Público
Público

Los 'colegas' encubridores del presunto asesino machista de Elche, relacionados con el tráfico de drogas

Entre los once detenidos por ayudar a esconderse a Kiko Navarro tras asesinar presuntamente a Yolanda Elisabeth Martínez el día de Navidad, hay algunos con antecedentes. En el registro de dos pisos donde estuvo huido cinco días antes de ser detenido se han hallado drogas y una pistola.

Kiko N. en una foto de su cuenta de Instagram subida horas después de asesinar presuntamente a Yolanda, el pasado día de Navidad.
Kiko N. en una foto de su cuenta de Instagram subida horas después de asesinar presuntamente a Yolanda, el pasado día de Navidad. Instagram

Yolanda Elisabeth Martínez, de 25 años, fue asesinada en Elche (Alicante) durante la pasada Nochebuena presuntamente por el chico con el que llevaba dos meses saliendo: Francisco Navarro, de 22, que se hace llamar Kiko N. M. y 'Kiko the real' en las redes sociales donde exhibe sus nulas dotes como cantante de infumables letras machistas de reguetón, su pasión. 

Kiko Navarro asesinó presuntamente de un tiro en la nuca a Yolanda, que se había reunido con él tras cenar en Nochebuena con su familia. El crimen sucedió en el piso de Navarro, en el conflictivo barrio de Los Palmerales de Elche. Yolanda era una mujer paraguaya que llevaba casi tres años viviendo en España junto a su madre y a su hermana. Se había traído a su hijo mayor, de nueve años, y en Paraguay tuvo que dejar a su otra hija, de tres años, a cargo del padre, del que estaba separada. Sus hijos elevan a 30 la cifra de huérfanos por violencia machista en 2021.

"Era una chica alegre y buena madre. Trabajaba cuidando a personas mayores y echando horas donde le saliera el trabajo", cuenta a este diario Liber, la pareja de la madre de Yolanda. "Yo la quería como una hija. Su madre y yo llevamos muchos años en España. Cuando ella llegó con su pequeño tenía sueños, quería prosperar y poder traerse a su hija algún día. Tenía toda la vida por delante", cuenta este hombre paraguayo. 

Que semejante crimen haya tenido el apoyo de varios amigos de Kiko Navarro es algo indignante. Once personas --siete mujeres y cuatro hombres-- han sido detenidas por la Policía como presuntos encubridores. De ellos, algunos están relacionados con el tráfico de drogas, según ha podido saber Público de fuentes cercanas a la investigación. Estas personas acusadas de encubrir, apoyar o facilitar la huida del presunto asesino durante cinco días hasta que fue detenido pertenecen al entorno cercano de Navarro; la mayoría, de su círculo de  "colegueo", cuentan esas fuentes. 

Yolanda Elisabeth Martínez fue la última víctima de violencia machista de 2021 en España, año en el que el machismo se ha cobrado 43 vidas de mujeres; 1.125 desde 2003, cuando se inició la estadística de estos delitos. Pero pudo ser la penúltima víctima del año. Kiko Navarro estuvo cinco días escondido de la Policía tras cometer presuntamente el crimen. El pasado día 30 de diciembre se presentó armado con un fusil Kalashnikov y una pistola y abundante munición en el domicilio de la familia de su exnovia, una joven que tiene una hija de 18 meses fruto de una relación con Navarro. Pretendía llevarse al bebé a la fuerza, según cree la Policía. 

Los agentes de la UDEV de la Brigada de Policía Judicial de la Policía Nacional en Elche se anticiparon y pusieron a salvo a la madre y a la criatura antes de que Kiko Navarro fuera a por ellas, como finalmente sucedió. En el piso, en el barrio del Carrús de Elche, se encontraba la abuela de la joven y otras tres personas. Al llegar la Policía, Navarro la emprendió a tiros contra los agentes, que finalmente lograron que depusiera la armas y se entregara. 

No era la primera vez que este joven hacía alarde de una extremada violencia. Hace algo más de un año aproximadamente en el trascurso de una pelea estuvo a punto de cortar el cuello a otro joven y matarlo, como ha desvelado Pedro Montore, comisario de Elche, en una rueda de prensa. 

Este hecho que ha trascendido tras la muerte de Yolanda ha indignado a su familia. "¿Qué hacía en la calle un tipo tan violento y peligroso?", se pregunta Liber, el compañero de la madre de la joven asesinada. Según él, Yolanda no les contó nada malo sobre su novio, pero "su hermana nos ha dicho ahora que iba a dejarlo porque era agresivo". 

El último mensaje en Instagram

Una amiga de Yolanda cuenta a este diario que la joven conoció a Kiko Navarro por las redes sociales, donde él se deleitaba exhibiendo fotos suyas con ropa deportiva de marca e interpretando canciones de descarado contenido machista al son de reguetón. "Quería ser un sicario pero también un cantante famoso", consta en un comentario de uno de sus conocidos en su cuenta de Instagram. 

En la misma cuenta, horas después de asesinar a Yolanda, el día de Navidad, este aspirante a estrella musical subía varias fotos ataviado con un chándal rojo en el descansillo de su casa y el siguiente mensaje: "Uno no sabe cuándo Dios toca su puerta, tu vida puede estar gestionada de la forma que sea. La vida está formada por lealtad, respeto y amor y lo más importante (sic) confianza. Solo Dios sabe las cosas de uno (...) Presiento que pronto seré libre". Detrás de la puerta que se observa en las fotos subidas a Instagram aquel día, yacía sin vida Yolanda Elisabeth Martínez.

Drogas y armas

Tras la detención de Kiko Navarro, la Policía puso en marcha un operativo encaminado a averiguar dónde había estado escondido y quién le había ayudado. Se registraron dos pisos, uno en Santa Pola y otro en Elche, donde presuntamente permaneció escondido y se hallaron 27 gramos de cocaína, 44 de heroína y 2 de marihuana, además de un arma. El comisario Montore desveló en la rueda de prensa que el siguiente hilo del que tirar en su investigación es el origen de las pistolas y el 'Kalashnikov' , "que no es fácil de encontrar ni siquiera en el mercado ilegal este tipo de armamento", apostilló el policía. 

Recursos si necesitas ayuda

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes, también está disponible el correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y el canal del WhatsApp en el número 600 000 016.

En una situación de emergencia, se puede llamar al 112 o a los teléfonos de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062) y si no es posible realizar la llamada y se está en peligro se puede utilizar la aplicación ALERTCOPS, desde la que se enviará una señal de alerta a la policía con geolocalización.

Más noticias