de esta macabra serie.

A lo largo de esta campaña, se han sucedido los titulares en la prensa andaluza, a modo de un goteo insoportable, cotidiano y, por ello, insensibilizador. Abramos, por ejemplo, la cuenta de Twitter de Helena Maleno, incansable defensora de los derechos humanos, y leamos.

Hoy, 25 de noviembre: “Pasaron cuatro días a la deriva y un compañero suyo desapareció. Al otro lado de la #FronteraSur también lamentamos la desaparición de dos personas en una patera rescatada por Marruecos”.

23 de noviembre: “Fatoumata estaba embarazada. Cogió la patera con la esperanza de construir un futuro para ella y su hijo. Se ahogó ayer en el Mar de Alborán y su cuerpo yace hoy en una morgue de Almería. Querida Fatou, honramos tu memoria para que tu muerte no sea en vano”.

22 de noviembre: "[#NAUFRAGIO] Catorce personas desaparecidas en una patera recién localizada en nuestro Mar de Alborán. Otras dos pateras necesitan un rescate urgente para evitar una gran tragedia”.

21 de noviembre: "[#TRAGEDIA] Aparece el cadáver de una mujer en una playa de Cádiz. Desde el viernes pasado venimos alertando de dos pateras de 9 y 11 personas que nadie rescató. El #DerechoAlaVida ahogado en la Frontera Sur”.

APDH-A: "Poco se hace para impedir las muertes y mucho para hacer del encierro y la expulsión la única política"

Esa es la realidad de la llamada Frontera Sur. “Poco se ha hecho para impedir que estas muertes se sigan produciendo y mucho para hacer de la represión, el encierro y las expulsiones, la única política de gestión de los flujos migratorios. Se trata de un racismo institucionalizado que tiene como consecuencia que las personas pierdan su vida durante las migraciones”, consideran en APDH-A.

“Desde el año 2000 a 2018 la Secretaría de Estado de Seguridad afirma haber destinado 249 millones de euros al Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), que es el encargado de vigilar la Frontera Sur. Los miles de millones de euros dedicados a levantar vallas, alambradas, concertinas, patrulleras, externalización de fronteras y alta tecnología para reforzar las fronteras hacen que las personas cada vez se vean obligadas a migrar por rutas más peligrosas”, agrega la ONG.

Mensajes en la campaña

Los mensajes sobre este asunto, que revela como pocos todas las contradicciones del sistema y fuerza inevitablemente a cuestionárselo de arriba abajo, y que durante el verano estuvo en el centro de los debates, han ido entrando con calzador en la campaña electoral.

Las reacciones, sin embargo, son diferentes. Mientras, en la izquierda se lamentan del “naufragio de la humanidad", por utilizar una expresión de Teresa Rodríguez, la secretaria general de Adelante Andalucía, en la derecha, por el contrario, agitan el espantajo del mal extranjero.

Cornejo: "La UE, los organismos internacionales tiene que actuar en ese cementerio humano que es el Estrecho"

El pasado martes, el secretario de Organización del PSOE de Andalucía, el número 2 de Susana Díaz en el partido, Juan Cornejo, dedicó a este asunto el minuto que le conceden a los candidatos para pedir el voto en las entrevistas electorales de Canal Sur Radio. “Queda prácticamente un minuto para que se dirija a los ciudadanos y les pida el voto”, le dijo la periodista. “Bueno. Yo antes de pedir el voto, -dijo Cornejo- tengo que hacer una reflexión. He entrado en este estudio y me he enterado que ha aparecido un nuevo cadáver en la playa de Chipiona. A mí me produce una tristeza increíble la inmigración, el cómo llegan a nuestras costas, ese cementerio humano que es el Estrecho de Gibraltar, tenemos que pedirle a la UE, a los organismos internacionales que tienen que actuar, que tienen que actuar. [Esas personas] vienen huyendo de la guerra, del hambre y tenemos que ser conscientes. Y luego que los ciudadanos voten al partido que mejor consideren que representa sus intereses”. “¿Cómo podemos recibirlo como una normalidad? La vida, ¿hay algo más importante? Y no es un día, si no que es otro y otro, otro, otro…”, afirma Cornejo a Público.

Rodríguez: "No vamos a dejar de recordar en campaña a las personas que pierden la vida donde vivimos, porque somos humanistas"

En los mítines de Adelante Andalucía, Rodríguez incluye el tema. Por ejemplo, en el de este sábado pasado, dijo: “La humanidad volvió a naufragar en nuestras costas, dejando 13 personas desaparecidas que se suman a otros miles y una mujer embarazada perdió la vida en aquel naufragio. No vamos a dejar de recordar en campaña a las personas que pierden la vida donde nosotros vivimos, porque somos ante todo humanistas”.

Antes que ella, en ese mismo acto, el exdefensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, había manifestado: “Las migraciones son el último proceso revolucionario al que estamos asistiendo, pero Europa no quiere revoluciones de pobres para cumplir con cinismo [lo que llaman] la legislación vigente. [Los inmigrantes] son tratados como corderos llevados al matadero”.

Casado: "Si a España vienen inmigrantes sin respetar nuestras costumbres se han equivocado de país"

Mientras, en paralelo, el PP, un partido que ha gobernado España hasta hace unos meses, defiende ya sin tapujos un discurso que se podría calificar directamente de xenófobo. Así, su nuevo jefe, Pablo Casado, acuciado por las encuestas que vaticinan un auge de Vox, trata de taponar esa vía de agua, por la vía de agitar espantajo del mal extranjero y este fin de semana dijo lo siguiente: “No hay sitio para todos aquellos que quieren venir a España para disfrutar de nuestro estado del bienestar, que no es ilimitado”. “Si a España vienen inmigrantes -agregó- que lo que quieren es disfrutar de las ayudas sociales, sin respetar nuestras costumbres y nuestra ley, se han equivocado de país”. "Aquí -prosiguió- no hay ablación de clítoris, aquí no se matan los carneros en casa y aquí no hay problema de seguridad ciudadana”. Casado también dijo, como contrapunto, que su partido defiende una inmigración regular, vinculada al mercado de trabajo, que España es una nación "solidaria" y que su partido quiere cooperar con los países de África para que progresen económicamente, según recoge Europa Press.

Los programas electorales

Si se acude a los programas electorales, el PSOE de Andalucía propone como medida estrella, entre otras, una nueva Ley de Cooperación al Desarrollo, en la que se establezca, entre otras cosas, “una mayor vinculación de las actuaciones de cooperación para el desarrollo con los países emisores de población migrante, atacando las causas profundas que fuerzan la salida de estas personas, apostando por apoyar sistemas de integración y acogida en los países de tránsito y ayudando al establecimiento de vías seguras para evitar que caigan en las redes de la explotación y trata de personas”.

La Junta de Andalucía, gobernada por los socialistas desde hace 36 años, destina hoy un escaso 0,13% del presupuesto a la cooperación al desarrollo, poco más de 40 millones de euros y -aunque es cierto que es una de las Comunidades Autónomas que más invierten en cooperación-, esta cifra está lejísimos del objetivo del 0,7%, que hoy aparece como lejano y utópico.

La Junta de Andalucía destina hoy un escaso 0,13% del presupuesto a la cooperación al desarrollo, muy lejos del objetivo del 0,7%

El PP, en su programa, propone un gran Pacto Andaluz por la inmigración que contemple, al menos, las siguientes medidas: “Un calendario real, a aplicar en coordinación con al Gobierno de la Nación, en el que se dispongan más medios materiales y humanos para atender la llegada de personas migrantes a las costas andaluzas y que permita actuación diligente y eficaz y no a resultas de la improvisación; un plan de Choque Económico acordado con los ayuntamientos andaluces que se ven sometidos al constante flujo migratorio y debido al cual se han visto desbordados y colapsados; un presupuesto adecuado de gasto para financiar los servicios de atención a inmigrantes, y en especial los de menores extranjeros no acompañados, y un plan especial para la atención educativa, social y sanitaria de los menores extranjeros no acompañados”.

El de Adelante Andalucía recoge, entre otros asuntos, “la creación de una Oficina de Derechos Humanos en la Junta de Andalucía, dependiente de la Presidencia del Gobierno andaluz, que coordinará la acción del Gobierno en el desarrollo y protección de los derechos humanos, ya sean derechos civiles y políticos, derechos económicos y sociales, o derechos relativos a la infancia y a la equidad de género”. Además, Adelante Andalucía se compromete a “frenar los cuantiosos recortes en integración de la inmigración y vigilar estrictamente el mal uso y desvío de fondos del uso finalista que están realizando algunos ayuntamientos y diputaciones (no aplicándolos a políticas de integración y destinándolos indebidamente a otros conceptos)”.

La coalición de izquierdas y andalucista persigue también “suprimir las trabas administrativas que impiden el acceso normalizado de las personas extranjeras en situación documental irregular a los servicios de escuela infantil, comedor escolar y de sanidad, admitiendo para el trámite la declaración jurada de ingresos, tal como ya se hace para otros trámites administrativos de la propia Junta de Andalucía” y adscribir las competencias de inmigración “a la consejería con competencias en salud y bienestar social, desligándola de la competente en justicia e interior, en aras de romper con una visión policial que tiende a vincular de forma prioritaria el fenómeno migratorio con cuestiones de seguridad”.

Tanto el programa del PSOE como el de Adelante Andalucía reivindican el trabajo de las ONG que se dedican a rescatar a inmigrantes en el Mediterráneo.

Y el programa de Ciudadanos, por último, hace hincapié en la protección de las fronteras: “Exigiremos al Gobierno de España más medios materiales y personales para los agentes que controlan las fronteras exteriores de la Unión Europea en Andalucía. España se ha convertido ya en la primera vía de entrada a Europa desde África. Las comisarías y ayuntamientos en algunas zonas de Andalucía están desbordadas acogiendo estas oleadas de inmigrantes. Ante esta presión migratoria, no se puede mirar hacia otro lado. Si queremos seguir disfrutando de un espacio Schengen libre de fronteras interiores, es necesario reforzar las fronteras exteriores de la Unión Europea”.

Más noticias en Política y Sociedad