Público
Público
Únete a nosotros

Podemos se centra en el 26-M y aparca Vistalegre III

Pablo Iglesias ha convocado al Consejo Ciudadano Estatal para preparar la próxima convocatoria de elecciones. Los dirigentes del partido no abordarán la posible "refundación" hasta que pasen los comicios y se forme el futuro gobierno.  

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4

Pablo Iglesias durante un acto de campaña en Valladolid / EFE

La Ejecutiva de Podemos se reunió tras la jornada electoral y decidió convocar a su Consejo Ciudadano Estatal este lunes. Realizaron un "análisis" de los resultados de las urnas pero no ha trascendido mucha información de la convocatoria ni una autocrítica de la dirección que vaya más allá de cómo les ha afectado negativamente los conflictos internos. Los principales dirigentes están de acuerdo con que Pablo Iglesias consiguió "salvar los muebles" durante la última semana y con que todavía no ha llegado el momento de plantearse ninguna "refundación". Primero hay que centrarse en las próximas elecciones y en las negociaciones con el PSOE para formar gobierno.

PSOE y Podemos están en un constante pulso por la fórmula del futuro Ejecutivo. Iglesias exige a los socialistas un gobierno de coalición: "Es la única fórmula para garantizar un gobierno progresista y estabilidad", insisten desde el partido. El secretario general de Podemos ha llegado a amagar con no apoyar la investidura si no llegan a un acuerdo. Además, también cree que esta fórmula se extenderá a los posibles futuros gobiernos autonómicos así como a las principales ciudades. 

En Podemos ponen como ejemplo de gobierno de coalición la Comunidad Valenciana donde Ximo Puig ya ha tendido la mano a Podemos y a Compromís para formar el Ejecutivo. Esto es lo que esperan repetir — como ocurrió también en las pasadas elecciones en Castilla-La Mancha — en el resto de autonomías en las que la izquierda sea mayoritaria. Esta sería la forma de cumplir con el objetivo de gobernar y salvar la caída en votos. 

Los candidatos autonómicos temen que la caída de votos en las generales se extienda al 26-M

Centrando los esfuerzos en este objetivo dejarán de lado, al menos de momento, la posible refundación que han reclamado varios dirigentes de Podemos. Desde que Iñigo Errejón anunció su alianza con Manuela Carmena las marchas y los conflictos internos han seguido creciendo. Y fue Juan Carlos Monedero quien habló de Vistalegre III tras la dimisión de Pablo Bustinduy. El fundador de Podemos consideró que el partido debían "reiniciarse" tras las elecciones en otra asamblea ciudadana. Monedero hacía pública una idea que está en mente de buena parte de la Ejecutiva, sobre todo, entre los líderes territoriales. 

Ahora los secretarios y candidatos autonómicos afrontan el 26-M con la idea de desligarse de los resultados generales. La mayoría de territorios pidió una reflexión a la dirección tras la ruptura con Errejón, reflejada en la Declaración de Toledo, para llegar a un acuerdo. No ocurrió y se sigue temiendo que la crisis afecte a sus resultados así como también se reconoce que los tiempos electorales no permiten el debate que se requiere en la organización. La idea de Vistalegre III sigue en mente pero no se pondrá en pie hasta dentro de un tiempo.

Al Consejo Ciudadano Estatal están convocados todos los diputados recién elegidos además de los miembros habituales. La intención de la convocatoria es "compartir información para afrontar las elecciones europeas, autonómicas y municipales" y que sirva como "impulso" antes del inicio de la campaña electoral.

Más noticias en Política y Sociedad