Público
Público

El Constitucional resolverá el recurso del aborto en febrero y después los de la eutanasia y la ley de educación

La ponencia sobre el recurso por el escaño perdido de Alberto Rodríguez ha recaído en María Luisa Segoviano y el conservador César Tolosa se encargará del recurso del PP por la reforma que impide al CGPJ hacer nombramientos en funciones.

Fotografía de archivo (15/09/2011), del magistrado Cándido Conde-Pumpido que ha sido elegido presidente del Tribunal Constitucional, tras superar en la votación a la también progresista María Luisa Balaguer por un estrecho resultado de seis votos frente a
Fotografía de archivo (15/09/2011), del magistrado Cándido Conde-Pumpido, nuevo presidente del Tribunal Constitucional. Chema Moya / EFE

El presidente del Tribunal Constitucional (TC), Cándido Conde-Pumpido, ha anunciado este martes durante el primer pleno gubernativo del nuevo tribunal su plan de trabajo para los próximos meses. Para el primer pleno de febrero (7,8 y 9) se resolverá el recurso del PP por la ley del aborto aprobada en 2010, un asunto que lleva 12 años en un cajón y que coincide con la polémica por el protocolo antiaborto en Castilla y León y la tramitación de una nueva ley en el Senado. La ponencia corresponde al magistrado conservador Enrique Arnaldo.

Para el segundo pleno de febrero (los días 21, 22 y 23) el TC resolverá sobre el recurso del PP y Vox por la ley de eutanasia

Para el primer pleno de marzo (los días 7, 8 y 9) el pleno resolverá el recurso del PP contra la ley de educación en vigor, conocida como Ley Celaá por la ministra que la impulsó. La ponencia será a cargo de la nueva magistrada Laura Díez.

Las ponencias que ya estuvieran asignadas antes de la última renovación del Constitucional se mantienen y los nuevos magistrados heredan las de los magistrados salientes, según su edad. Así, la ponencia sobre el recurso por el escaño perdido de Alberto Rodríguez ha recaído en María Luisa Segoviano y el conservador César Tolosa se encargará del recurso del PP por la reforma que impide al CGPJ hacer nombramientos en funciones. 

Desde el TC han destacado que la intención de Conde-Pumpido es "acelerar la resolución de los asuntos, tanto los que tienen más antigüedad como aquellos que revisten una mayor repercusión social y política".

Más noticias