Público
Público

Carolina Punset acusa a la dirección de C's de querer ser "marca blanca del PP"

La eurodiputada de Ciudadanos critica que no combata suficientemente el nacionalismo y su "incoherencia" por apoyar a Rajoy tras asegurar que no lo haría

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Carolina Punset pide a Ciudadanos "democracia real" en las primarias / EFE

MADRID.- La eurodiputada de Ciudadanos Carolina Punset, que abandonó la Ejecutiva del partido el pasado octubre, ha confirmado este viernes que no será candidata a presidir el partido, pero ha acusado a la actual dirección, con Albert Rivera a la cabeza, de pretender convertir la formación en "marca blanca del PP" tras el congreso del próximo febrero, con la renuncia a la socialdemocracia en el ideario.

Además, ha criticado lo que considera un abandono del combate firme contra el nacionalismo y el "oscurantismo" con el que, a su juicio, funciona Ciudadanos internamente.

En una rueda de prensa en Madrid y acompañada por distintos cargos públicos de C's en la Comunidad Valenciana y en Málaga, incluido el portavoz en las Cortes Valencianas, Alexís Marí, y otros diputados del grupo parlamentarios, Punset ha aclarado que no va a presentar una candidatura a la presidencia del partido.

Tras reflexionar sobre ello, finalmente ha decidido no concurrir a las primarias porque no tiene esa "ambición". Además, ha añadido que no tiene conocimiento de que ningún otro afiliado vaya a competir con Rivera por liderar Ciudadanos en la votación que se celebrará el último fin de semana de enero.

Aunque rechace su gestión y su estrategia, Punset considera que Albert Rivera es "un buen presidente" y con "un talento político extraordinario". Lo que no le parece bien es que Rivera y los suyos contesten a los militantes críticos que lo que tienen que hacer es concurrir a las primarias: "Le molesta que alguien diga lo que piensan los afiliados" y, en vez de afrontarlo, intenta "eximirse de su responsabilidad".

Pide un cambio de rumbo

La eurodiputada y exportavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas ha hecho un llamamiento a los afiliados de la formación naranja para que se sumen a su "crítica leal" y "constructiva" a la dirección por lo que ha calificado de "deriva equivocada", para convencerles de que es necesario un "cambio de rumbo".

Concretamente, ha lamentado que el nuevo ideario que la dirección de C's propone aprobar en el congreso de febrero ya no diga que el partido se nutre del "socialismo democrático" y tan solo hable de "liberalismo progresista", un cambio que ha sido contestado por los afiliados en varias de las enmiendas presentadas.

Según Punset, desde hace un año y medio "están intentando convertir a Ciudadanos en marca blanca del PP", y eso ahora pretenden plasmarlo en el documento de valores. A su juicio, esto es un "fraude ideológico", porque "renunciar a la socialdemocracia" y centrarse en el espacio liberal supone "excluir al centro izquierda", tanto en la militancia como en el electorado.

Asimismo, le parece "un error estratégico", dado que ese espacio "ya está cubierto por el PP". "Lo que se necesita en este país" es, a su modo de ver, un partido "de centro o centro izquierda que no esté vendido a los nacionalismos".

Frases huecas y argumentario Twitter

Tampoco le parece acertado definir a Ciudadanos con términos "ambiguos" como "demócrata" o "progresista". "Por no molestar, estamos cayendo en una terminología con la que acabaremos dándole igual a todo el mundo", ha advertido, señalando además que el discurso de C's ha pasado de ser "valiente" y elaborado por intelectuales a ser "un argumentario de Twitter y empresas de comunicación" hecho de "eslóganes y frases huecas".

En este contexto, también ha censurado el acuerdo con el PP para apoyar la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno después de haber dicho en numerosas ocasiones que no lo haría. Aparte de dar una imagen de "incoherencia o veleta", ese pacto y otros a nivel autonómico muestran un "entreguismo" al PP, que, por su parte, "ningunea a Ciudadanos", ha afirmado.

Otro elemento que echa en falta es una lucha contra el nacionalismo como la que se hacía en los orígenes de C's en Cataluña, y por eso ha reivindicado la defensa de una sociedad de ciudadanos "libres e iguales", independientemente del territorio donde hayan nacido.

En relación con esto, ha indicado que el "cáncer" de la formación naranja está en su sistema orgánico, resultado de "un crecimiento descontrolado" con la incorporación de "centenares de agrupaciones y cargos públicos" que habían sido expulsados del PP, pero también de partidos como el Partido Andalucista o Unión Valenciana, que "hacen política en base a la identidad regional".

Esos cargos están en C's "por puro oportunismo político" y sin compartir su "ideario básico", según la exdiputada valenciana, que denunció estos hechos en informes escritos presentados ante la Ejecutiva. "Y el premio fue mi destitución como portavoz del partido", ha añadido.

Espera que no haya represalias

Punset ha asegurado que en el partido es difícil dar la cara para discrepar de la línea oficial y ha expresado su esperanza de que no haya "represalias" contra ella, y tampoco contra quienes la acompañaban, por su denuncia. "No puedo dejar de exigir que el partido funcione bien, a pesar de que eso me cueste la carrera política en mi partido", ha manifestado.

A pesar de su descontento con la dirección de Ciudadanos, Punset no va a dejar su escaño en el Parlamento Europeo porque quiere seguir "peleando por el proyecto" y hacerlo desde dentro, con su labor institucional.

Respecto al debate sobre los nuevos Estatutos de Ciudadanos, la eurodiputada ha criticado que las primarias sólo se apliquen para elegir al presidente del partido y su Ejecutiva y no para el resto de cargos orgánicos, teniendo en cuenta que la formación naranja defiende la democracia interna.

Asimismo, ha reiterado que el voto telemático está "manejado desde el partido", por lo que ha insistido en su defensa del voto en urna. De hecho, teme "amaños" en la elección de los compromisarios que participarán en la Asamblea General, ya que son elegidos mediante ese sistema.

Maltrato al afiliado no afín a la dirección

Aun así, ha pedido a la militancia que, pese al "sentimiento generalizado de desánimo", se movilice y vote a aquellos compromisarios que podrán defender mejor un cambio en Ciudadanos. "Que aguanten las manipulaciones del aparato, los desaires, las exclusiones e incluso las expulsiones", porque "un proyecto como el de Ciudadanos es necesario en España", ha subrayado.

La eurodiputada ha denunciado que en su partido "se impide la comunicación y la información a todos los niveles" y hay "un maltrato constante al afiliado que no es partidario del aparato". "Se ha sancionado o expulsado a gente por lo que opina en un 'whatsapp'", ha asegurado.

último, se ha referido a las "surrealistas" reuniones de la Ejecutiva de Ciudadanos, en las que "la mayor parte de las decisiones se traían tomadas" y lo que se hacía era "comunicarlas, más que debatirlas". Ha afirmado que ella "solía discrepar", pero la respuesta que recibía eran "18 opiniones contrarias" a su punto de vista y concordantes con la postura oficial.

Más noticias en Política y Sociedad