Público
Público

El Congreso habilita el sábado 28 y el domingo 29 de diciembre para celebrar una eventual investidura

La Mesa de la Cámara acuerda hacer hábiles estos días (sábado y domingo), y el viernes 27, por si finalmente se celebra el debate de investidura, que podría ser el 27, 28 y 30, aunque la presidenta todavía no conoce la fecha.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet. (VÍCTOR LERENA | EFE)

La Mesa del Congreso ha decidido este lunes habilitar los días 27, 28 y 29 de diciembre "de forma preventiva" ante la eventual celebración de un debate de investidura. Fuentes del órgano de Gobierno de la Cámara aseguran que la presidenta, Meritxell Batet, ha propuesto habilitar estos días (sábado y domingo), por lo que la investidura podría tener lugar entre los días 27, 28, 29 y 30.

Estas mismas fuentes precisan que la presidenta no ha trasladado al resto de los miembros de la Mesa cuál podría ser la fecha concretar para celebrar el Pleno, ya que la "desconoce", por lo que esta decisión tendría un carácter puramente "preventivo", aunque esta habilitación acerca la investidura al periodo comprendido entre el 27 y el 31.

El Reglamento del Congreso recoge que los días hábiles para celebrar un Pleno son los martes, los miércoles, los jueves y los viernes, por lo que para convocar una sesión plenaria algún otro día (no festivo) necesita de la aprobación de la Mesa de la Cámara, una vez oída la Junta de Portavoces.

Ninguno de los días en los que se podría celebrar una eventual investidura es festivo, aunque sí que hay un sábado, un domingo y un lunes, días inhábiles para celebrar Plenos (y los días que se ha acordado habilitar). 

La intención a la que apunta el Gobierno desde hace semanas es la de comenzar el debate de investidura el día 27 (viernes); al día siguiente, 28 (sábado), tendría lugar la segunda parte del debate y la primera votación, en la que Pedro Sánchez precisaría de una mayoría absoluta (176 diputados) para ser investido, una opción que, al menos de momento, no es probable.

Tras no obtener los apoyos necesarios en esta primera votación, se produciría una segunda 48 horas después, es decir, el lunes 30. Los portavoces de los grupos y el candidato llevarían a cabo unas intervenciones más cortas que en los días anteriores y, en todo caso, no se podría celebrar la votación hasta que hayan transcurrido, al menos, las 48 horas que fija la ley.

La investidura en enero, competencia de Batet

En esta segunda votación, Sánchez ya solo necesitaría recabar los apoyos de la mayoría simple de la Cámara (más votos a favor que en contra) para ser investido como presidente del Gobierno. Si el Pleno de investidura arrancara el día 28 (sábado) en vez del 29, la sesión se alargaría hasta el día 31, cuando tendría lugar la segunda votación. El 31 es martes, por lo que no hace falta que la Mesa lo habilite.

Si el debate de investidura no se produjera en estas fechas y se celebrase en enero, la Presidencia deberá convocar un Pleno extraordinario, ya que este mes está fuera del denominado periodo de sesiones (el Congreso tiene dos periodos de sesiones ordinarios, de febrero a junio y de septiembre a diciembre, siendo inhábiles enero, julio y agosto).

En este caso, el Reglamento especifica que se podría convocar una sesión extraordinaria a petición del Gobierno, y la potestad de aceptar o rechazar la petición compete exclusivamente a la presidenta.