Público
Público

Bárcenas El chófer de Bárcenas admite que el Gobierno de Rajoy le encargó espiar al extesorero

Sergio Ríos declara ante el juez que participó en la operación Kitchen y que no robó documentación comprometedora sobre la contabilidad b del PP, sino que se le encargó recabar información sobre el lugar donde supuestamente Bárcenas ocultaba parte de su dinero.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El chófer de Barcenas, Sergio Ríos, junto a Rosalía Iglesias, la mujer del extesorero. AFP/Archivo

El chófer de Luis Bárcenas, Sergio Ríos, ha admitido este martes que participó en la llamada operación Kitchen del Ministerio del Interior con el Gobierno de Rajoy para espiar y sustraer documentos al extesorero de los conservadores, Luis Bárcenas.

Según El País, Ríos ha declarado ante el juez que no robó documentación comprometedora sobre la contabilidad b del PP, sino que se le encargó recabar información sobre el lugar donde supuestamente Bárcenas ocultaba parte de su dinero.

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que retire el pasaporte, prohíba salir de España y obligue a comparecer quincenalmente en un juzgado al chófer, después de escuchar su declaración durante tres horas este martes en la Audiencia Nacional. El juez no ha resuelto aún sobre esta petición.

Es la tercera vez que Ríos Esgueva acude a la Audiencia Nacional citado como investigado a declarar sobre el operativo policial por el que habría cobrado de fondos reservados para sustraer documentación sensible del partido que obraba en poder de Bárcenas, pero es la primera vez que habla, después de un primer intento en que se acogió a su derecho a no hacerlo y un segundo que acabó suspendiéndose.

Durante el interrogatorio ha contestado a "todo y a todos", según fuentes jurídicas presentes en la declaración, respondiendo a las preguntas tanto de los fiscales Anticorrupción como del juez y su propia defensa. Se le investiga por presuntos delitos de prevaricación, malversación, robo y allanamiento.

Ríos estaba citado a las 15.30 horas pero como en las dos ocasiones anteriores, ha llegado con antelación y ha entrado en el edificio sin quitarse el casco de moto. La declaración, según las fuentes consultadas, ha empezado pasadas las 15:45 horas y ha tocado a su fin tres horas después, al cabo de las cuales ha abandonado la Audiencia Nacional sin medidas cautelares en espera de que el juez resuelva en un auto sobre lo pedido por Fiscalía.

Kitchen es la séptima pieza separada secreta del caso Tándem, que investiga las actividades presuntamente ilícitas del comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo. Según las pesquisas, él habría participado en esa operación sin control judicial captando a Ríos como confidente para sustraer papeles a Bárcenas a cambio de unos 2.000 euros al mes que saldrían de los fondos reservados del Ministerio del Interior.

Este departamento reconoció la existencia de la operación Kitchen y remitió al instructor un informe al respecto, después de que el Consejo de Ministros desclasificase lo relativo a esta operación residenciada en la Unidad Central de Apoyo Operativo de la Policía Nacional y por tanto, de carácter reservado.

Ríos ha sido el primero de la lista de investigados que han sido citados esta semana a declarar en relación con este asunto. Este miércoles se espera la comparecencia de Luis Bárcenas y su mujer, Rosalía Iglesias, que están personados como acusación particular por el presunto robo de documentos y acuden en calidad de testigos. El jueves será el momento del propio Villarejo, aunque según han informado fuentes jurídicas a Europa Press, ha solicitado que se le tome declaración por videoconferencia por motivos de salud. Se encuentra desde noviembre de 2017 en prisión provisional en el centro penitenciario de Estremera, en Madrid.

En la misma jornada prestarán declaración el jefe policial Eugenio Pino, que ejercía como Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional en 2013, cuando comenzó a desarrollarse la operación Kitchen y bajo cuyo mando estaban el propio Villarejo y su socio y también comisario Enrique García Castaño, conocido como El Gordo, y cuya declaración se espera también este jueves.

Por último, el viernes está previsto que acuda a declarar a la Audiencia Nacional otro policía, Antonio Bonillla, que habría proporcionado información a Villarejo pero en otra de sus 'actividades', investigada en la pieza 'Pintor', sobre el encargo de recavar trapos sucios para presuntamente, extorsionar al ex juez Francisco Javier Urquía.

Más noticias en Política y Sociedad