Público
Público
Únete a nosotros

C's, dispuesto a renunciar a sus señas de identidad para evitar elecciones

El portavoz del partido en el Congreso, Juan Carlos Girauta, avanza las líneas de negociación que llevarán a cabo con PP y PSOE por separado y confiesa que sólo tendrán una línea roja: la unidad de España.

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 6

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la Cámara Baja para valorar la actualidad política. EFE/Emilio Naranjo

MADRID.- Sin buscar los máximos. Es decir, sin exigir cuestiones como el contrato único y el complemento salarial que fue una de sus señas de identidad en campaña y desde el nacimiento mismo del partido. Así se presentará Ciudadanos en las futuras reuniones que mantendrá con PP y PSOE por separado al término de la segunda ronda con el rey para buscar la investidura de un "Gobierno de Transición". Todo para evitar la repetición de elecciones que, prevén, tanto daño le haría a los naranjas.

El portavoz de C's en el Congreso, Juan Carlos Girauta, así lo ha expresado este martes en una comparecencia en la que explicó cuáles serán los temas que pondrán encima de la mesa: búsqueda de una economía más competitiva, política social (reducción de la precariedad y el paro de larga duración), y Europa y política exterior (inmigración y refugiados), lucha contra la corrupción y reforma Constitucional. De todo ello, sólo una línea roja que podría hacer que dejen de dialogar: la unión de todos los españoles.

"Estamos seguros de que hay una amplísima representación política y una gran base social en España que defiende estas posiciones comunes", manifestó Girauta, defendiendo de nuevo el argumento del partido acerca de que una coalición PP-PSOE-C's representa el 70% de la sociedad española, en palabras de Rivera.

Pese a reconocer la "guerra fría" actual entre los dos grandes partidos, el portavoz de los naranjas volvió a presentar a C's como el mejor "intermediario y moderador" entre ambos. No obstante, quiso dejar claro que será el candidato elegido por Felipe VI quien debe tener la iniciativa y quien tendrá, en último caso, la responsabilidad de formar Gobierno o provocar nuevos comicios. "En este momento se necesita altura de miras, no tacticismo", opinó. E incidió en que "PP, PSOE y Ciudadanos ya tienen una coincidencia muy alta en Europa" en cuanto a votaciones conjuntas.

Así, abogó por ponerse de acuerdo en cuanto al "mantenimiento de los compromisos con la UE", reformar la estructura del mercado laboral, lucha contra la precariedad, contra lo antieuropeístas de la extrema derecha que pueden convertir el problema de los refugiados en "dinamita", así como contra el antieuropeísmo "populista de Grillo y Podemos". Del mismo modo, se mostró convencido de que las tres formaciones podrán acordar "umbrales" de regeneración democrática como prohibir los indultos a condenados por corrupción o marcar la imputación (ahora investigación) como límite para obligar a un político a dimitir.

La línea roja de Ciudadanos, insistió Girauta, el mantenimiento de la "igualdad y unión de todos los españoles

Y pese a las diferentes posturas de Mariano Rajoy, Pedro Sánchez y Albert Rivera en cuanto a la reforma constitucional, Girauta también apostó por el acuerdo. "En este caso, además, es obligatorio estar de acuerdo", constató, en referencia a que son necesarios 2/3 de la Cámara para reformar la Carta Magna. Se da por hecho que los naranjas confían en convencer al PP para que "abra ese melón" y en cuanto a la defensa socialista de las "distintas nacionalidades de España", Girauta le restó importancia así: "Creo que ese es un problema que tendrá que resolver el PSOE con el PSC, no C's con el PSOE", ironizó.

Su línea roja, insistió Girauta, el mantenimiento de la "igualdad y unión de todos los españoles", por lo que adelantó que jamás votarán sí o se abstendrán en un pleno que pretenda investir a un Ejecutivo al que pertenezcan los de Pablo Iglesias. Pero sí se mostró dispuesto a negociar con PP y PSOE la redistribución competencial de las autonomías y a "suavizar" sus posturas en el resto de materias. "Claro que tendremos que renunciar a cosas, pero nosotros y ellos también", concluyó.

Más noticias en Política y Sociedad