Público
Público

Las Cuentas del Estado para 2021 El PSOE quiere evitar la confrontación con UP y prioriza aprobar los Presupuestos

El malestar es generalizado en las filas socialistas, incluso entre dirigentes afines a Sánchez, por la enmienda presentada por la formación morada junto con Bildu y ERC. Los socialistas denuncian que han incumplido el acuerdo parlamentario de presentar enmiendas conjuntas. Unidas Podemos dice que avisaron y, al hacerlo, no "saltaron las alarmas en el PSOE". 

Los portavoces de PSOE y Unidas Podemos en el Congreso, Adriana Lastra y Pablo Echenique.
Los portavoces de PSOE y Unidas Podemos en el Congreso, Adriana Lastra y Pablo Echenique. EFE

manuel sánchez / alexis romero

El malestar en el PSOE es generalizado, incluso entre dirigentes afines a Pedro Sánchez, tras la presentación por la formación morada, junto a Bildu y ERC, de una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para prohibir los desahucios. Sin embargo, desde La Moncloa y desde Ferraz se quiere evitar la confrontación directa con su socio de Gobierno porque, según dicen, la prioridad es sacar adelante los Presupuestos.

Distintos dirigentes socialistas, más en privado que en público, han lamentado más que el mero contenido de la enmienda, que la formación de Pablo Iglesias sigue actuando como si estuviera en la oposición y aprovechando cualquier circunstancia para intentar dejar en evidencia a los socialistas, presentándose como el adalid de las políticas de izquierdas del Gobierno. Además, creen que se podría haber abordado el asunto de los desahucios de otra manera, pero que se ha buscado intencionadamente esta fórmula.

Y ya en público,  sí se ha reprochado a Unidas Podemos de haber incumplido el acuerdo parlamentario por el que se comprometían a presentar enmiendas conjuntas a los Presupuestos elaborados por un Gobierno en el que están ambos partidos.

Así lo denunció el diputado del PSC y miembro de la dirección del Grupo Socialista, José Zaragoza, que acusó a Unidas Podemos de "falta de madurez". Y añadió respecto a la enmienda: "Presentar propuestas que no solventan los problemas, no forma parte del acuerdo. Es un error político"; declaró a Europa Press.

En parecida línea se expresó la secretaria general del Partido Socialista de Euskadi (PSE), Idoia Mendia, quien acusó a Unidas Podemos "no saber ser ni Gobierno, ni Gobierno de coalición", dijo.

Pero estos fueron reproches casi aislados, y en el partido primó la contención y algunos dirigentes evitaron entrar en la polémica en público, lo que se pidió expresamente desde las filas socialistas.

Pasar "la cuarentena"

La consigna es que hay que pasar "la cuarentena", según bromeó un dirigente socialista. Es decir, los cuarenta días que faltan para la votación final fijada para el 29 de diciembre en el Congreso y sacar adelante los Presupuestos. Y, hasta ese momento, el Grupo Socialista no va ahorrar esfuerzos en buscar consensos, cueste lo que cueste.

En cuanto a la enmienda en cuestión, hay predisposición total a buscar un acuerdo, aunque algunas fuentes apuntan que no tiene que ser necesariamente en los Presupuestos Generales del Estado. Pero, según fuentes del Ministerio de Transportes, se buscarán fórmulas porque el objetivo de que no se desahucie a ninguna persona en situación de vulnerabilidad es compartido, aunque dicen que hay que precisar cómo hacerlo.

Pero, además, el PSOE sigue con el propósito de contar con el apoyo de Ciudadanos y también hay intención de incrementar los esfuerzos para atraer al partido de Inés Arrimadas. Los socialistas verían como un alivio que el partido naranja estuviera también en la aprobación de los Presupuestos para contrarrestar el protagonismo de Bildu y los mensajes de la derecha que, según admiten, les hace daño entre su electorado.

Unidas Podemos sí avisó

En Unidas Podemos niegan de forma tajante que hayan incumplido el acuerdo de investidura y aseguran que, como se ha hecho a lo largo de la legislatura, avisaron al Grupo Socialista de que iban a presentar la enmienda de la mano de ERC y EH Bildu, una información que, según fuentes del partido, en ese momento no hizo saltar las alarmas del PSOE (al menos en el seno de la coalición).

La prohibición de los desahucios es una reivindicación que los de Pablo Iglesias vienen poniendo sobre la mesa desde principios de noviembre. El vicepresidente segundo propuso esta medida en el seno del Ejecutivo de coalición, y el Ministerio de Transportes, dirigido por José Luis Ábalos, se abrió a estudiar la iniciativa.

Aunque desde Unidas Podemos apremian a que la prohibición de los desahucios se haga efectiva cuanto antes (dado que la situación se ha agravado a raíz de la emergencia sanitaria del coronavirus), en la formación consideran que el PSOE acabará sumándose a impulsar esta medida más temprano que tarde.

Más noticias de Política y Sociedad