Público
Público

Torra en EEUU Bronca entre Torra y el embajador Morenés  en un acto sobre Catalunya en Washington

El embajador español calificó de "mentira" el discurso del presidente catalán en la inauguración de un festival. Torra y sus acompañantes abandonaron la sala indignados: "Es absolutamente intolerable y ofensivo hacia el país [Catalunya] y la institución", publicó en Twitter la jefa de prensa del president.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El president Torra en Estados Unidos. (LENIN NOLLY | EFE)

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, abandonó ayer por la noche un acto en Washington muy molesto por el discurso que estaba haciendo el embajador español en Estados Unidos, el exministro de Defensa Pedro Morenés.

El incidente ocurrió la pasada noche (madrugada en España) durante la recepción oficial de inauguración del festival cultural Smithsonian Folklife, en el que participa como invitada Catalunya, y a la que asistían Torra y Morenés.

Torra fue el primero de los dos en tomar la palabra en el evento con un discurso en el que aludió a la crisis política catalana y a los dirigentes independentistas encarcelados. El presidente catalán ofreció su visión del procés y denunció la situación de los presos catalanes.

Acto seguido habló Morenés para decir que todo los expuesto por Torra era mentira. Fue en este momento cuando Torra y su séquito se levantaron y empezaron a cantar Els Segadors, himno nacional de Catalunya, para luego abandonar el acto, molestos con el discurso del embajador español. Varios de los asistentes al acto también mostraron su malestar entonando el grito de "Llibertat, presos polítics!". Fuera del recinto Torra y otras personas también reclamaron la libertad para los presos catalanes.

Torra consideró el discurso de Morenés "absolutamente intolerable y ofensivo hacia el país (Catalunya) y la institución", según publicó en Twitter su jefa de prensa, Anna Figuera.

También pidió la dimisión de Morenés e instó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a responder "si comparte" las palabras de su embajador. "Un discurso en el que se nos tilda de mentirosos y que falsea lo que pasa en Cataluña", dijo.

Fuentes de la embajada española en Estados Unidos no quisieron comentar el incidente, aunque lamentaron que los medios de comunicación no tuvieran acceso al acto para corroborar lo sucedido.

"Malestar" de la Generalitat

Tras el incidente, el conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, ha trasladado al Ministerio de Asuntos Exteriores "el malestar" de la Generalitat por lo que considera una "actitud inaceptable" del embajador de España en Estados Unidos, Pedro Morenés, por haber "insultado" a las instituciones catalanas.

Maragall ha confirmado la presentación de la queja formal de la Generalitat ante el Ministerio de Asuntos Exteriores en unas declaraciones hechas momentos antes de comparecer ante la Comisión de Acción Exterior del Parlament para explicar los planes de su departamento.

"Hemos trasladado nuestro malestar al gabinete del Ministro de Asuntos Exteriores porque es absolutamente incomprensible que se produzcan este tipo de escenarios de agresión verbal en un acto institucional", ha explicado Ernest Maragall

"La actitud de este embajador no parece aceptable en ningún sentido, y es contradictoria con la retórica de diálogo y de aproximación"

"La actitud de este embajador no parece aceptable en ningún sentido, y es contradictoria con la retórica de diálogo y de aproximación que se viene pregonando desde el Gobierno central en boca del señor Pedro Sánchez".

Según el conseller de Acción Exterior de la Generalitat, "es inaceptable que un representante del Estado en una capital como es Washington se permita utilizar un lenguaje agresivo y de insulto hacia nuestra sociedad, nuestros presos políticos y hacia la figura de nuestro presidente de la Generalitat".

Maragall ha considerado, no obstante, que el "episodio lamentable" vivido en Washington "no deja de ser una anécdota inaceptable" y ha añadido que espera que "nadie convierta una anécdota en categoría" y que esto "no comprometa el diálogo previsto, que esperamos que sea esto ultimo y no un intercambio de improperios o descalificativos".

Más noticias en Política y Sociedad