Público
Público

Brotes El Govern prohíbe las reuniones de más de 10 personas en Barcelona y recomienda no salir de casa

La Generalitat ha pedido que se eviten las salidas sociales y los encuentros familiares porque "la mayoría de los contagios se producen durante estas actividades".

La consellera de Salud, Alba Vergés, durante la comparecencia que ha ofrecido este viernes junto a sus homólogos de Presidencia, Meritxell Budó (c), e Interior, Miquel Buch (i) | EFE
La consellera de Salud, Alba Vergés, durante la comparecencia que ha ofrecido este viernes junto a sus homólogos de Presidencia, Meritxell Budó, e Interior, Miquel Buch | EFE

agencias

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha anunciado medidas de contención de la pandemia de coronavirus entre las que destaca la prohibición de reuniones de más de 10 personas en el ámbito público y privado, acudir a residencias de ancianos, y la limitación de aforo en bares y restaurantes de Barcelona, Viladecans, el Prat de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Boi de Llobregat, Cornellà, Sant Just Desvern, Esplugues de Llobregat, L'Hospitalet de Llobregat, Montcada i Rexach, Santa Coloma de Gramanet, Sant Adrià de Besós y Badalona (Barcelona).

En rueda de prensa desde el Palau de la Generalitat en la que también han participado la consellera de Salud, Alba Vergés, y el conseller de Interior, Miquel Buch, Budó ha concretado las nuevas medidas que tienen una duración inicial de 15 días y entre las que se cuenta pedir a la población de estas ciudades quedarse en casa y "no acudir a segundas residencias este fin de semana", aunque se trata de una recomendación y no de una obligación.

Así, la recomendación pasa por salir solo para trabajar; ir a centros de salud; cuidar de personas mayores, niños, discapacitados y dependientes; para comprar productos básicos; para comprar en establecimientos con cita previa; acudir a entidades financieras, realizar acciones judiciales o notariales, exámenes y mudanzas; practicar deporte con el núcleo de convivencia habitual; ir a huertos familiares de autoconsumo; y por causas de fuerza mayor.

Se han suspendido también las actividades culturales, de espectáculos públicos, recreativas, deportivas y de ocio nocturno que afecta a gimnasios, salas de fiestas, discotecas y cualquier otra que implique un número importante de personas que no pertenecen al mismo grupo de convivencia.

En el interior de bares y restaurantes, el aforo se limita al 50%, mientras que en las terrazas, el aforo será el resultado de aplicar la distancia de seguridad de dos metros entre mesas y también han pedido priorizar los servicios que eviten el contacto físico como el reparto a domicilio.

Se han suspendido también las actividades culturales, deportivas y de ocio nocturno

Los centros de trabajo públicos y privados deben adoptar medidas higiénicas, poner a disposición de los trabajadores agua y jabón o geles hidroalcohólicos, certificar el uso obligado de la mascarilla, evitar la coincidencia masiva de personas y potenciar el uso del teletrabajo.

La actividad comercial se tiene que realizar, en la medida de lo posible, sin contacto físico con los clientes y los establecimientos deberán extremar las medidas higiénicas, de prevención y de seguridad.

Las bibliotecas y museos seguirán abiertos con sujeción al plan sectorial del Plan de actuación del Procicat, así como los 'casals' y colonias de verano, que deberán cumplir con los criterios generales. Budó ha advertido de que, si la evolución de la pandemia se mantiene, deberán tomar "medias más drásticas" por lo que ha pedido la máxima colaboración de la ciudadanía así como del mundo local para el cumplimiento de las prohibiciones.

"No queremos escatimar en recursos. Queremos evitar un segundo confinamiento de la población que tendría unos efectos devastadores en términos económicos, sanitarios y sociales", ha zanjado.

Más medidas en Lleida

En relación a Lleida, Buch ha detallado que los municipios afectados serán los de la comarca de la Noguera y algunos de la comarca del Segrià: Els Alamús, Albatàrrec, Alcanó, Alcoletge, Alfarràs, Alfés, Alguaire, Almacelles, Almatret, Almenar, Alpicat, Artesa de Lleida y Aspa.

También lo estarán Benavent de Segrià, Corbins, Gimenells i el Pla de la Font, Llardecans, Massalcoreig, Maials, Montoliu de Lleida, La Portella, Puigverd de Lleida, Rosselló, Sarroca de Lleida, Sudanell, Sunyer, Torrebesses, Torrefarrera, Torre-serona, Vilanova de Segrià, Vilanova de la Barca.

Vergés ha dicho que en estas zonas se ha producido un crecimiento de los casos, y que las medidas que se aplicarán son generalistas y fáciles de entender, pero que se deben adoptar en una zona en la que la transmisión puede ser alta: "Sabemos que, en algunas zonas, puede que no haya tantos casos y se pueden ver como injustas".

Budó: es la "última oportunidad"

La consellera catalan de la Presidencia, Meritxell Budó, ha apelado este viernes al "deber cívico" de los catalanes para que respeten las restricciones y recomendaciones para frenar la expansión del coronavirus, porque se trata de la "última oportunidad" antes de tomar "medidas más drásticas".

Así lo ha planteado la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, en una comparecencia ante los medios junto al conseller de Interior, Miquel Buch, y la consellera de Salud, Alba Vergés, en la que han anunciado la decisión de extender a Barcelona y a su área metropolitana, a la comarca leridana de la Noguera y a toda la comarca del Segrià las restricciones que ya afectan a L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) para frenar los contagios de coronavirus.

Budó ha recalcado que "la pandemia continúa y avanza sin freno"

Según Budó, "si la evolución actual de la pandemia se mantiene, tendremos que tomar decisiones más drásticas bien pronto". "Nos encontramos ante la última oportunidad para evitar que tengamos que hacer un salto en las medidas de contención de toda la población, y especialmente en una parte muy importante del área metropolitana de Barcelona", ha alertado.

Budó ha recalcado que "la pandemia continúa y avanza sin freno", por lo que ha advertido a la población de que "hay que hacer caso a todas las decisiones y medidas que toma el Govern y seguir todas las indicaciones de las autoridades sanitarias y locales". "Pedimos a todos los ciudadanos que lleven su deber cívico y su nivel de compromiso personal y colectivo" a un estrato "superior", ha añadido."Pedimos a todos los ciudadanos que lleven su deber cívico y su nivel de compromiso personal y colectivo" a un estrato "superior", ha añadido.

Los Mossos no impedirán ir a segundas residencias

Los Mossos d'Esquadra no impedirán los desplazamientos desde la primera corona de Barcelona a segundas residencias, pese a la recomendación del Govern de limitar los desplazamientos a casos indispensables, según ha asegurado el conseller de Interior, Miquel Buch.

Las restricciones de la movilidad se limitan únicamente al ámbito de la recomendación, y no a una prohibición

Las restricciones de la movilidad se limitan únicamente al ámbito de la recomendación, y no a una prohibición. Ante esta situación, Buch ha indicado que los Mossos podrán establecer controles, pero que no obligarán a nadie a regresar a su casa si por ejemplo se desplazan a segundas residencias, porque únicamente tendrán un ámbito informativo o de recomendación, a diferencia de lo que ocurría durante el estado de alarma.

"Los controles pueden ser informativos o de recomendaciones, pero si no está prohibido salir, no se les puede hacer volver a casa", ha indicado el conseller a las puertas de un fin de semana, en que habitualmente se dispara la circulación viaria hacia segundas residencias.

Más noticias de Política y Sociedad