Público
Público

Ciudadanos propone flexibilizar el déficit ante la UE para acercarse al PSOE

Rivera incluye en su hoja de ruta para un acuerdo de investidura la petición a Europa de aplazar a 2017 el cumplimiento del pago de la deuda. Pedro Sánchez lo aumentó a 2019

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El líder de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy tras la Ejecutiva Nacional del partido. EFE/Paco Campos

MADRID.- Negociar con la Unión Europea para que España pueda cumplir sus objetivos de déficit en dos años y no en uno. Esa es la propuesta que la Ejecutiva de Ciudadanos ha aprobado este lunes para que se incluya en el documento que su equipo llevará esta tarde a la mesa de negociación con los socialistas.

Con esta medida, que formará parte de la hoja de ruta para un futuro pacto de Gobierno, C's se acerca al PSOE, en cuyo correspondiente documento ha incluido flexibilizar el pago de la deuda aumentando el plazo hasta 2019.

Albert Rivera no ha querido admitir que se trate de un anuncio premeditado para facilitar el acuerdo, pero tampoco ha afirmado que se trate de una casualidad

Albert Rivera no ha querido admitir que se trate de un anuncio premeditado para facilitar el acuerdo, pero tampoco ha afirmado que se trate de una casualidad. "Es una evidencia: todos sabemos que el agujero que dejó el PP (en los Presupuestos) nos obligaría a recortar casi 10.000 millones y que eso no se puede hacer en un año y que tampoco se puede no cumplir, como propone Podemos", explicó el líder de los naranjas, tras especificar que aplazar el pago y dejarlo por debajo del 3% hasta 2017 es una medida que él mismo pidió elaborar a su equipo técnico la semana pasada.

De hecho, Rivera afirmó no haber leído todavía la propuesta de Pedro Sánchez, pero sí vio algunos puntos de posible afinidad pese a que el texto de la misma se acerque más a la izquierda que a su programa electoral.

Así, no vio como escollo insalvable ninguno de los puntos por los que fue preguntado y abogó por seguir dialogando para ver si hay o no puntos de encuentro entre ambas formaciones. Por su parte, tras no haber incluido su propuesta de contrato único, Rivera volvió a defender "los contratos indefinidos" como la mejor reforma laboral pero también valoró que "los tres modelos de contrato se alejen de la reforma de Zapatero".

Del mismo modo, el presidente de C's insistió en suprimir el Senado y las Diputaciones, pero dijo querer estudiar la reforma de ambas instituciones propuesta por Sánchez, así como la de la Constitución. "Nosotros siempre hemos defendido que un modelo autonómico es ya federal", sentenció, asumiendo que "hay coincidencias en algunas cosas y en otras no". Como la propuesta de derogar el concordato con la Santa Sede que quiere Sánchez y no Rivera, por ejemplo.

En cualquier caso, Rivera dijo no ver "ningún bloqueo", de momento, en su camino conjunto hacia un posible pacto de investidura. En este sentido, criticó la postura de Pablo Iglesias por haber roto toda conversación mientras Sánchez mantenga las suyas con Ciudadanos: "Yo no voy a cometer ese error de poner vetos y establecer cordones sanitarios a nadie para sentarse a hablar con nadie".

Aun así, volvió a negar la posibilidad de llegar a algún acuerdo que incluya a Podemos o a otras fuerzas independentistas como Compromís. Con ello volvió a abogar por buscar los apoyos de las fuerzas "constitucionalistas" para dar "estabilidad" a la "Segunda Transición". Es decir, abogó de nuevo por la 'gran coalición' PP-PSOE-C'S y recriminó a Mariano Rajoy que siga "enrocado" en la postura del 'o yo, o nadie'. De hecho, admitió, molesto, que el presidente en funciones no había vuelto a ponerse en contacto con él desde el pasado jueves, día en que quedaron para volver a hablar, aunque fuese sólo de un posible recurso ante el Tribunal Constitucional de las "leyes de desconexión" impulsadas por el Parlament de Catalunya la semana pasada.

De momento todo apunta, por tanto, a que la senda hacia una posible investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno seguirá construyéndose lentamente. El siguiente paso será esta tarde, con la reunión entre ambos equipos negociadores en la que sin duda el aplazamiento del cumplimiento del déficit será una cuestión a tratar.

"Cualquier negociación con Ciudadanos quedará condicionada por dos parámetros: la responsabilidad con nuestros socios europeos y el cumplimiento con los españoles", advirtió el líder de los naranjas poniendo como condición que la petición de aplazamiento a la UE conlleve también una moneda de cambio en las exigencias para España.

"PP y PSOE prefirieron meter la tijera antes de hacer reformas; ahora hay que pedir flexibilidad a Europa a cambio de reducir la administración, luchar contra el fraude e impulsar un plan de empleo y un pacto por la educación. Hay que evitar los recortes y las subidas de impuestos y a la vez poder realizar las políticas económicas y sociales que necesita el país", zanjó Rivera.

Más noticias en Política y Sociedad