Público
Público
Únete a nosotros

Elecciones paridad El Congreso español se consolida como el más paritario de toda Europa

Las elecciones del pasado domingo incrementan en siete puntos la presencia de mujeres, que se sitúa en un 46,8%. Se trata de la mayor representación de mujeres en los últimos cuarenta años de democracia y la primera vez que la Cámara Baja cumple con la ley de Igualdad.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Congreso de los diputados. /EP

El nuevo Congreso surgido de las elecciones de este domingo tendrá la mayor representación femenina de su historia, con 164 mujeres diputadas, 26 más que las que se sentaron en el hemiciclo en la pasada legislatura.

Según el dato calculado por Europa Press, esta cifra supone que las mujeres ocuparán el 46,8% de los escaños (siete puntos por encima de la última legislatura) y que la Cámara Baja supera por primera vez el 40% de representación femenina, cumpliendo con lo que marca la ley de Igualdad aprobada en 2007. La norma aprobada hace 12 años estipula que para para alcanzar una representación paritaria, ningún sexo debe estar representado por encima del 60% o por por debajo del 40%.

Otro dato llamativo que deja este incremento de la representación de las mujeres en la Cámara Baja, es que el Congreso de nuestro país se convierte en el más paritario de toda Europa. Según datos de Eurostat, Suecia ostentaba hasta ahora el parlamento más igualitario, con un 46,4% de representación femenina, seguido de Finlandia, con un 41,5% y de Noruega, con un 40,8%.

Más mujeres que hombres en PSOE y PP

La formación con mayor representación femenina es el PSOE, con 64 diputadas (seis de ellas del PSC), lo que supone un 52% de los 123 escaños conseguidos en estos comicios. Los socialistas, como es habitual en esta formación, presentaron listas cremallera, pero sólo 22 de las 52 circunscripciones estaban lideradas por mujeres.

También el PP tendrá más diputadas que diputados, en concreto, 34 de los 66 que ha conseguido, es decir, un 51,5% de sus representantes en la Cámara. Los 'populares' llevaban el 44% de sus listas encabezadas por nombres femeninos, de ahí que, a pesar de los bajos resultados obtenidos en relación a la anterior legislatura, la mayoría de sus representantes elegidos fueran mujeres.

Unidas Podemos estará representada en el Congreso por 20 diputadas, lo que supone un 47,6% de sus 42 representantes elegidos. Por su parte, tendrá una representación del 36,8% de mujeres en el Congreso, al haber sido elegidas 21 candidatas del total de 57 representantes que tendrán esta legislatura.

Coalición Canaria, 100% mujeres

Esquerra Republicana, por su parte, pasa de las dos diputadas con las que contaba en la última legislatura a seis y cumple con la llamada democracia paritaria, ya que suponen el 40% de su representación. Por su parte, PNV cuenta con dos diputadas de los seis representantes conseguidos; Junts Per Catalunya con dos, de siete diputados; EH Bildu con una mujer entre sus cuatro representantes; y Coalición Canaria suma un 100% de representación femenina, ya que sus dos diputadas en el nuevo Congreso son Ana Oramas y Guadalupe González Taño.

Estas son las quintas elecciones generales que se celebran tras la entrada en vigor, en 2007, de la Ley de Igualdad, que obliga a los partidos a que, en cada tramo de cinco puestos de sus candidaturas, ninguno de los dos sexos supere el 60 por ciento o esté por debajo del 40%, un requisito que no impide que uno de los dos sexos cope los puestos de salida.

De hecho, en las legislativas de 2008, la primera vez que fue obligatorio presentar listas paritarias, salieron elegidas 124 diputadas (el 35,4%), las mismas que en la convocatoria de 2004 cuando aún no se había aprobado la Ley de Igualdad. En las generales de cuatro años antes sólo se contabilizó una electa más: 125 (35,7%) frente a 225 electos (64,2%).

Pero, aunque la legislatura arrancó sin paridad, terminó siendo paritaria porque a lo largo de los cuatro años el relevo en los escaños propició que se incrementara la presencia femenina. Las mujeres no concurrieron en puestos de salida, pero las sucesivas sustituciones permitieron su paulatina incorporación a la Cámara.

Empezaron 21 en la constituyente

La anterior fue legislatura (2011-2015) era hasta ahora la que había conseguido una mayor representación de mujeres en el Congreso. De las 438 personas que tuvieron acta en la Cámara Baja en esos cuatro años, 175 (el 39,9%) fueron féminas. Desde que empezó esta etapa democrática el número de mujeres se ha multiplicado por ocho, pues en la Legislatura Constituyente sólo hubo 21 diputadas (el 6% del total).

El avance más grande tuvo lugar entre 1989 y 1993, cuando tuvieron escaño un total de 54 féminas, que se transformaron en 65 en la quinta legislatura

En la primera legislatura (1979-1982) subieron a 24, en la segunda (1982-1986), la primera de mayoría absoluta de Felipe González, volvieron a bajar a 23 y en la siguiente (1986-1989) llegaron a 33. El avance más grande tuvo lugar entre 1989 y 1993, cuando tuvieron escaño un total de 54 féminas, que se transformaron en 65 en la quinta legislatura, última de aquella etapa socialista.

A partir de ahí la entrada de diputadas en el Congreso fue creciendo más intensamente y entre 1996 y 2000, primera legislatura del Gobierno de José María Aznar, rozaron el centenar (fueron 98), una cifra que ya superaron en la siguiente (2000-2004), cuando hubo 132 diputadas y una de ellas, la 'popular' Luisa Fernanda Rudi se convirtió en la primera presidenta de la institución.

Después el ritmo de entrada de mujeres se ralentizó aunque seguían aumentando. En la octava legislatura, la primera de José Luis Rodríguez Zapatero, 146 escaños tuvieron nombres femeninos, en la siguiente (2008-2011) llegaron a 158 y en la que acabo en 2015 se batió el récord de 175 mujeres en el hemiciclo de la Cámara Baja a lo largo de todo el periodo.

Más noticias en Política y Sociedad