Público
Público
Únete a nosotros

Ciudadanos Un informe policial contradice la versión de Cs sobre la polémica durante el Orgullo

El documento determina que "no hay constancia" de que se produjeran "agresiones físicas" a los miembros de la formación naranja durante la manifestación del Orgullo, como criticaron sus dirigentes. Solo insultos y lanzamiento de agua.

Publicidad
Media: 4.60
Votos: 10

Miembros de Ciudadanos durante la manifestación del Orgullo./ EP

Un informe policial elaborado por la Jefatura Superior de Policía de Madrid determina que "no hay constancia" de que se produjeran "agresiones físicas" a los miembros de Ciudadanos durante la manifestación del Orgullo del sábado pasado, como aseguró el partido liderado por Albert Rivera. Según detallan fuentes policiales en declaraciones a El País, solo hubo insultos, lanzamiento de agua, y alguna proyección "aislada no peligrosa" como la de una botella de plástico vacía. Además, el informe destaca que Ciudadanos no siguió "en ningún momento las instrucciones policiales ni sus consejos" y que en todo momento estuvieron acompañados por agentes de paisano.

Este informe se ha realizado este lunes después de que los dirigentes de la formación naranja criticaran la actuación de la Policía Nacional que participó en el despliegue de seguridad. La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís culpó a los agentes de "tardar mucho en llegar" y de actuar "de forma muy ineficiente cuando podía haber pasado cualquier cosa", pese a que en el momento en el que comenzó el boicot ya se había marchado. En declaraciones a TVE, Villacís aseguró que sus compañeros pasaron mucho miedo por la situación de "ser rodeados por cientos de personas". "Pudo haber pasado algo más grave", apuntó, ya que para la vicealcaldesa, los dirigentes de Ciudadanos estuvieron protegidos por "pocos agentes" de la Policía Municipal de Madrid.

Ante la sentada, la Policía no desalojó la zona porque podría originar "más alteración ciudadana que la que se trataba de evitar"

Pero el documento elaborado por la policía contradice esta versión. Ciudadanos informó a la Policía el sábado por la mañana de que acudirían a la manifestación 200 militantes, que se incorporarían en la Glorieta de Atocha y llegarían hasta la plaza Neptuno. Según el informe, un inspector propuso a los dirigentes del partido acompañarles junto a varios policías durante la marcha para que, en caso de incidente, reaccionar de manera rápida. Fue este grupo de agentes el que, cuando se percató de que un grupo de diez manifestantes boicoteó la marcha de Ciudadanos, les planteó desviarse por un lateral de la calle, pero éstos se negaron. El informe policial apunta que los dirigentes de Ciudadanos no hicieron caso a los consejos policiales hasta en dos ocasiones.

Alrededor de las nueve de la noche un grupo de manifestantes hizo una sentada para impedir el paso de Ciudadanos. La Policía no desalojó la zona porque podría originar "más alteración ciudadana que la que se trataba de evitar". Este bloqueó duró aproximadamente hora y media y fue cuando se incrementaron los gritos e insultos, cuando se lanzó agua con pistolas de juguete y "alguna botella de plástico vacía, que no llega a impactar en nadie ni causar lesiones", dicta el informe. 

Cs contaba con 20 agentes de paisano en su comitiva

Después de una hora, la Policía Municipal recibió instrucción de entrar "a formar un cordón de protección" después de que miembros de Ciudadanos lo solicitaran. Previamente la Policía Nacional había desplegado 20 agentes de paisano en la comitiva de Ciudadanos ante las amenazas que suscitó la participación de esta formación política en el Orgullo, que fue anunciada a última hora por la organización.

Además, la formación naranja solicitó a las autoridades un operativo especial de agentes uniformados que les escoltaran para entrar a la marcha y que rodearan su comitiva, algo que fue rechazado habida cuenta de que el dispositivo general ya estaba preparado "y no podía crear uno específico para una parte". Estos agentes camuflados entre los manifestantes tenían órdenes de actuar en caso de que "fuera necesario" ante cualquier intento de "agresión directa", pero no llegó a producirse.

Finalmente, sobre las diez y media, los miembros de Ciudadanos decidieron salir de la manifestación. Según recoge el informe, la intervención policial "fue mínima" en ese momento ya que solo grupos aislados les increparon desde las distancia, pero sin que se produjera ningún tipo de agresión. 

Más noticias en Política y Sociedad