Público
Público

Catalunya Puigdemont: "Ir a elecciones para detener el 155 nos hubiera ahorrado mucho dolor, pero Rajoy no dio ninguna garantía"

El expresident compadece en la comisión del Parlament sobre el 155 y considera que la aplicación del artículo supuso un "golpe de estado moderno", que incluso vulneró lo establecido en la Constitución.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. EP
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. EP

público

El expresident de la Generalitat Carles Puigdemont ha insistido en que el 26 de octubre de 2017 se planteaba convocar elecciones catalanas, a cambio de detener la aplicación del artículo 155, pero que no lo hizo porque no recibió ningún tipo de garantía del Gobierno de Mariano Rajoy. "Ir a elecciones a cambio de detener el 155 nos hubiera ahorrado mucho dolor y sufrimiento, pero el gobierno de Rajoy no dio ninguna garantía". En esta situación, la declaración de independencia del 27 de octubre era "la única opción digna y democrática para continuar el camino de la 1-O". La posibilidad de convocar elecciones, recuerda, le acarreó críticas de "sectores que ahora me acusan de radical", en una clara referencia al diputado de ERC Gabriel Rufián y su tuit sobre las "155 monedas de plata".

El ahora eurodiputado ha compadecido por videoconferencia desde la Eurocámara para la comisión del Parlamento sobre el 155, después de que la semana pasada lo hicieran los seis presos políticos que formaron parte de su gobierno. Como ya hicieron ellos, Puigdemont ha mostrado muy crítico con el 155, que considera " un golpe de Estado con responsables directos e indirectos " y un ejercicio de "venganza" contra "todo el pueblo de Catalunya".

"La aplicación del 155 es la crónica de un golpe de Estado moderno. No necesita militares al poder sino que con un grupo de cargos judiciales debidamente alineados ya basta para alterar el orden constitucional", ha añadido. En su intervención inicial, Puigdemont ha insistido en que el 155 excede los límites previsto en materia constitucional. Y lo ha hecho recordando que, durante la elaboración del texto constitucional, se excluyó la posibilidad de disolver Parlamentos regionales mediante el uso del 155: "Se rehusaron explícitamente las enmiendas que proponía UCD y Alianza Popular, los partidos de la derecha herederos del franquismo, que pretendían especificar la disolución de una asamblea regional, como el Parlamento catalán, y la disolución de otros órganos autonómicos ".

Incumplimiento de la Constitución

Puigdemont también ha defendido que el Gobierno español tiró por con la aplicación del artículo sin buscar el diálogo, una iniciativa que el eurodiputado considera obligatoria por ley: "El Gobierno español debería haber hecho un requerimiento, con la que debería haber fijado la razón por la que se pretende iniciar un 155, y por tanto, dialogar sobre este requisito. A consecuencia de ello, se debería posibilidad un diálogo para buscar solución ". Lejos de ello, considera que el 155 se aplicó desde la venganza: "Querían castigarnos porque los dejamos en evidencia el 1 de octubre".

Además, ha considerado que este castigo no se limitó a los representantes políticos, sino que buscó "causar tanto daño como fuera posible a una población que hacía culpable de haber votado mal": "Decidieron perjudicar los siete millones de catalanes" . "Quería perjudicar personas porque viven en un territorio determinado donde se escogen políticos independentistas", ha recalcado, tras opinar que incluso se podía considerar un comportamiento "xenófobo".

Más noticias de Política y Sociedad