Público
Público

Contratación El Gobierno usa una ley europea para saltarse la limitación de contratos a dedo

Utiliza un Decreto-Ley aprobado de urgencia para evitar multas europeas y de paso elimina el veto de una medida destinada a evitar fraccionamientos.

04/02/2020.- La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros celebrada este martes en Moncloa
La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. EFE/Emilio Naranjo

Público

El Gobierno ha aprobado la transposición de seis directivas europeas mediante un Decrero-Ley y, aprovechando la oportunidad, ha eliminado los controles que se habían establecido hace menos de dos años para evitar los fraccionamientos en los contratos menores, según informa la organización Civio

La medida modifica el artículo 118 de la Ley de Contratos del Sector Público para rebajar sus exigencias. En esta norma se establece cuándo y cómo emplear los contratos menores, adjudicaciones que se pueden dar fácilmente a dedo. 

En esta ley, el artículo 118.3 declara que el expediente de un contrato menor tiene que justificar que no se estaba alterando, mediante su fraccionamiento, para adjudicarlo como menor y así esquivar el resto de normativas. Además, uno de sus puntos más polémicos establece que el contratista no debe suscribir más contratos menores que superen los umbrales para ser considerado menor: 40.000 euros en obras y 15.000 en suministros y servicios. 

El veto fue eliminado en lugar de haber sido aclarado

En este último punto, la redacción de la propia normativa suscitaba más dudas que respuestas y el requisito, en lugar de haber sido aclarado por el Gobierno, ha sido eliminado. Sin embargo, las administraciones públicas ya incumplían este veto de forma sistemática. Tal y como adelantó Civio, en los siete primeros meses de 2019 más de 6.500 adjudicaciones se saltaron la norma sumando varios contratos menores a una misma empresa y superando la cuantía máxima.

La transposición de las seis directivas aprobadas con este Decreto-Ley llega con un gran retraso. De hecho, España se encuentra en un enfrentamiento con el Tribunal Superior de Justicia de la UE por culpa de este retraso. Europa pidió entonces una multa de 186.000 euros por cada día de incumplimiento y ahora el Gobierno espera poder evitar esa multa millonaria con la aprobación de este Decreto-Ley.

Según la plataforma Civio, ese retraso justifica el uso de una medida que debería ser extraordinaria como el Decreto-Ley. No obstante, no justifica que "se aproveche el texto para relajar los controles a los contratos menores para evitar fraccionamientos". 

La supresión de la medida de control no fue anunciada por el Gobierno el pasado martes, por el contrario, en la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros, los portavoces se limitaron a resumir otras medidas más amables que se recogen en otras directivas.