Público
Público

Arranque caliente del curso en Andalucía: los sindicatos educativos preparan una huelga y movilizaciones

El Gobierno de PP y  Cs afirma que se trata de "un curso excepcional y complejo, además de muy ilusionante" por la covid y apela a "la responsabilidad compartida" de administración, docentes y familias para que el regreso a clase sea "lo más tranquilo y seguro posible".

Un aula en un colegio de Andalucía. Europa Press
Un aula en un colegio de Andalucía. Europa Press

raúl bocanegra

Los sindicatos CCOO y Ustea han convocado a los docentes, estudiantes y trabajadores de los centros educativos en Andalucía a una huelga para el próximo 18 de septiembre, en el arranque del curso. El resto de centrales, UGT, ANPE y Csif, optaron por plantear movilizaciones ante la "insuficiencia" de recursos materiales y humanos que, consideran, el Gobierno andaluz, formado por una coalición de PP y Ciudadanos, ha puesto sobre la mesa para una vuelta al cole "con las máximas garantías de seguridad". Estas centrales consideran, sin embargo, que la huelga, que no descartan convocar en meses próximos, según cómo evolucione la situación, no está hoy en "el sentir de los docentes".

La consejería de Educación, que dirige Javier Imbroda, nombrado por el presidente Juanma Moreno a propuesta de Ciudadanos, afronta así un inicio del curso caliente, ante la incertidumbre y angustia de numerosas familias. Imbroda manifestó en rueda de prensa, tras el Consejo de Gobierno, que se trata de "un curso excepcional y complejo, además de muy ilusionante" por la situación desencadenada por la covid y apeló a "la responsabilidad compartida" de la administración, los docentes y las familias para que el regreso a clase sea "lo más tranquilo y seguro posible".

Casi 800.000 alumnos y alumnas del segundo ciclo de Infantil, Primaria y Especial vuelven a clase el 10 de septiembre en Andalucía, mientras que el resto de estudiantes, otro millón de las demás enseñanzas, se incorporarán el 15 de septiembre. En total, 7.099 centros, 5.568 en la red pública, acogerán a más de 1,8 millones de estudiantes en todo el sistema educativo, según informó Educación en un comunicado. El consejero Imbroda destacó que este curso está marcado de nuevo por una caída demográfica que se agudiza en Infantil y Primaria con alrededor de 20.000 alumnos menos.

Las centrales se quejan de que la apuesta por la educación no es la adecuada y aseguran que faltan profesores para proceder a desdobles. Imbroda habla de "esfuerzo inversor" de la administración y aseguró que ello ha permitido que este curso haya más de 6.400 nuevos docentes en el sistema educativo. El consejero está dispuesto a "aumentar la plantilla hasta alcanzar los 7.000 maestros y profesores", según Educación.

"El colegio es de los espacios más seguros donde pueden estar, aunque al cien por cien no hay seguridad" en ningún ámbito, manifestó el presidente Moreno, en un mensaje en el que quiso mandar serenidad a las familias, durante una entrevista en Onda Cero.

Las razones de la huelga

Las razones que han llevado a CCOO y Ustea a convocar una huelga son la falta de efectivos –"no prevén el incremento de plantilla necesario y no garantizan la salud de la población andaluza, obviando los 384 millones de euros para educación que se han transferido a Andalucía" – y la sensación de que se les "ha ido mareando una y otra vez sin un interés real por ofrecer centros escolares seguros", según manifestó a Europa Press, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Diego Molina.

Ustea, en un comunicado, manifestó que la Junta no contempla un aumento  de las plantillas no docentes, "bajo mínimos en numerosos centros públicos desde tiempo inmemorial"; tampoco plantea "refuerzos para la insostenible situación de la Educación Infantil" ni da "solución alguna al personal sensible que será obligado a trabajar en aulas masificadas sin garantizarse las medidas de seguridad y, en consecuencia, arriesgando su vida".

Ustea añade que Educación tampoco ha presentado un estudio serio de los recursos necesarios para bajar la ratio ni ha terminado "con la vergonzosa, escandalosa e irresponsable realidad de las aulas con ratio ilegal". "A estas alturas ni siquiera conocemos, ni por vía oficial ni extraoficial,  el número de unidades públicas que se suprimen este curso con respecto al anterior", remacha el sindicato.

Elena García, presidenta del Sector de Educación de CSIF Andalucía, explica en un comunicado que "los docentes. están ahora centrados en las tareas que les competen para comenzar las clases de la mejor manera posible, dadas las complicadas y atípicas circunstancias". "Los docentes quieren volver a sus aulas, sin duda, pero lo quieren hacer con todas las garantías de seguridad posibles", remachó García.

Más noticias