Público
Público

Abascal y Espinosa de los Monteros Archivan la denuncia de una asociación musulmana contra Vox por decir que la mayoría de violadores son extranjeros

La querella fue interpuesta por una asociación musulmana de Reus (Tarragona), donde fue admitida a trámite. Tras llegar a un juzgado de Alcobendas, el juez decide sobreseerla dado que los dirigentes del partido tendrían que animado a que se llevaran a cabo hechos discriminatorios y no solo haber expresado ideas u opiniones "odiosas".

Vox defiende que se puedan realizar terapias para 'curar' la homosexualidad
El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros  (Fuente: Congreso).

Público

El Juzgado de Instrucción número 1 de Alcobendas (Madrid) ha archivado la causa abierta en su día contra los dirigentes de Vox, Iván Espinosa de los Monteros y Santiago Abascal, por un posible delito de incitación al odio tras las declaraciones del portavoz parlamentario de la formación ultraderechista contra los emigrantes, según adelanta El Confidencial

En concreto, Espinosa de los Monteros dijo en televisión el año pasado que "un extranjero es tres veces más propenso a violar que un español". Estas palabras eran el corolario de otras de Santiago Abascal, líder de Vox, quien en el debate electoral de 2019 proclamó que en los delitos sexuales "el 70% de los que están imputados son extranjeros".

La denuncia fue interpuesta por Watani, asociación musulmana de Reus, por lo que en principio un juzgado de esta localidad taraconense se hizo cargo de la demanda tras admitirla a trámite

Tras iniciarse en el juzgado de Reus, la causa fue trasladada al juzgado de Alcobendas que ahora ha acordado su sobreseimiento, si bien solo se refiere a la frase de Espinosa de los Monteros y no a las Abascal, cuyo caso ha sido remitido a los juzgados de Madrid capital. 

En su auto, el juez de Alcobendas sostiene que no puede juzgar a Espinosa de los Monteros por incitación al odio porque para ello el portavoz parlamentario de Vox tendría que animado a que se llevaran a cabo hechos discriminatorios y no solo haber expresado ideas u opiniones "odiosas".

Añade el magistrado: "La frase [de Espinosa de los Monteros] utilizada busca sin duda un efecto sensacionalista [y va] dirigida a la captación del electorado más radical con las políticas de inmigración, logrando descolocar a la presentadora al obtener una respuesta inesperada a los datos que ella facilitaba". "No puede entenderse que con ella se esté propiciando directa o indirectamente la discriminación o el odio del colectivo de extranjeros en España".

El auto, sin embargo, sí apunta y encierra cierta carga de reproche: "La expresión puede resultar 'odiosa', ser errónea y absolutamente desafortunada desde el punto de vista moral o ético, al tomarse de modo literal, pero no tiene virtualidad suficiente como para poner en peligro al colectivo de extranjeros y carecería del ánimo que requiere el tipo penal denunciado".

Más noticias de Política y Sociedad