Público
Público

Carmena El Ayuntamiento de Madrid deja de estar tutelado por Hacienda al cumplir con el gasto

Manuela Carmena reduce la deuda municipal a la mitad, presume de datos y saca pecho: "La izquierda sabe administrar".

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

Jorge García Castaño y Manuela Carmena, en una foto de archivo. / EFE

El Gobierno de Manuela Carmena se acerca al fin de la tutela del Ministerio de Hacienda al haber cumplido con la regla de gasto en 2018 por primera vez en esta legislatura, lo que según ha dicho hoy la alcaldesa facilitará la gestión de las cuentas en 2019.

La regidora y su concejal de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, han informado este viernes en una rueda de prensa de la ejecución del presupuesto del Ayuntamiento el año pasado, unos datos provisionales que, cuando se conviertan en definitivos en marzo, implicarán el fin de la tutela al Consistorio.

Antes de su comparencia, había sacado pecho en una entrevista a Antena 3, donde defendió con datos en la mano que la "izquierda sabe administrar" frente a "gran parte de personas con cargos de responsabilidad en la política española que han estado en la cárcel por corrupción".

En 2015, el Ayuntamiento de Madrid gastó 17 millones más de lo permitido, mientras que en 2016 el incumplimiento ascendió a 233 y en 2017 el techo se rebasó en 142,8 millones.

"El cumplimiento de la regla de gasto facilita muchísimo la ejecución del presupuesto del 19", ha puesto hoy en valor la alcaldesa, que ha admitido que "probablemente fue un error" incumplir en el presupuesto de 2015 la norma "por una cantidad muy pequeña". "No éramos conscientes de las dificultades que nos generaba el incumplimiento", ha admitido la regidora.

El Ayuntamiento de Madrid fue intervenido en noviembre de 2017 por el Ministerio de Hacienda, a quien semana a semana tuvo que certificar sus cuentas por haber incumplido la ley de estabilidad, que impide a los municipios que su gasto crezca por encima de la tasa de referencia del PIB.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid tuvo que aprobar un plan de ajuste que no aceptó una parte del Gobierno municipal, un episodio que acabó con el cese del entonces delegado, Carlos Sánchez Mato, y el nombramiento de Jorge García Castaño como nuevo edil.

Esta mañana, la alcaldesa ha presentado los nuevos datos a José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef). "Se ha conseguido conjugar algo que parece difícil: incrementar la inversión, a su vez reducir deuda y además cumplir la regla de gasto y tener un superávit parecido al anterior", ha dicho Carmena en la rueda de prensa.

El saldo vivo de la deuda del Ayuntamiento de Madrid a 31 de diciembre de 2014 ascendía a 5.936 millones de euros, mientras que el año pasado se cerró con 2.703 millones de euros. El Gobierno de Ahora Madrid estima que el superávit sobrepasará los 1.000 millones de euros, al igual que sucedió en 2017.

Durante 2018, la ejecución total de inversiones financieramente sostenibles -IFS- llegó a los 271 millones de euros, aunque se habían proyectado 797 millones para compensar los recortes en las cuentas.

Más noticias en Política y Sociedad