Público
Público

Belarra inicia una gira territorial para rearmar Podemos y abrirlo a los sectores menos afines en el próximo ciclo electoral

La secretaria de Organización del partido, Lilith Verstrynge, lidera esta estrategia con un triple objetivo: reforzar los mecanismos de coordinación dentro de la organización, activar los círculos militantes y ampliar el espacio político hacia los ámbitos menos convencidos hasta la fecha.

Lilith Verstrynge
Lilith Verstrynge, en una imagen de archivo de la última Asamblea Ciudadana de Podemos. Dani Gago

Un Podemos afianzado en los territorios, con una militancia activa, cuyo proyecto atraiga a los sectores que recientemente se han mostrado menos afines y convencidos con el espacio electoral. Ese es el objetivo de la gira territorial que ha puesto en marcha la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y que llevará a cabo y coordinará la secretaria de Organización del partido, Lilith Verstrynge.

La formación morada quiere llegar en las mejores condiciones al próximo ciclo electoral que se abrirá, con importantes comicios autonómicos y municipales y con unas elecciones generales al final de la legislatura. Para ello, en el partido creen que esta preparación debe comenzar por los territorios, analizando cuáles son las principales debilidades y carencias en cada uno de ellos y engrasando la coordinación interna.

El proceso de consolidación territorial no es algo nuevo en Podemos, y el anterior secretario de Organización, Alberto Rodríguez, ya había dado pasos en este sentido y había asentado las primeras piedras. Verstrynge será la encargada de continuar este camino de consolidación que, además, debe culminar en un proceso de ampliación para que Podemos sea un referente en la reorganización de la izquierda a nivel estatal y un actor clave en el espacio confederal de Unidas Podemos.

La secretaria de Organización, junto al secretario de Círculos, Participación y Crecimiento Organizativo, Pau Vivas, se ha centrado en este mes de julio en el rearme orgánico de la formación; el objetivo, según explican fuentes del partido, es "no perder ni un minuto" de cara a este proceso, motivo por el que se ha decidido no posponer la gira territorial hasta la vuelta del curso político, tras el parón vacacional de agosto.

En este sentido, Belarra y su equipo han recorrido buena parte de los territorios del Estado en esta gira que, hasta el momento, les ha llevado a Sevilla, Albacete, Pamplona o Vitoria, entre otros lugares. En estas ciudades se han convocado las mesas de confluencia territorial junto a Izquierda Unida y Alianza Verde, dos de las formaciones que constituyen Unidas Podemos.

La reactivación de los círculos

El objetivo de estos viajes ha sido iniciar el trabajo conjunto entre las distintas organizaciones y establecer lo que serán las líneas políticas conjuntas por desarrollar durante los próximos meses. La estrategia, apuntas fuentes de Podemos, es doble. Por un lado, se trata de reforzar los mecanismos de coordinación dentro del partido y con los espacios de confluencia territorial en los que participa la organización morada, ya que, según explican estas mismas fuentes, "sin un buen trabajo de coordinación y de escucha activa de los territorios y naciones no será posible afianzar la mayoría que sostiene el Gobierno de coalición".

El segundo eje de la estrategia tiene por objetivo ampliar y afianzar el espacio político más allá de los sectores más afines, un trabajo de extensión que aproxime a la formación morada a ámbitos menos convencidos hasta la fecha. "El principal reto consistirá en armonizar esta ampliación con la reactivación de los círculos de la organización morada que no terminaron de despegar en algunas zonas del territorio", explican desde la formación.

La candidatura de Belarra a las primarias de Podemos, donde fue elegida secretaria general hace casi dos meses, se centró precisamente en la defensa de un proyecto que buscaba afianzar territorialmente al partido, feminizar los liderazgos y avanzar hacia una portavocía coral donde Belarra, Irene Montero y Yolanda Díaz serían los tres perfiles más destacados del espacio confederal.

El lema de la campaña de la secretaria general fue "crecer", y ese es el objetivo que se ha marcado de cara al próximo ciclo electoral, que determinará si los cambios llevados a cabo en Podemos tras la marcha de Pablo Iglesias son la llave para garantizar el futuro y la relevancia política de la formación.

Más noticias