Público
Público

El 'complot' del PP para desactivar las primarias de Cifuentes

Génova ha cambiado por primera vez el sistema de votación de la ponencia de Estatutos y Política que renovará el ideario del partido. En la organización de Madrid aventuran que su propuesta no saldrá adelante por la presión del resto de territorios para que se rechace.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 12

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y la presidenta de la Comunidad de Madrid y de la gestora del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, en una imagen de archivo. EFE

MADRID.-  La propuesta de Cristina Cifuentes para que su partido sea más "democrático" a la hora de elegir a su presidente nacional no saldrá adelante. Así lo creen, al menos, en el PP de Madrid, la organización territorial que ha presentado una enmienda a la ponencia de Estatutos de la directiva de Génova para que se apruebe un sistema similar al de las primarias

Cifuentes ha anunciado ya su intención de negociar con el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maíllo, la posibilidad de transaccionar su propuesta para que todos los militantes puedan votar a su líder. Pero su equipo ya da esa batalla por perdida. 

"Es prácticamente imposible que salga adelante", aventuran. Creen que teniendo a la mayoría de sus homólogos en contra, difícilmente conseguirán apoyos suficientes en el próximo Congreso que se celebrará los días 10,11 y 12 de febrero.

El escenario no se les presenta favorable. Para empezar, éste es el primer Congreso en el que la ponencia de Estatutos y Política -que antes se presentaban por separado- será votada por todos los compromisarios en su conjunto.

Anteriormente, cada compromisario podía inscribirse en dos de los cinco debates que se celebrarán: Estatutos y Política, Social, Económica, Educación y Europa. Ahora, en cambio, los 3128 compromisarios que participarán en el 18 Congreso del PP podrán debatir y votar en pleno -y no en comisión, como el resto- la primera de ellas.

Madrid cuenta sólo con 234 e los 3128 compromisarios que votarán las ponencias y sus correspondientes enmiendas en el 18 Congreso del PP

Madrid, la organización que ha presentado una de las enmiendas más importantes a dicha ponencia, cuenta sólo con 234 compromisarios. Aunque tienen también el apoyo de Valencia, que ha presentado una enmienda similar, sus cifras no alcanzarían la mayoría suficiente para incluir su propuesta en los nuevos Estatutos del PP.

Por otro lado, existen fuentes que han apuntado la posibilidad de que existan movimientos internos que, desde la dirección de Génova -con Mariano Rajoy al frente-, hayan presionado al resto de territorios para tumbar la propuesta de Cifuentes y, así, frenar el aumento de poder que la presidenta de la Comunidad de Madrid está acumulando desde la marcha de Esperanza Aguirre

Su equipo, en cambio, no cree que se deba a un 'complot' organizado desde la Presidencia de la formación. Eso sí, dan por hecho que sólo con que los barones del PP se muestren públicamente en contra de las primarias es suficiente para que sus correspondientes compromisarios se den por aludidos y voten en consecuencia. 

En el PP de Madrid creen que sólo con que los otros barones se muestren públicamente en contra de las primarias es suficiente para indicar a sus compromisarios qué deben votar en el Congreso

Otras fuentes cercanas a la dirección del PP señalan también que Cifuentes no es molesta para Rajoy -siempre ha defendido que existan primarias en el PP y, aun así, el presidente le dio su confianza tanto en las elecciones autonómicas como poniéndola al frente de la Gestora de Madrid-, ni para las bases del partido, deseosas de que empiecen a vislumbrarse señales de "regeneración" en él. Pero sí reconocen que hay "cargos intermedios" que podrían ver en la presidenta de la Comunidad un exceso de ambición que podría desbancarles de una futura batalla interna por el poder.

Así las cosas, todo apunta a una maniobra de algunos barones del PP para frenar a la cada vez más poderosa líder madrileña. De hecho, a excepción de Isabel Bonig -líder del PP valenciano-, la mayoría de organizaciones territoriales se ha mostrado a favor del sistema de doble vuelta de Maíllo (en la primera todos los militantes votarían al presidente; en la segunda, sólo los compromisarios) frente a la idea de Cifuentes para que los militantes voten en ambas ocasiones. Es decir, no quieren seguir la premisa de "un militante, un voto" que también proponen desde Valencia.

Este mismo jueves la propia presidenta del Comité Organizador del Congreso, Luisa Fernanda Rudi, se posicionó, también como líder del PP de Aragón, del lado de la postura oficialista de Génova. "En Aragón hemos mandado más de 200 enmiendas a todas las ponencias, pero no en ese aspecto. La ponencia de Estatutos y Política [de Maíllo] es un buen texto", valoró, descartando también que se vaya a modificar la normativa relativa a la acumulación de cargos que buscaría impedir que María Dolores de Cospedal compatibilice la Secretaría General del PP con su puesto de ministra de Defensa.

Monago: "Las primarias no son la pureza del sistema"

Antes de ella, otros lanzaron mensajes similares a la opinión pública y, de paso, a sus respectivos afiliados. En el PP de Galicia, su secretario general, Miguel Tellado, defendió el sistema congresual actual a través de compromisarios, igual que el portavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, o el presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, que incluso criticó la opinión de Cifuentes: "es como cuestionar el sistema electoral español", sentenció Diego, repitiendo el argumentario utilizado por Maíllo. 

Su homólogo en Extremadura, José Antonio Monago, se mostró más abierto a una "reflexión profunda" sobre el procedimiento interno de elección, pero consideró que el sistema de primarias no es fácil de implantar, dado que el PP tiene -según cifras de Génova- más de 800.000 militantes. "Las primarias tampoco son la pureza del sistema", agregó Monago, aprovechado para criticar tanto a PSOE ("eligen un líder y luego lo quitan") como a Podemos ("no se sabe quién vota por Internet").

Maíllo: "Mi propuesta es mayoritaria en el partido"

Tampoco otros cargos relevantes del PP quieren primarias. Es el caso de su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, que considera que ya se cumple la premisa "un militante, un voto" con la "democracia representativa" que ya rige, según él, la elección del presidente en la actualidad. 

Sea como sea, complot o fruto de la casualidad, la probabilidad de que el PP cambie sus Estatutos para imponer primarias en febrero es mínima. La de Cifuentes es una de las 1.300 enmiendas que Génova ha recibido sólo para la ponencia de Estatutos y Política (en total llevan ya más de 4.000). Y, aunque tendrán que estudiarlas todas, el coordinador de la misma, Fernando Martínez Maíllo, lo tiene claro: "Mi propuesta es mayoritaria en el partido", zanjó recientemente. La presidenta de Madrid, por su parte, seguirá intentándolo, aunque sea para intentar imponerlas en su propio congreso regional.

Más noticias en Política y Sociedad