Público
Público

NUEVAS FÓRMULAS DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Los barrios de Zaragoza gestionarán más de 35 millones de euros del presupuesto anual

El alcalde Pedro Santisteve y sus ediles responderán en video, sin descartar encuentros personales, a preguntas ciudadanas que tengan el apoyo de 350 vecinos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Elena Giner, concejal de Participación, Gobierno Abierto y Transparencia, ocupa el tercer puesto por la derecha en la primera reunión de la nueva Junta de Gobierno de Zaragoza / ZeC

ZARAGOZA.- "La idea es dejar de utilizar la participación ciudadana como un elemento cosmético para materializarla como una ampliación de derechos", explica Raúl Royo, miembro de Zaragoza en Común (ZeC) y uno de los inspiradores del área de Participación, Gobierno Abierto y Transparencia que dirige la concejal Elena Giner, que aglutina las competencias de Centros Cívicos, Distritos, Voluntariado y Ciencia y Tecnología.

Para Giner, socióloga especializada en migraciones y en mediación, el componente digital resulta fundamental "como herramienta, junto con una intensa tarea de información y de dinamización que permita articular en los barrios los cauces de participación".

"Nuestro objetivo es desarrollar un ambicioso plan multicapa con un gran peso de las nuevas tecnologías pero sin olvidar los espacios físicos, lo analógico y lo presencial", explica Royo.

"Queremos crear una herramienta para que los ciudadanos podamos gobernar la ciudad"

Ese programa se basará en un diagnóstico previo de cada barrio elaborado a partir del trabajo de unos "grupos motores", al que seguirá la elaboración de un mapa de las necesidades y, después, una priorización de los objetivos en cada zona, todo apoyado en una medida previa: la reforma del Reglamento de Participación Ciudadana para dar a estos procesos un carácter vinculante y hacer que no sean meramente consultivos, algo que se encuentra en fase de estudio jurídico. "Queremos crear una herramienta para que los ciudadanos podamos gobernar la ciudad".

La intención de ZeC es que los barrios gestionen directamente, mediante procesos participativos, el 5% del presupuesto municipal, lo que supone algo más de 35 millones de euros.

El año que viene comenzarán las primeras experiencias piloto, inspiradas en los presupuestos participativos de Reikiavik y que se aplicarán en el ámbito de los distritos, el peso político de cuyas juntas pretende aumentar el nuevo ayuntamiento dentro de un plan de descentralización municipal.


Plataforma de rendición de cuentas

El equipo de gobierno zaragozano tiene la intención de poner en marcha antes de que termine este 2015 una plataforma de "accountability" o rendición de cuentas a través de la cual el alcalde Pedro Santisteve y sus concejales responderán, en formato video y sin que eso excluya las reuniones presenciales, las preguntas de ciudadanos que cuenten con el apoyo de un 0,05% del censo, lo que equivale a unos 350 vecinos.

El programa de Participación Ciudadana de ZeC, que incluye medidas como reducir al 1% del censo los apoyos necesarios para que el consistorio tramite propuestas vecinales, en una figura similar a la iniciativa legislativa popular, se basa en otras dos "patas", además de la normativa.

El equipo de Zaragoza en Común / ZeC

Una es la creación de una Oficina Técnica de Participación que pueda dar soporte jurídico, administrativo y técnico a cada concejalía en los procesos que desarrolle. La otra, poner en marcha un ambicioso plan de difusión "para que la gente pueda conocer y usar esas herramientas" que incluirá la formalización de convenios con el Gobierno de Aragón para incluir contenidos sobre participación en las aulas de Primaria.

"La idea es que al final los grandes temas de la ciudad sean sometidos a procesos participativos", explica Royo, que aboga por "incorporar herramientas pedagógicas y medios técnicos para crear comunidad".


Vida propia

Royo considera que "en Zaragoza existe un buen sustrato en materia participativa que vamos a intentar mejorar". No obstante, herramientas como la Plataforma Gobierno Abierto apenas han sido utilizadas para iniciativas como elegir el cartel de las fiestas del Pilar o decidir de qué color debía pintarse el Puente de Hierro.

"En Zaragoza existe un buen sustrato en materia participativa que vamos a intentar mejorar"

Por lo pronto, el antiguo área de Participación Ciudadana ha cobrado vida propia, ha dejado de habitar en la misma concejalía que Régimen Interior y Personal y ha pasado a ser un área autónoma dependiente de Alcaldía. "Esa es una primera medida que indica la importancia que Zaragoza en Común le da", anota Royo.

Giner, por su parte, avanza su intención de reunirse "en breve" con el personal de los distintos servicios de su área para trasladarles sus planteamientos, que incluyen convertir las juntas municipales en espacios de decisión y dar a los empleados municipales un papel de dinamizadores para crear sinergias en torno a los centros cívicos.

"Ese trabajo y la potencialidad de las herramientas tecnológicas debe servir para generar espacios de participación", señala la concejal, consciente de que "la gente se moviliza si ve cosas que le ilusionan. Lo vimos en el 15-M. Salen a la calle si algo les afecta y ven que pueden cambiarlo".


¿Aplicable a La Romareda?

Giner, que utiliza el término "economía social del conocimiento" para referirse a este tipo de consultas participativas, se inclina por articularlos "con un diseño previo de principio a fin, con transparencia y trazabilidad para saber dónde estamos en cada momento", y, también, por que incluyan acciones de información "potentes", generen "procesos de debate y espacios físicos de debate" y cuenten con flexibilidad para introducir modificaciones.

"Las claves para que la gente se anime y participe están en que le interese el tema y que su opinión vaya a ser tenida en cuenta", señala Giner ¿Sería un modelo aplicable para decidir sobre la petición del Real Zaragoza para privatizar a su favor un equipamiento municipal como La Romareda? "Puede ser objeto de un proceso de participación", indica Giner, que no avala ni rechaza la hipótesis.

Más noticias en Política y Sociedad